Entradas populares

sábado, 31 de mayo de 2014

La lucha contra la corrupción y la impunidad llegó al III Congreso del Psuv

CAMARADAS:
DIOSDADO CABELLO Y DEMÁS MIEMBROS 
DE LA DIRECCIÓN NACIONAL DEL PSUV
CARACAS-.

 Yo Rubén Morales, titular de la cedula de identidad: 4.737.333, actuando en mi carácter de militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) en el Estado Lara y actuando en representación de un conjunto de hombres y mujeres militantes y amigos de la revolución me dirijo a Ustedes muy respetuosamente dentro del marco de lo pautado por la Dirección Nacional y los organizadores responsables de la convocatoria del tercer congreso del PARTIDO SOCIALISTA UNIDO VENEZUELA, a efectuarse en el venidero mes de Julio en la ciudad de Caracas. 

A tal efecto, hemos iniciado la discusión y el debate claro, objetivo y sincero del contenido programático plasmado en estas líneas; y como resultado del mismo, luego de haberlo digerido, analizado, discutido e interpretado procedimos en correspondencia a hacer uso de la sana herramienta de la crítica y la autocritica. 

En consideración al contenido, podemos palpar que nos hemos quedado rezagados ante la historia venezolana por cuanto los fundamentos que dieron origen al nacimiento de la quinta república se han quedado meramente en el marco teórico principista. Así mismo, consideramos que son ustedes, quienes han venido liderando y protagonizando estas acciones a lo largo de estos quince años ejerciendo el monopolio del poder político tanto ejecutivo, legislativo como partidista; y que estaban comprometidos -por no decir obligados-, en promover los tan necesarios cambios estructurales que con vehemencia venían reclamando la sociedad venezolana. Esto, debió ser el fin verdadero de este proceso de cambios que ustedes identificaron como revolución.

Siendo público, notorio y comunicacional que quien les escribe en nombre de
una gran legión de hombres y mujeres que en el pasado y presente abrazamos con hidalguía y orgullo la tesis de la Social Democracia en donde nos enseñaron principios y valores donde resaltaba la ética. En el estado Lara donde militamos, hemos venido desarrollando acciones verdaderamente revolucionarias y socialistas que deberían ser características fundamentales de todo aquel que se considere revolucionario y Bolivariano, más no necesariamente Marxista como es el caso de los que participamos
en este debate. El trabajo emprendido, ha consistido primeramente en seguir el ejemplo de nuestro Libertador Simón Bolívar, cuando en el Congreso de Angostura llamó a combatir con todas las fuerzas, a la corrupción que penetraba en la administración pública y que fue una de las motivaciones principales que asumió el pueblo venezolano cuando decidió acompañar a el proceso de cambios que electoralmente ofertó el comandante Chávez y que fue bandera  esgrimida por los protagonistas del 4 de Febrero de 1992. Creemos que en la actualidad, producto de la más profunda crisis ética que el país atraviesa nos  obligan a solicitar la apertura de un debate acerca de las causas, consecuencias y responsabilidades de la misma como producto de estos quince años de ejercicio gubernamental, mal llamado 15 años de revolución; en los cuales, percibimos no se ha hecho ningún esfuerzo en todas las estructuras y niveles de gobierno ejecutivo y poder ciudadano para investigar y sancionar con todo el  peso de la ley este grave flagelo en referencia.

Consideramos que en la crisis MORAL, ECONÓMICA, FISCAL Y PETROLERA
que hoy atravesamos los venezolanos tiene en el flagelo de la corrupción, uno de sus mayores causales y protagonista. Nos preguntamos, ¿Por qué razón si nos consideramos Bolivarianos en el marco teórico porque no lo demostramos con acciones practicas y contundentes, a manera de recordatorio amigos camaradas?. Así lo sostenía a través de su actuación pública nuestro Libertador Simón Bolívar cuando expresó:

“Todo aquel que fuese convencido de haber defraudado los caudales de la
renta nacional… el robo y manejos ilícitos, será pasado por las armas y
embargado sus bienes para deducir los gastos y manejo que originen” 

Para complementar su lucha frontal contra la corrupción Bolívar, también
señalo al respecto lo siguiente:

“Todo ciudadano tiene derecho a velar sobre la Hacienda Pública Nacional; su conservación es de interés general. Los que defrauden son declarados
enemigos capitales, y en este caso la delación de degradar al que la hace, es una prueba de su ardiente celo por el bien público”

Camaradas, ¿será que producto de las actuaciones públicas asumidas por
parte de este funcionariado gubernamental de alto nivel y político se habrán
comportado como verdaderos patriotas?. La respuesta es un NO rotundo. Por tal
motivo, los invitamos a demostrar si somos verdaderos patriotas. Emulemos y 
hagamos sabias las palabras de nuestro Libertador.

La lucha contra la corrupción y la impunidad, es una labor obligante para todo aquel que se considere revolucionario. Y de hecho el PSUV, lo consagra en los estatutos, pero quienes dirigen esta organización, son los mismos altos funcionarios del gobierno que han hecho letra muerta de los postulados principistas. Por ello, no desmayaremos en insistir y por esta razón es que solicitamos el debate amplio, abierto y trasparente sin sesgo alguno. Por cuanto consideramos, que una verdadera revolución no es el fin, sino el medio a través de la cual se puedan realizar las transformaciones sociales, económicas y políticas por demás necesarias y permanentes. Sería un error pensar que con una mera y discursiva declaratoria de revolución se podrá dar fin a todos los males del sistema político venezolano; mucho menos si se insiste en reproducir, esos mismos vicios que abrieron paso a Hugo Chávez y a la V Republica.

Hemos tratado de hacer del conocimiento público a través de distintas vías,
sea Ministerio de Seguimiento y Control de la Presidencia de la República, Asamblea
Nacional, Fiscalía, Contraloría, Consejo Legislativo y demás organismos competentes, de todo un conjunto de acciones con los soportes de las pruebas para que se analicen, investiguen y se sancionen hechos dolosos allí denunciados. ¿Acaso el advenimiento de una revolución significa la supresión de vicios y mucho más aún la desaparición de las élites en el poder?. Mirando desde adentro de la revolución bolivariana, nos encontramos con la profundización de los vicios puestos en práctica -por los tan criticados- partidos tradicionales- y por la reproducción de una élite abrazada a los ideales de un bolivarianismo y socialismo que no se parece en nada al pensamiento  de nuestro Simón Bolívar, Simón Rodríguez y mucho menos a la gesta mundialista y revolucionaria realizada por Francisco de Miranda.

Tal como lo expresa el Documento del III Congreso Fundacional del PSUV, en
su parte primera titulado Legado de Chávez: “Somos Bolivarianos, en lo
internacional……Somos Bolivarianos, en lo político… Somos Bolivarianos en lo
económico…..Somos Bolivarianos en lo jurídico… pero nada aparece que ser
Bolivarianos es ante todo el respeto a los derechos de los ciudadanos, el derecho a la propiedad privada, el respeto a la separación de poderes, a la libertad de pensamiento tal como lo refirió Bolívar en sus diferentes documentos. Por eso, debemos ser en primer lugar Bolivarianos en lo ETICO. La construcción de una república independiente y soberana, pasa por el fortalecimiento de una conciencia social y ética que tenga como referentes valores y principios fundamentados en la honestidad y la justicia ante las intenciones particulares de factores interesados en expoliar las finanzas del Estado para justificar sus acciones de persecución y de retaliación política y económica.

¿Porqué el documento elaborado en ocasión del III Congreso del Psuv, no tiene entre sus temas principales la corrupción y sus implicaciones en la economía del país?.

¿Por qué la oligarquía que nos gobierna a nivel ejecutivo, legislativo y político se niega en reconocer el daño al patrimonio público en que han incurrido muchos funcionarios públicos militantes o amigos del Psuv?

(Sigue...)

No hay comentarios: