Entradas populares

viernes, 25 de julio de 2014

SIDOR está en un foso "chavista" de corrupción, atropellos y fracaso

ESPECIAl.- Desde el lunes pasado, Ciudad Guayana amaneció con protestas de los empleados y obreros de SIDOR, quienes exigen, al Ejecutivo Nacional, la renovación del contrato colectivo, firmado en 2008, por el presidente fallecido Hugo Chávez.

La negociación contractual que, comenzó en 2012, es la primera que los trabajadores de Sidor enfrentan con el “gobierno socialista”. El último contrato, firmado en 2008, se discutió en más de un 90 por ciento con la transnacional argentina “Ternium”, hasta su firma con el presidente Hugo Chávez, días después de la renacionalización de la industria.

Sidor, hasta el año 2007, producía 4 millones 300 mil toneladas de acero y 370 mil de cabillas.  Producía entre 60 y 70 mil toneladas anuales de tubos petroleros en Tavsa.  Ese año (2007) arrojó ganancias por 704 millones de dólares, de los cuales 20% fueron al estado y 20% a sus 15 mil ex trabajadores y trabajadores activos accionistas Clase B.  Le pagó a la alcaldía 10 mil millones de bolívares en impuestos.  

La Sidor de hoy, falsamente “socialista”, fue destrozada por el “estatismo salvaje”. De ahí en adelante comenzó a caer: en 2009 produjo 3,1 millones, en 2010 sólo 2,4 millones. En 2012 produjo apenas 1 millón 700 mil toneladas de acero y en 2013, 1.5 millones.  O sea: pasó de 4,3 a 1,5 millones en siete años. Este 2014 podría terminar si acaso en un millón.  En el primer cuatrimestre de 2014 (enero-abril)  apenas produjo 379 mil toneladas de acero, en el largo lapso de 4 meses. ¡Eso era lo que producía en un mes!, en sus buenos tiempos. 
  
En el año 2012, perdió 961 millones de dólares y en 2013 fue peor.

La primera medida del gobierno, al estatizar Sidor en 2008, fue paralizar la producción de Tavsa para firmar un convenio de importación de tubos, desde China para Pdvsa. En 2012, Venezuela importó de China, 520 mil toneladas de productos terminados y semiterminados de acero… ¡los que antes producía Sidor¡.

El contrato colectivo de Sidor tiene cuatro años vencido, por primera vez, en sus 52 años de historia. La negociación de este convenio colectivo es el primero que se discute con el gobierno “chavista”. Más o menos el mismo tiempo que estuvieron en el Sector Aluminio o en Ferrominera.  Casi ¡10 años! en toda la administración pública. Más de 15 años en Ipostel e Incanal. Y un largo etcétera.  Violando la Constitución y la Ley del Trabajo.  Pero, claro… la vida toma rumbos diferentes a lo que planifican los gobiernos, con afán totalitario.  Y en aquella “cadena presidencial” turbulenta que terminó en abrupto apagón en agosto de 2012, en Caruachi, la presión de la campaña electoral obligó a Chávez a decir que “no tengo problemas”  en que Sidor discutiera su contrato.  Pasada la presión, van dos años de “darle largas”  sin definir nada.  Hace tres meses, también bajo presión, Maduro “ordenó”: “definan ese contrato en dos semanas”.  Y de nuevo, evasivas y más evasivas.




Breve cronología hacia un contrato “socialista”

- Agosto 2012. Presidente Hugo Chávez ordena discutir contrato colectivo de los 14 mil sidoristas.
- Septiembre 2012. Comienza negociación del contrato colectivo.
- Octubre 2013. Sutiss inicia conflicto por más de 53 días para presionar discusión, reconocimiento de pasivos y corrección de la hoja salarial.


- Mayo 2013. Trasladan discusión de contrato colectivo a Miraflores, sin resultados, durante cuatro semanas.


El Plan Guayana Socialista 2009-2019, establecía el papel que debían cumplir los Sindicatos de Trabajadores: “Hay que eliminar los sindicatos, porque son instrumentos de lucha y no de participación que solo se justifican en el estado capitalista”. Para que no quedaran dudas, en mayo de 2010, el entonces vicepresidente Elías Jaua, en carta dirigida a ministros y otros altos funcionarios, les advierte que “siguiendo instrucciones del Comandante-Presidente se les prohíbe discutir y firmar contratos colectivos”.
El Gobierno patrono justificó la estatización de Sidor porque la trasnacional argentina Ternium le negaba el contrato colectivo a los sidoristas. Y ahora ¿con qué cara le niegan el contrato colectivo a Sidor, que tiene cinco años vencidos y más de dos años en discusión?”.

Se sabe que el entonces ministro Cabello (reciente vocero del gobierno nacional, en el conflicto de Sidor) fue designado, por Chávez, como integrante de la Junta Directiva de Sidor, en septiembre de 2009, junto a otros cinco ministros y esa directiva no fue cambiada sino hasta inicios de 2011.  ¿Puede mostrar el diputado Cabello alguna acta de su asistencia a alguna reunión de Junta de Accionistas o de Junta Directiva en esos casi tres años?.   Sería interesante saber que cosas dijo, propuso, hizo o reclamó en Junta Directiva acerca de cualquier tema sidorista.   ¿Exigió ponerle fin a las “comisiones de servicio”?. ¿Reclamó por las inversiones? ¿Exigió respuestas por el desastre productivo?.

Por donde se le mire, es el gobierno el causante de toda la conflictividad actual en Sidor, incluyendo la desagradable “tranca” que ha paralizado a Ciudad Guayana.  No tienen razón los voceros del “gobierno militar”  al tratar de justificar la negativa a acordar un contrato justo, bajo el argumento que “Sidor no tiene como pagar”, porque ha sido el gobierno arruinador, el de “los destructores de Guayana”,  el culpable de que Sidor esté en quiebra y “no tenga como pagar”.  Antes de que nadie pueda exigir a los trabajadores un sacrificio,  el gobierno debe asumir sus culpas, eliminar los subsidios de “la regaladera” a los Castro, Ortega, Evo, etc y cesar en los negocios corruptos con armas de guerra inútiles, con el “cadivismo rojo”  de empresas de maletín y con importaciones para hacer ricos a “boliburgueses” y testaferros. Se sabe que el gobierno de Venezuela paga a los 120 mil empleados públicos de Nicaragua un bono de “complemento de salario”  de 30 dólares/mes a cada uno?   Todo para que el gobierno de Ortega mantenga el acuerdo con el FMI, sin déficit fiscal, y reciba financiamiento de muy bajos intereses.

¿Qué piden los sidoristas?
1. Discusión de las últimas cláusulas del contrato colectivo (11 cláusulas restantes), entre ellas, la firma de un aumento de Bs. 211 sobre el salario diario, más de 80 de ellos a la firma. El Gobierno ofrece Bs. 38 a la firma de la convención colectiva.
2. Aprobación del plan de jubilación que permita a más de 600 trabajadores aceptar el retiro de sus áreas de trabajo.
3. Corrección de la hoja de cálculo salarial con la que se computa los beneficios del contrato colectivo.
4. Reconocimiento de un nuevo factor de cálculo a propósito de la reducción de la jornada laboral planteada en Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadores y Trabajadoras (Lottt).
5. Esclarecimiento de los convenios firmados con empresas de capital chino.
6. Inversiones para Sidor, ajuste de los precios del acero y una política gerencial acorde con los requerimientos de la siderúrgica.
7. Reconocimiento del retroactivo por lo dejado de percibir en cuatro años de mora en la discusión del contrato colectivo. 

Visita de Diosdado Cabello y Vladimir Padrino Lopez a Guayana
Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, ofreció el día 23 de julio de 2014, una rueda de prensa desde Guayana donde habló de “mafias sindicales” que producen desórdenes en las calles del estado Bolívar: “Quien tranque una calle, asuma su responsabilidad. Está, por encima el bienestar de la colectividad guayanesa, de lo que ellos llaman el desconocimiento de sus reinvindicaciones laborales”. Además, Cabello rechazó que los miembros de estos grupos pertenezcan al PSUV y declaró: “Aquí hay dirigentes sindicales serios. Nosotros apoyamos a los trabajadores”.

Gobierno evade su responsabilidad en conflicto de Sidor y culpa a las “mafias sindicales”
Nadie lo desautorizó. Ni Maduro, ni el dizque “alto mando revolucionario”.  No es ministro ni funcionario del gobierno sino un diputado que preside la AN, pero fue el vocero del gobierno, de “la revolución” y el partido, asignado para enfrentar a los trabajadores de Sidor y su protesta, para amenazarlos “con procesos penales” y “con consecuencias”, para descalificar y tratar de criminalizar el legítimo reclamo por un contrato colectivo que ya casi llega a cinco años vencido, es decir, con el gobierno-patrono violando flagrantemente la Constitución y la Ley del Trabajo.  ¡Ese es el verdadero rostro del “gobierno revolucionario”!.  Así es “la revolución”. 
La comisión gubernamental -encabezada por Diosdado Cabello, quien el que menos conoce de la materia laboral- no dio luces sobre el futuro de la convención colectiva de los sidoristas y se enfocó más bien en descalificar la protesta de calle de los trabajadores 
La comisión gubernamental, encabezada por Diosdado Cabello, quien el que menos conoce de la materia laboral- no dio luces sobre el futuro de la convención colectiva de los sidoristas y se enfocó más bien en descalificar la protesta de calle de los trabajadores
El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, cargó en contra de la dirigencia del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss) en lo que, se suponía, sería una reunión para anunciar acuerdos sobre el conflicto en la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor).
En las instalaciones de la Central Hidroeléctrica Antonio José de Sucre, en el club de Macagua, Cabello eludió la responsabilidad del Gobierno en la crisis operativa de la siderúrgica y responsabilizó a “mafias sindicales” de la baja productividad, el incremento de la nómina y de la existencia de más de 2 mil trabajadores en comisiones de servicio.
El planteamiento lo hizo en nombre del presidente Nicolás Maduro y acompañado del jefe del Comando Estratégico Operacional de la FANB, general en jefe Vladimir Padrino López; del gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez; del presidente de la CVG, Justo Noguera Pietri; del ministro de Industrias, José David Cabello; del presidente de Sidor, Tomás Schwab; del ministro del Trabajo, Jesús Martínez; del presidente de Alcasa, Ángel Marcano; del alcalde de Caroní, José Ramón López; y del presidente de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas, Wills Rangel.

El también directivo del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) no sólo condenó las “acciones violentas en contra del pueblo de Guayana” –en referencia a la protesta que mantuvo cerrada la ciudad durante 40 horas esta semana–, sino que descalificó las exigencias de los trabajadores y amenazó con aplicar “todo el peso de la ley” de haber nuevos cierres de calle en el ejercicio de acciones de calle.

Mafias Sindicales
Para Cabello, quien en 2010 fue miembro de una junta directiva de Sidor que jamás se reunió, toda la crítica condición operativa es responsabilidad de “mafias sindicales”.

No presentó propuesta a la recuperación productiva de la acería. Tampoco mencionó el impacto de la congelación de los precios del acero, ni ahondó en los procesos de investigación que, en 2011, llevaron a la Dirección de Inteligencia Militar (DIM), a intervenir la gerencia de comercialización de Sidor, por presunto tráfico de cabillas, en donde aparecieron altos dirigentes psuvistas regionales investigados, y en donde todo apuntaba a círculos familiares cercanos al actual Gobernador de Estado.

Cabello excusó al Gobierno en la ausencia de planes productivos pues, señaló, que “nada podrá tener éxito si los trabajadores y las trabajadoras no están verdaderamente comprometidos y se aíslan a estas mafias sindicales que le hacen daño a la empresa, no solo a Sidor sino a todas las empresas de Guayana".

De hecho, avizoró que este año -“si las mafias sindicales lo permiten”, subraya- Sidor producirá 1 millón de toneladas de acero líquido. Esta meta de Cabello representa 23 por ciento de la capacidad comprobada de Sidor para 2007 y 500 mil toneladas menos de lo que produjo al cierre de 2013.

Eso dijo Cabello, pero resulta que los tres grupos político sindicales que dominan el 90% de Sutiss (que no de la gran mayoría de los trabajadores de base) son del Psuv y aliados. Entre ellos la celebre corriente autodenominada “Marea Socialista”. Sus camaradas.  Algunos eran “súper rangelistas”,  aunque ayer Rangel los dejó “en la estacada”.  Otros eran “maduristas” e igual los dejaron solos. De manera que, a quienes Cabello calificó de mafiosos, son psuvistas.

Relación clientelar
Para la mejora productiva –afirmó- es necesario que los 2 mil trabajadores que están en comisión de servicio regresen a trabajar, mas no respondió qué sanciones administrativas reposan sobre los funcionarios de la acería que concedieron dichos permisos.
Esta autorización está contemplada en la cláusula 47 del contrato colectivo de Sutiss, que confiere la posibilidad de otorgar permisos a tiempo completo remunerados a salario básico a los miembros del comité ejecutivo. El beneficio, manejado en los últimos años con política clientelar, con anuencia de la gerencia, ha derivado en la existencia de más de 2 mil trabajadores de licencia.

Cabello dijo que “es una aberración” esas concesiones que, según las cifras de la gerencia, representan Bs. 1.400 millones anuales para Sidor.

Usualmente, los sindicatos tienen un grupo de personas que se dedican enteramente a atender los miles de conflictos laborales que hay, además de las comisiones encargadas de temas como el funcionamiento de las pólizas HCM, etcétera. Pero estas comisiones de servicio, en un número mayor a dos mil, han sido utilizados por el PSUV para sus campañas políticas y actividades partidistas.

Los permisos sindicales de comisión de servicios no sólo son aprobados por el sindicato, sino por la presidencia y alta gerencia de Sidor, que son todos rojos rojitos. Pero ése es el disfraz legal, porque todo el mundo sabe que son activistas de los distintos grupos del PSUV que se dedican a puras actividades políticas. Lo increíble es que ahora Cabello los denuncia como si fueran ajenos a él y a su partido.


Ejemplo revolucionario
Con base en ese planteamiento rechazó que “esos que están protestando digan que son revolucionarios”, en alusión a los principales dirigentes sindicales de Sutiss, militantes del buró oficial y de la Central Bolivariana.

Pese a que el contrato colectivo de los 14 mil trabajadores tiene cuatro años vencido, por primera vez en la historia de Sidor, Cabello dijo que la protesta no tiene “ningún justificativo”.

Como ejemplo de lo que debe ser la postura de la discusión y conducción de la dirigencia sindical, el dirigente del PSUV colocó como ejemplo al presidente de la Central Bolivariana, Wills Rangel, quien –seguidamente- también condenó la protesta en Sidor. En una clara maniobra de colocar a pelear “pueblo contra pueblo” y tratar de resquebrajar la solidaridad entre trabajadores.

El también miembro de la directiva nacional del PSUV indicó que el partido no puede estar separado de esta lucha. "Es una instrucción a los compañeros del PSUV: Vámonos a la calle a denunciar a los mafiosos de las mafias sindicales, vamos a hablar con la gente para que lo entienda".

"Vamos a constituirnos en comisión de trabajo aquí en el estado Bolívar. Esto no es una reunión espasmódica, por eso estamos aquí: el gobernador Francisco Rangel Gómez, el presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Justo Noguera, (hasta hace poco Comandante General de la “gloriosa” Guardia Nacional y cabeza visible de la reciente represión estudiantil, lo cual le confiere un carácter especial a su reciente nombramiento al frente de la Corporación Venezolana de Guayana),y el vicepresidente para el Área Social, Héctor Rodríguez", señaló el presidente de la Central Bolivariana.

Sentir de los trabajadores sidoristas ante declaraciones de Diosdado Cabello.
Caras largas, indignación y mucha rabia produjeron los descalificativos del presidente de la Asamblea Nacional y del vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, en buena parte de los trabajadores de Sidor.
Tras la rueda de prensa en la que el Ejecutivo responsabilizó de la baja productividad de la factoría a “mafias sindicales”, fue imposible una reunión entre las partes.
El comité ejecutivo del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y  Similares (Sutiss) decidió, en lugar de acudir a la convocatoria del Gobierno, reunirse con los trabajadores en el portón III de Sidor.
Aunque con baja asistencia por la suspensión de la flota de transporte que moviliza al personal, la dirigencia encabezó una asamblea en la que respondió a Cabello.
“Yo me pregunto ¿quién está gerenciando Sidor? ¿Es Sutiss? ¿Son los trabajadores? ¡No hay insumos, no hay repuestos, no hay un coño! ¿A quién va lo mucho o poco que producimos ¿para dónde va? ¿Para dónde? ¿Qué pasa con fábrica de tubos? ¿Por qué Pdvsa no le compra los tubos a Sidor?”, inquirió el secretario de Organización de Sutiss, José Meléndez.
Con la presencia de casi sus 11 miembros, el sindicato negó las posibilidades de un acuerdo bajo amenazas y “mentiras” sobre sus exigencias en la mesa de negociación, que tras dos años ha producido decenas de días conflictivos.
“Nos está jodiendo un carajo que cree que tiene a Dios agarrado por la chiva; se equivoca”, agregó Meléndez, acompañado del resto de la dirigencia.
Los trabajadores calificaron como “enemigo” al presidente de la Central Bolivariana de Trabajadores Socialistas, Wills Rangel, y a todos los que asistieron a la rueda de prensa en nombre del Gobierno.
“¿Con qué figura vino a Guayana a decir lo que dijo? ¿Como presidente de la Asamblea, como miembro del PSUV o como miembro del Ministerio de Industria? Si vino como miembro del PSUV, la mayoría aquí somos del Psuv y lo vamos a discutirlo, si vino como presidente de la Asamblea invítenos para demostrarte a ti y a quién sea que tenemos razón en lo que estamos denunciando”, dijo.
El presidente de Sutiss, José Luis Hernández, cuestionó que el Ejecutivo diga que el sindicato no ha presentado propuestas. Con carpeta en mano, recordó los planes y exigencias sobre la descongelación de los precios del acero, entre otros planteamientos.
“Sidor no es de los ministros, ni del presidente de AN. ¿Cómo pretenden echarle la culpa a los trabajadores del saqueo?".
Y sobre las responsabilidades, el secretario de trabajo y reclamo, Leonardo Azocar, recordó que la historia de Sutiss no la cambiará el patrón. “Aquí nunca nos han regalado un coño. La historia no se equivoca, todo lo hemos conseguido con la lucha y esto no será diferente”.
Por eso sostuvo que el Gobierno se equivocó al pensar que discutía contrato con cualquier sindicato, “como el del Metro de Caracas o el Pdvsa, pues se equivocaron, aquí hay una dirigencia que va a responder”.
Trabajadores y Sutiss prometen pronunciarse junto a sus familiares, el próximo lunes, en una asamblea general a la que convocan a todos los medios de comunicación.

 

 



Radiografía en Sidor

La alta conflictividad en la acería ha ido acompañada por el bajo inventario de repuestos e insumos que han impedido normalizar la producción de la acería.
Durante el primer semestre de 2014, las acerías de Palanquillas y de Planchones han estado inoperativas por fallas con la falta de cal, hasta de cauchos para movilizar los pot carrier con que se transporta la escoria en el proceso productivo.
En los seis años de nacionalización, la estatal ha tenido seis presidentes, sólo uno de ellos con experiencia en la industria siderúrgica. Los precios del acero están congelados desde 2009 por decisión del Gobierno, asfixiando financieramente a la empresa, aunado a la duplicación de la nómina tras la eliminación de la tercerización por instrucción del fallecido presidente Hugo Chávez.
Las denuncias de corrupción han sido múltiples, mas la única investigación emprendida por el Gobierno, en 2011, no concluyó. Los detenidos fueron detenidos y colocados en libertad sin el desarrollo del proceso judicial.


Que se espera en los próximos días?
Si es cierto lo que dice Cabello acerca de que no van a negociar y no habrá contrato colectivo, eso producirá alguna clase de conflicto. Las acciones de protestas, aunque han sido avaladas por el sindicato, siempre han sido decididas por la base de los trabajadores en asamblea. En Sidor, hay una larga tradición en la lucha sindical y la situación se va a complicar, porque el contrato tiene casi cinco años vencido, violando toda la normativa legal. Eso implica que los trabajadores tienen las mismas condiciones salariales, laborales y de beneficios que hace 5 años, en un país que ha tenido una inflación de 150% en ese periodo.
En Asamblea de Trabajadores de Sidor realiza en horas de la tarde del día de hoy 24 de julio, se ha concluido continuar con las acciones que se han venido realizando, hasta lograr la aprobación de las 11 cláusulas pendientes del Contrato Colectivo, todas ellas referidas a los aspectos económicos de dicha Contratación, lo cual pareciera mantener el carácter conflictivo de las protestas.
Desde ya se han presentado muestras de solidaridad sindical con los pronunciamientos hechos por el Secretario General del Sindicato Eléctrico, los cuales también mantienen conflicto por la aprobación de su propio Contrato Colectivo. Los gremios sindicales del Sector Aluminio han asomado su apoyo irrestricto a las luchas emprendidas por los Sidoristas, al igual que los estudiantes universitarios de la zona, lo cual hace presagiar una escalada del conflicto.
Los resultados de esta discusión tendrán, indudablemente, una repercusión nacional en el resto de la masa laboral del país, por la relativa importancia del sindicato SUTISS (Sindicato Unico de Trabajadores Siderúrgicos y Similares), lo cual el régimen tratará, por todos los medios, inclusive de carácter fuertemente represivo,  de frenar, para que el efecto “demostrativo” no se propague al resto de la población laboral.

Además, hay fuertes indicios de otros transfondos de este Proceso conflictivo, se habla en los corrillos de pasillo, que se estaría planteando un traspaso accionario  de parte importante de la composición accionaria de Sidor, a los “chinos”.

Acuerdos tras bastidores
La explicación para la intervención de una nueva comisión sólo tiene respuesta, para el vocal de Sutiss, Leonel Grisett, en las negociaciones entre el gobierno de Venezuela y la República de China.

“Lo que a la final está empastelando toda esta negociación, más allá de las propuestas que haya podido hacer Sutiss y lo que complica esta agenda, es la negociación que tiene en pie el Gobierno con los chinos, como salvación a la crisis económica”.

Mientras terminan de concluir las condiciones con los nuevos socios, plantea Grisett, están dilatando una repuesta. “Por eso están hablando de una reunión de alto nivel, no se refieren a la que estuvimos, ahora hablan de alto nivel ellos solos”.

 Para Meléndez ese es el planteamiento que está detrás de Sidor, la empresa renacionalizada por el presidente Hugo Chávez, en 2008, después de un duro conflicto en la discusión del contrato colectivo de aquellos cinco mil sidoristas con la transnacional ítalo-argentina Ternium.



“Nosotros estamos alertando de esta situación, que el presidente de China esté visitando al país. ¿Cuál es la situación de Sidor? Lo que quieren es privatizarla nuevamente, y no lo vamos a permitir”.

No hay comentarios: