Entradas populares

lunes, 7 de agosto de 2017

PASANDO LA HOJA / La negación como política


MANUEL ISIDRO MOLINA
En psicología, la negación es un proceso que consiste en enfrentarse a los conflictos negando su existencia o su relación o relevancia con el sujeto”. Según el “Gabinete psicológico en Madrid Capital”, funciona así: el individuo ignora o rechaza aquella realidad que le resulta indigerible”, por lo que cae en errores de diverso grado, cuyas consecuencias pueden ser individuales o colectivas. Eso ha ocurrido y ocurre con la dirigencia de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) y su entorno más radicalizado en los ámbitos político, económico y comunicacional, tanto en Venezuela como en el exterior.

Pudiera citar muchos ejemplos, pero me concentro en el espacio político venezolano, desde 2013 hasta hoy: Maduro no fue electo presidente, hubo fraude (Capriles, abril 2013); en consecuencia, no es presidente y carece de facultades presidenciales, por tanto no existe y no es interlocutor válido.

Esa negación enfermiza que echó raíces en la MUD y buena parte de sus seguidores, pesa sobre su política hasta hoy: Maduro, en tanto que no es presidente y carece de facultades para ejercer la jefatura del Estado, pues está caído, es tumbable ya, y además no es quién para convocar una Asamblea Nacional Constituyente. En verdad, esto no le ocurrió solo a la dirigencia de la MUD, aunque prefiero no entrar en más detalles.

Siguen en su negación, y Maduro cumplirá el 19 de este mes 4 años y 4 meses en Miraflores, y en los próximos –digamos- 16 meses se jugará la posibilidad de su reelección en el cargo, a pesar de su baja popularidad, los garrafales errores cometidos y la división de sus propias filas. Hoy, después de la elección e instalación de la Asamblea Nacional Constituyente, sentirá alivio, menos afectado, gracias a la política agresiva y violentista de quienes secuestraron a la MUD, imaginando una “salida” inmediata y casi inexorable desde 2014, precisamente por los efectos de la negación como política.

Otro ejemplo de esa política de la negación por parte de la dirigencia de la MUD y su entorno extremista nacional e internacional, es lo acontecido con la ex canciller Delsy Rodríguez, despreciativamente calificada por muchos voceros y “analistas” opositores. Se las ganó todas en el plano internacional, mientras fue canciller del (inexistente) presidente Nicolás Maduro; qué canciller iba a ser, ¿esa?, les daba risa; y como la negaban, pues no valoraban los trofeos que traía de los escenarios regionales y mundiales en que Estados Unidos y sus aliados coordinaban frustrados propósitos a favor de la MUD. Hoy es la flamante presidenta de la ANC, instalada el pasado viernes 4 de agosto de 2017.

Tercer y último ejemplo: negación de las fortalezas del gobierno de Maduro, otra constante. “Vamos a trancar Venezuela, que mañana cae, Putín negoció con Trump su asilo en Rusia”, o “Canadá le dio asilo con inmunidad… ya sale, aguanta que mañana cae, se va, de que se va se va”, y otros inventos propagandísticos locos como que “la Guardia Nacional se le va a alzar… la Fuerza Armada no lo quiere”, y miles de etcéteras, entre las cuales no faltó la relativa al peculiar presidente gringo: “Ajá… Ahora sí, Trump no se lo cala más… las medidas económicas… la invasión… ¡que vengan los marines!” Todo eso y más se oyó. Puras insensateces, producto de la negación como política, que hoy puede tener un nuevo capítulo:
-¡La Asamblea Nacional Constituyente no existe!



·      DELCY RODRÍGUEZ, presidenta de la ANC, simboliza tres elementos significativos: 1.- La fortaleza política del presidente Nicolás Maduro en el sector chavista oficialista; 2.- La vocación internacional del poder constituyente, por sus recientes experiencias como canciller de Venezuela; y 3.- La proyección de la significación de la mujer venezolana, mayoría de la población (en mi apreciación, las mujeres más emancipadas del mundo, afortunadamente).

·      ARISTÓBULO ISTÚRIZ, primer vicepresidente, expresa la destreza pragmática en la conducción de la ANC, para evitar que se embochinche o incurra en posibles tendencias extremistas o insensatas.

·      ISAÍAS RODRÍGUEZ, segundo vicepresidente, expone la sapiencia jurídica y diplomática, el nivel intelectual y la bonhomía que lo caracterizan y le son reconocidas.

·      EN CONJUNTO, LOS TRES ASEGURAN al gobierno y especialmente al presidente Nicolás Maduro una cómoda y segura conducción política de la ANC, ante el enorme riesgo que implicaría su fracaso por las pretensiones jacobinas de algunos trasnochados dieciochescos y el maltrato verbal y anímico de algunos deslenguados y deslenguadas.

·      LA ANC QUEDA BAJO EL ESCRUTINIO DEL PUEBLO INCONFORME maltratado, desorientado y exigente –todo el pueblo venezolano, haya votado o no- que espera de los 545 constituyentes máxima responsabilidad histórica y visión contemporánea para asumir y contribuir a solucionar los graves problemas nacionales.

·      EL ENTORNO INTERNACIONAL también está expectante, tanto los factores aliados de la oposiciónMUD; como los aliados del gobiernoPSUV; así como los factores no alineados en esos extremos y los organismos multilaterales de todo tipo.

·      SE DESIPAN LAS EXPECTATIVAS MINORITARIAS de una intervención militar colombo-estadounidense, que es rechazada y sería combatida por la mayoría del pueblo venezolano -por encima de banderías políticas sectarias-, en defensa de nuestra soberanía nacional, integridad territorial e independencia nacional. Los presidentes Donald Trump y Juan Manuel Santos deben tomar nota de esta firme advertencia del pueblo de Bolívar, y evitar cualquier aventura que los empantanaría de por vida, sin exageración alguna de mi parte.

·      TOMEN NOTA LAS EMBAJADAS de Estados Unidos y Colombia. Ambas sin embajadores en Caracas, pero muy activas con sus socios de la MUD, los más extremistas, insensatos e irresponsables.

·      PASTRANA, URIBE Y SANTOS tienen muy baja valoración en Venezuela. Que el pueblo colombiano diga cuánto los quiere allá.

·      ¿HASTA DÓNDE LLEGARÁN LAS AMENAZAS DE TRUMP? Nadie sabe, pero imagino que no irán más allá de algunos escarceos económicos y diplomáticos, ya que la insensatez de quienes dominan la MUD y su entorno más extremista y anti nacional, fue sofocada como una locura inaceptable con graves consecuencias sobre el ya maltratado e irritado pueblo venezolano.

·      TRUMP TIENE OTRO PROBLEMA: es un presidente minoritario en su propio país, pues ganó la presidencia por un sistema electoral de segundo grado y adjudicación mayoritaria de delegados al colegio electoral presidencial, con 2,8 millones de votos menos que su contrincante Hillary Clinton. Es decir, la mayoría de su país no lo quiere; y en su propio Partido Republicano, tampoco las tiene todas con él. Por si fuera poco, tiene complicaciones mayores que ha agudizado él mismo por su naturaleza impulsiva, con Rusia, China, Corea del Norte, Irán, Siria, Afganistán y hasta con aliados de la Unión Europea, como Alemania, Francia o Austria.

·      NO TIENE UN “CHEQUE EN BLANCO” EL GOBIERNO, como lo comenté la semana pasada. Sin embargo, parece que la disposición oficialista es intervenir el Ministerio Público, posiblemente bajo la misma modalidad utilizada por la ANC de 1999, para la reforma del Poder Judicial, encabezada por Manuel Quijada (qepd).

·      ASÍ COMO HAN HUNDIDO AL GOBIERNO y sus políticas fluctuantes y desajustadas, si se imponen las mafias de la corrupción oficialista dentro de la ANC, pues su fracaso será seguro. A los 545 constituyentes les digo, de una vez: ¡No hagan el ridículo en materia de corrupción! Casi imposible, que no lo hagan, lamentablemente. Como lo escribí hace más de diez años: el gobierno del PSUV es moralmente injustificable y moralmente insalvable. Así lo ha demostrado la realidad, sin solución de continuidad en las gestiones de los presidentes Hugo Chávez Frías y Nicolás Maduro Moros.

·      DESDE LA CALLE Y LA OPINIÓN PÚBLICA, la sociedad venezolana se encargará de interactuar con la ANC. Le seguiremos muy de cerca los pasos a todos y cada uno de los 545 constituyentes, sus actuaciones y el nivel de cumplimiento de sus promesas y compromisos. Debatiremos con ellos y ellas, e incidiremos en sus decisiones, para seguir defendiendo el pluralismo, la participación democrática de todos los sectores sociales, políticos y culturales, la justicia social, el equilibrio de poderes y la ética en la función pública, sin todo lo cual Venezuela no prosperará.
@manuelisidro21 - @manuelisidroXXI

* Ex presidente del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela 
* Licenciado en Comunicación Social - Universidad Central de Venezuela 
* Especialista en Ciencia Política - Universidad Simón Bolívar 
* Columnista del semanario LA RAZÓN  
* Asesor en análisis de entorno político y social 

No hay comentarios: