Entradas populares

lunes, 30 de marzo de 2015

Guerra de divisas se intensifica en medio de sombríos pronósticos económicos


Esta semana, el banco central de EE.UU. ha tomado medidas para frenar el crecimiento del dólar, ya que una moneda fuerte puede afectar a las exportaciones y provocar otros riesgos. En total, unos 25 bancos centrales han debilitado su moneda a lo largo de este año mediante la reducción de sus tasas de interés. ¿Por qué sucede esto? ¿Significa que estamos en medio de una guerra global de divisas?
A esta y a otras preguntas sobre la guerra de divisas intenta contestar un artículo de 'The Straits Times' en el que las autoras Ann Williams y Chia Yan Min explican cinco cuestiones clave sobre las guerras de divisas.

¿Qué es la guerra de divisas y quién la empezó?

El valor de una moneda puede mejorar la economía de un país o, por el contrario destruirla. Si este valor es demasiado alto provoca que las exportaciones del país sean menos competitivas. Si es demasiado bajo, hace que las importaciones sean demasiado caras y puede desencadenar altas tasas de inflación.

Una guerra de divisas (o 'devaluación competitiva') es una situación en la que los países compiten entre sí para debilitar su propia moneda con el fin de impulsar las exportaciones y/o influir en la inflación.

Ha habido varias guerras de divisas a lo largo de la historia, pero el último episodio se inició en octubre del año pasado cuando Japón tomó una serie de medidas para bajar el yen, haciendo que sus exportaciones fueran competitivamente más baratas en el extranjero.

Desde entonces, al menos 25 bancos centrales han reducido las tasas de interés o han emprendido otros movimientos para reforzar el crecimiento y debilitar sus monedas.

Las importantes caídas del euro y el yen frente al dólar este año también están presionando a China para que devalúe el yuan, lo cual sería una señal de que Pekín se une a la guerra de divisas.

¿Por qué la guerra de divisas tiene lugar ahora?

Según explican las autoras del artículo, la actual guerra de divisas tiene dos causas principales:
La primera es que las economías no se han recuperado completamente de la última gran crisis financiera y el gasto de consumidores y empresas sigue "de capa caída". La segunda es una inflación baja o en caída y el riesgo de deflación, debido en gran parte al desplome de los precios del petróleo desde el pasado mes de junio.
Algunos políticos sostienen que la intención de su flexibilización monetaria o cuantitativa es aumentar la demanda en el país, y que no está destinada a debilitar los tipos de cambio.
Sin embargo, cuando una economía es débil los políticos se enfrentan a una gran presión por parte de los exportadores, que insisten en que devalúen la moneda.

¿Cómo debilitan sus monedas los países?

La manera más rápida de debilitar una moneda es mediante la manipulación de los tipos de interés, es decir, mediante la flexibilización monetaria. Mayores tasas de interés ofrecen a los prestamistas un mayor retorno en comparación con otros países.
Por lo tanto, unas tasas de interés más altas atraen capitales extranjeros y hacen que el tipo de cambio suba, y al revés: las tasas de interés más bajas tienden a hacer disminuir los tipos de cambio.
Sin embargo, cuando las tasas de interés son ya cercanas a cero o incluso negativas, se da una expansión o flexibilización cuantitativa. Es eso lo que está haciendo Japón y los bancos centrales europeos comprando enormes cantidades de bonos para aumentar la base de la oferta monetaria, debilitando de esta manera su moneda y aumentando la inflación.
Una tercera forma es la intervención por parte del banco central en los mercados para vender su propia moneda y comprar las de otros países, haciendo que el valor de su propia moneda caiga. Esto puede funcionar a corto plazo, pero a largo plazo es una apuesta costosa.
Finalmente, un cuarto método es cuando las autoridades simplemente hablan sobre el valor de su monedainsinuando futuras acciones para desalentar a los especuladores de apostar por el aumento, aunque a veces esta medida no tiene mucho efecto.

¿Son buenas o malas las guerras de divisas?

Una moneda débil puede dar un impulso a corto plazo a los países que participan en la devaluación, ya que sus exportaciones se vuelven relativamente más baratas en los mercados globales.
Sin embargo, las importaciones se encarecen, lo que puede dañar el poder adquisitivo de los ciudadanos.
Además, esta política puede provocar acciones de represalia por parte de otros países, lo cual a su vez puede causar una disminución general en el comercio internacional, en una especie de 'carrera hacia el abismo' que acabará perjudicando a todos los países.

¿Qué pasará cuando la FED suba los tipos de interés?

Frente a la flexibilización monetaria mundial, EE.UU. se dirige en otra dirección, y el Sistema de Reserva Federal (la FED) ha anunciado un aumento de tasas de interés para finales de este año.
Algunos economistas dicen que, cuando esto suceda, es poco probable que continúen las guerras de divisas y los recortes de tasas de interés.
Otros analistas, sin embargo, creen que en una economía global donde el crecimiento es escaso y no hay instrumentos políticos suficientes para aumentarlo, la guerra de divisas podría haber llegado para quedarse.
http://actualidad.rt.com/economia/169731-guerra-divisas-moneda-cambio-manipulacion

Pronósticos preocupantes de expertos internacionales

En los últimos años las burbujas financieras globales se han inflado cada vez más y podrían estallar en cualquier momento, lo que puede tener un impacto negativo ya en el 2015.
Los mercados financieros están mejor preparados para un posible colapso económico que hace siete años atrás. Sin embargo, estamos ante una desaceleración económica mundial y 11 destacados expertos han hecho sonar la alarma de un desastre económico en este 2015, informa el blog de Michael Snyder 'The Economic Collapse'.
1. Bill Fleckenstein. "Están tratando de hacer que el mercado de valores suba y arrastre consigo la economía. No va a funcionar. Ocurrirá un gran accidente. Todo es una farsa, el dólar caerá, el mercado de valores caerá y espero que los mercados de bonos también", predijo el presidente y fundador de Fleckenstein Capital, empresa de gestión de dinero con sede en Seattle.
2. John Ficenec. "Si observamos detenidamente la evolución histórica del índice CAPE para S&P 500 de la Bolsa de Nueva York, vemos que el nivel se encuentra actualmente en 27,2, un 64% más alto que su media histórica de 16,6. Podríamos concluir que el mercado de valores de EE.UU. está sobrevalorado", dijo el periodista del diario británico 'The Telegraph'.
3. Ambrose Evans-Pritchard. "Para febrero la eurozona estará en deflación (…) Las tasas reales de interés crecerán. La carga de la deuda seguirá aumentando a un ritmo más rápido que el PIB nominal en los países europeos del Mediterráneo. La región se hundirá aún más en la trampa de los intereses compuestos", prevé uno de los periodistas económicos más respetados en el mundo.
4. Paul Craig Roberts. "En cualquier momento el castillo occidental de cartas colapsará. Esto (el sistema financiero) es un castillo de naipes. No hay fundamentos económicos que respalden los precios de las acciones del Dow Jones. No hay fundamentos económicos que apoyen al dólar fuerte", dijo el exsubsecretario del Tesoro de EE.UU.
5. David Tice. "Tengo el mismo tipo de sensación que en 1998 y 1999; y también en 2005 y 2006. Esto va a terminar mal. Tengo toda la confianza del mundo", advirtió el presidente de Tice Capital y conocido inversor de Wall Street.
6. Liz Capo McCormick y Susanne Walker: "Prepárense para un año desastroso para los bonos del Tesoro de EE.UU. Esos son los pronósticos que están enviando en sus mensajes en Wall Street", afirmaron expertos de Bloomberg.
7. Phoenix Capital Research. "La mayor parte de la 'recuperación' de los últimos cinco años ha sido impulsada por los dólares baratos prestados. Ahora se verán cada vez más 'activos de riesgo' explotando. Elpetróleo es solo el principio, no es una historia independiente", indicó la organización estadounidense.
8. Jerome Levy Forecasting Center. "Es evidente que la dirección que toman la mayor parte de las noticias recientes relacionadas con la economía mundial nos llevan a una recesión en 2015", señaló la compañía de análisis económico que predijo el estallido de la burbuja de las hipotecas del 2007.
9. John Ing. "La crisis del 2008 fue solo un ensayo general en comparación con lo que el mundo se va a enfrentar en esta ocasión", dijo el presidente de Maison Placements Canada Inc.
10. Gerald Celente. "¿Qué significa la palabra confianza? Olvídenlo. En este caso la confianza = estafadoresy juegos de estafadores. Eso es todo lo que es. Así que la gente perderá la confianza en los estafadores porque ya han mostrado sus cartas. Es un esquema Ponzi. La estafa está por terminar y quienes están detrás de esto no tienen más cartas para jugar", predijo el reconocido investigador de tendencias.
11. Rob Kirby. "El colapso del precio del petróleo va a generar una nueva crisis financiera. Está vinculado a la deuda basura que se han emitido para financiar los juegos del petróleo de esquisto en América del Norte. Las élites financieras están diseñando la excusa para su próxima ronda de impresión de billetes y tratar de rescatar a los bancos", sostuvo el experto financiero de Kirby Analytics.
http://actualidad.rt.com/economia/162580-prediciones-desastre-economico-mundial-2015

No hay comentarios: