Entradas populares

miércoles, 27 de abril de 2016

OPERACIÓN VENEZUELA FREEDOM 2 / "Agenda común" MUD-Comando Sur de EEUU

MANUEL ISIDRO MOLINA

El pasado domingo 24 de abril expuse en mi columna Pasando la Hoja en el semanario LA RAZÓN de Caracas, un plan intervencionista del Comando Sur de Estados Unidos en coordinación con la Mesa de Unidad Democrática (MUD) de Venezuela, para derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro Moros por vías distintas a las tradicionales de cruentos golpes de Estado, que propició Estados Unidos en América Latina y el Caribe, interviniendo directamente o coordinando con cipayos militares torturadores, asesinos y ladrones. 

El documento referido fue puesto en duda por algunos lectores, incluso sugiriendo que se trataba de una "jugada del G-2 cubano". Extraído de varias fuentes en Internet, el alarmante informe militar, sobre el cual quise llamar la atención por su insolencia intervencionista en contra de la soberanía e independencia nacional de Venezuela, está calzado con la firma, nada más y nada menos, del almirante Kurt W. Tidd, Jefe del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos, como se puede evidenciar en la red buscando "Operación Venezuela Freedom-2" en castellano, y también en inglés.

Bajo el título La MUD y los gringos, expuse lo siguiente:

“Con los factores políticos de la MUD hemos venido acordando una agenda común, que incluye un escenario abrupto que puede combinar acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada… Es indispensable destacar que la responsabilidad en la elaboración, planeación y ejecución parcial de la Operación Venezuela Freedom-2 en los actuales momentos descansa en nuestro Comando, pero el impulso de los conflictos y la generación de los diferentes escenarios es tarea de las fuerzas aliadas de la MUD involucradas en el Plan, por eso nosotros no asumiremos el costo de una intervención armada en Venezuela , sino que emplearemos los diversos recursos y medios para que la oposición pueda llevar adelante las políticas para salir de Maduro… Bajo un enfoque de ‘cerco y asfixia’, también hemos acordado con los socios más cercanos de la MUD, utilizar la Asamblea Nacional como tenaza para obstruir la gobernanza: convocar eventos y movilizaciones, interpelar a los gobernantes, negar créditos, derogar leyes”.
General Kurt W. Tidd
Jefe del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos

Esto expone documentalmente un gravísimo hecho de seguridad de Estado y potencial traición a la patria, que debe ser investigado por la Asamblea Nacional, a partir de un debate plenario que ordene un proceso de interpelación a los posibles implicados como subalternos del jefe militar estadounidense, quien los alude sin rubor como partícipes en esa conspiración contra la vida institucional de Venezuela.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro debe llevar el caso a todas las instancias internacionales, y el gobierno del presidente Barack Obama debe ofrecer excusas a la nación venezolana.

A los venezolanos y venezolanas nos corresponde resolver nuestros problemas en paz, con esmero y responsabilidad histórica, sin interferencias imperialistas tan odiosas como ésta, ni la desvergonzada entrega de “los socios más cercanos de la MUD”.

http://manuelisidroxxi.blogspot.com/2016/04/pasando-la-hoja-la-mud-y-los-gringos.html

Ahora, transcribo para el análisis libre y complejo de nuestros lectores, especialmente los incrédulos, el texto completo de la traducción del informe del jefe del Comando Sur de EEUU, Kurt W. Tidd, publicada en:
http://www.resumenlatinoamericano.org/2016/04/26/comando-sur-de-los-eeuu-operacion-venezuela-freedom-2/

-Fase precedente-
Tal como lo reseñó el general John F. Kelly ante Comité Senatorial de Servicios Armados del Congreso de los EEUU, el 12 de Marzo del año 2015: 
“…Venezuela se enfrenta ahora a la inestabilidad económica, social y política significativa debido a la rampante violencia, la delincuencia y la pobreza, la inflación galopante, la grave escasez de alimentos, medicinas y electricidad.
Violaciones de los derechos humanos por las fuerzas de seguridad y continuada mala gestión del gobierno del país están contribuyendo a un ambiente de incertidumbre, y grandes segmentos de la población dice que el país va por el camino equivocado. Además, la caída de los precios del petróleo y el deterioro económico generan condiciones que podrían llevar al gobierno venezolano a recortar los programas de bienestar social y su política exterior como el  programa de subsidio de petróleo (PetroCaribe). Más recortes a los programas de bienestar social y la continua escasez que parecen inevitables, podría prever un aumento de las tensiones y las  protestas violentas, fomentando  el presidente Maduro y su partido una ola represiva adicional, como medidas contra los manifestantes y la oposición…”.
Esta evaluación ha sido confirmada por los últimos acontecimientos, situación que en el transcurso de 2015-2016 ha empeorado ostensiblemente, debilitando aún más la administración de Maduro, siendo uno de sus resultados la pérdida de apoyo electoral reflejado el 6 de Diciembre pasado.
La derrota en las elecciones y la descomposición interna del régimen populista y anti-norteamericano recoge el impacto exitoso de nuestras políticas impulsadas con fuerzas aliadas en la región en la fase 1 de esta operación, entre las que destacan:
  1. Poner en evidencia el carácter autoritario y violador de los derechos humanos del gobierno de Maduro.
  2. Empleo del mecanismo de la Orden Ejecutiva (EXECUTIVE ORDER) como parte de una estrategia que puede justificar el desarrollo de nuestra política, teniendo como justificativo legal la Constitución y las leyes de Estados Unidos de América, incluida la Ley Internacional de Poderes Económicos de Emergencia (50 USC 1701 y siguientes) (IEEPA, por sus siglas en inglés), la Ley de Emergencia Nacional (50 USC 1601 y siguientes.) (NEA, por sus siglas en inglés), la Ley de Defensa de Derechos Humanos y de la Sociedad Civil de Venezuela de 2014 (Ley Pública 113-278) (la “la ley de Defensa de Derechos Humanos de Venezuela”) (la “Ley”), la sección 212 (f) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad de 1952 (8 USC 1182 (f)) (INA), y la sección 301 del título 3 del Código de Estados Unidos, emitiendo nuestro gobierno la “orden” donde se declara una emergencia nacional con respecto a la amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos, representada por la situación en Venezuela.
  3. Aislamiento internacional y descalificación como sistema democrático, ya que no respeta la autonomía y la separación de poderes.
  4. Generación de un clima propicio para la aplicación de la Carta Democrática de la OEA.
  5. Colocar en la agenda la premisa de la crisis humanitaria que permita una intervención con apoyo de organismos multilaterales, incluyendo la ONU.
Por otro lado, los factores democráticos han aprovechado estas circunstancias para crecer como fuerza a pesar de las rivalidades y desunión en sus filas, ya que se mueven en su seno diferentes intereses y puntos de vistas. Sin embargo, nuestra intervención oportuna ha permitido delinear un camino para una salida rápida del régimen. Si bien se está enarbolando el camino pacífico, legal y electoral, ha crecido la convicción de que es necesario presionar con movilizaciones de calle, buscando fijar y paralizar a importantes contingentes militares que tendrán que ser dedicados a mantener el orden interno y seguridad del gobierno, situación que se hará insostenible en la medida en que se desaten múltiples conflictos y presiones de todo tipo. Inscrita en esa perspectiva, planteo examinar un conjunto de recomendaciones para la segunda fase de la Operación Venezuela Freedom-2.
Desarrollo de la Fase-2
Considerando los diversos aspectos reseñados en el resumen anterior, esta Junta Evaluativa y nuestro componente de operaciones especiales común (Componentes Operacionales del U.S. Southern Command: Comando de Operaciones Especiales Sur, Joint Task Force-Bravo, Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur – Jiatfs) involucrados en esta operación, debe elevar un conjunto de recomendaciones que permita una planeación efectiva de nuestra intervención en Venezuela, concebida como una operación de amplio espectro, conjunta y combinada dentro del área de responsabilidad, priorizando los conceptos estratégicos: fuerza decisiva, proyección de poder, presencia en ultramar y agilidad estratégica (Joint Visión 2020, como un proceso de actualización permanente de la doctrina militar) (que) continuarán rigiendo nuestros esfuerzos donde se incorpore todos los instrumentos de autoridad nacional, entre ellos, recursos diplomáticos, de información, militares, económicos, financieros, de inteligencia y jurídicos.Con esa dirección estratégica, los aspectos que debemos evaluar a partir de los soportes informativos previos y sus proyecciones, son el resultado de la labor conjunta entre la Agencia de Inteligencia para la Defensa (DIA, que es nuestro organismos de adscripción) en estrecha colaboración con otros entes de la Comunidad de Inteligencia (IC, por sus siglas en inglés). Con estos fundamentos, traigo una agenda resumida (anexo tienen ustedes los soportes documentales) para el análisis de una serie de políticas que nos permitan abordar los diversos ámbitos (político y militar) siendo necesario su desagregación en acciones específicas:
  1. Con los factores políticos de la MUD hemos venido acordando una agenda común, que incluye un escenario abrupto que puede combinar acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada. Por supuesto, hay que seguir impulsando como cobertura el referéndum o la  enmienda que se apoya en el texto constitucional y que sirve para censar, movilizar y organizar una masa crítica para la confrontación. Por eso, también hay que enarbolar los artículos 333 y al 350 que legitiman la rebelión. Es indispensable destacar que la responsabilidad en la elaboración, planeación y ejecución parcial (sobre todo en esta fase-2) de la  Operacion Venezuela Freedom-2 en los actuales momentos descansa en nuestro comando, pero el impulso de los conflictos y la generación de los diferentes escenarios es tarea de las fuerzas aliadas de la MUD involucradas en el Plan, por eso nosotros no asumiremos el costo de una intervención armada en Venezuela, si no que emplearemos los diversos recursos y medios para que la oposición pueda llevar adelante las políticas para salir de Maduro.
  2. Bajo un enfoque de “cerco y asfixia”, también hemos acordado con los socios más cercanos de la MUD, utilizar la Asamblea Nacional como tenaza para obstruir la gobernanza: convocar eventos y movilizaciones, interpelar a los gobernantes, negar créditos, derogar leyes.
  3. También en el plano político interno hay que insistir en el gobierno de transición y las medidas a tomar después de la caída del régimen, incluyendo la conformación de un gabinete de emergencia, donde puedan incluirse sectores empresariales, jerarquía eclesial, sindicatos. ONGs, Universidades.
  4. Para arribar a esta fase terminal, se contempla impulsar un plan de acción de corto plazo (6 meses con un cierre de la 2 fase hacia julio-agosto de 2016), como señalamos, hemos propuestos en estos momentos aplicar las tenazas para asfixiar y paralizar, impidiendo que las fuerzas chavistas se pueden recomponer y reagruparse. Hay que valorar adecuadamente el poderío del gobierno y su base social, que cuenta con millones de adherentes los cuales pueden ser cohesionados y expandirse políticamente. De allí nuestro llamado a emplearnos a fondo ahora que se vienen dando las condiciones. Insistir en debilitar doctrinariamente a Maduro, colocando su filiación castrista y comunista (dependencia de los cubanos) como eje propagandístico, opuesta a la libertad y la democracia, contraria a la propiedad privada y al libre mercado. También doctrinariamente, hay que responsabilizar al Estado y su política contralora como causal del estancamiento económico, la inflación y la escasez.
  5. Mantener la campaña ofensiva en el terreno propagandístico, fomentando un clima de desconfianza, incitando temores, haciendo ingobernable la situación. En esto es importante destacar todo lo que tiene que ver con desgobierno: las fallas administrativas, la afectación con los altos índices de criminalidad y la inseguridad personal. En este terreno el gobierno está a la defensiva y muestra signo de agotamiento, con un discurso que cada día tiene menos credibilidad. Los análisis evidencian que se ha conformado una corriente de opinión incrédula y apática en torno a las promesas del llamado “Socialismo del siglo XXI”, existiendo en los jóvenes, fundamentalmente, una creciente identidad con nuestra forma de vida e ideales. De esta manera contamos con un piso sólido para nuestra seguridad e intereses económicos y nuestros valores políticos. EEUU quiere una Venezuela próspera para todos, asentada sobre una base de valores compartidos, con un gobierno eficiente, una democracia representativa y una economía abierta de mercado. Estos avances en los actuales momentos, son el resultado de nuestras campañas propagandísticas, pero no podemos obviar el peso de la crisis como dato empírico que la detona y refuerza.
  6. Por esto, particular importancia tiene la explotación de los temas como la escasez de agua, de alimentos y de electricidad, teniendo este último aspecto un carácter grave para el gobierno, ya que la sequía ha generado una amenaza de colapso de los embalses y debemos prepararnos para explotarlo al máximo desde el punto de vista político, reforzando la matriz mediática que ubica la crisis eléctrica como responsabilidad exclusiva de Maduro.
  7. Especial interés adquiere en las actuales circunstancias, posicionar la matriz de que Venezuela entra en una etapa de CRISIS HUMANITARIA por falta de alimentos, agua y medicamentos, hay que continuar con el manejo del escenario donde Venezuela está “cerca del colapso y de implosionar” demandando de la comunidad internacional una intervención humanitaria para mantener la paz y salvar vidas.
  8. Al mismo tiempo, en el plano internacional hay que insistir en la aplicación de la Carta Democrática, tal como lo hemos convenido con Luis Almagro Lemes, Secretario General de la OEA y los ex-presidentes, encabezado por el ex-secretario de la OEA, César Gaviria Trujillo, pudiendo contar con algunos nexos con la Alianza Parlamentaria Democrática de América a quienes hemos sumado a la compaña en desarrollo. Conjugar estas iniciativas con la citada figura de las “emergencias humanitarias” que permita construir alianzas con otros países que están en el área de influencia del Comando Sur. Más adelante nos referiremos a este aspecto.
Aquí se hace relevante la coordinación entre organismos de la Comunidad de Inteligencia (IC) y otras agencias como las organizaciones no gubernamentales (ONGs), corporaciones privadas de comunicación como la SIP y diversos medios privados (TV, Prensa, Redes, circuitos radiales). En esto juega un rol preponderante el enlace en Venezuela Tenney Smith de la Agencia de Inteligencia para la Defensa (DIA), quien con Rita Buck Rico de la sección de asuntos políticos, tienen una cubierta en la Embajada de Caracas y deben ser apoyados con un contingente de inteligencia mayor.
  1. No se puede dejar a un lado, el esfuerzo que hemos venido haciendo para vincular al gobierno de Maduro en la corrupción y el lavado de dinero. En esto debemos apoyarnos en el trabajo que vienen haciendo las Unidades de Inteligencia Financiera (Grupo Egmont), el Grupo de Acción Financiera (GAFI) y el Comité de Expertos sobre la Evaluación de medidas contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo (MONEYVAL). Estos son organismos intergubernamentales cuyo propósito es el desarrollo y la promoción de políticas nacionales e internacionales para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo. El GAFI, por ejemplo, actualmente cuenta con 36 miembros que comprende 34 países, quienes pueden aportar datos y proporcionan información para demostrar la vinculación de los personeros del gobierno de Maduro sumariados en la Orden Ejecutiva. En estas coordenadas, hay que desarrollar campañas mediáticas con los testigos protegidos que colaboran con la aplicación del decreto del 9 de marzo de 2015.
  2. En otro ámbito, tenemos que prestarle atención a la cuestión militar. Si bien hasta ahora ha resultado exitosa la campaña que hemos impulsado para disuadir y ganar adeptos en sectores institucionalistas (Generales apegados a la ley, quienes han garantizado el reconocimiento de la oposición y han trazado una línea de no emplear la represión contra manifestaciones) existe una alta probabilidad que los mandos identificados con el chavismo duro ofrezcan resistencia, sobre todo en unidades élites que históricamente se han alineado con el régimen. Por eso, hay que sostener el trabajo de debilitar ese liderazgo y anular su capacidad de mando.
  3. Lectura similar es necesario hacer en relación al empleo que va a hacer el gobierno de las llamadas milicias y colectivos armados. La presencia de este personal combatiente y fanatizado en las ciudades priorizadas en el plan, se convierten en obstáculos para las movilizaciones de calle de fuerzas aliadas y grupos opositores, siendo también un impedimento para el control efectivo de instalaciones estratégicas. De allí la demanda de su neutralización operativa en esta fase decisiva.
  4. Si bien en este terreno foco de la situación militar no podemos actuar ahora abiertamente, con las fuerzas especiales aquí presente hay que concretar lo ya anteriormente planificado para la fase 2° (tenaza) de la operación. Los entrenamientos y aprestos operacionales de los últimos meses, con la Fuerza de Tarea Conjunto Bravo en la base de Palmerola, en Comayagua, Honduras, la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur –Jiatfs, permite colocar tales componentes en condiciones de actuar rápidamente en un arco geo-estratégico apoyado en  las bases militares de “control y monitoreo” en las islas antillanas de Aruba (Reina Beatriz) y Curazao (Hato Rey); en Arauca, Larandia, Tres Esquinas, Puerto Leguízamo, Florencia y Leticia en Colombia; todo ello como Lugar de Operaciones de Avanzada (FOL con proyecciones sobre la región central de Venezuela donde se concentra el poderío político-militar. En este aspecto debemos mantener la vigilancia electrónica sobre esta zona de influencia, sobre todo en la fachada atlántica, manteniendo las incursiones de los RC-135 COMBAT equipados con sistemas electrónicos que han permitido recientemente recolectar inteligencia, interceptar y bloquear comunicaciones, tanto del gobierno como de contingentes militares. (Ver informe confidencial respectivo).También se debe poner OK el Primer Batallón 228 del Regimiento del Aire con sus 18 aviones y los helicópteros UH-60 Blackhawk y CH-47, aproximándolos al terreno, preferiblemente las instalaciones de Hato Rey en Curazao. Ya hemos establecido las directivas y órdenes vinculantes.
En estas 12 recomendaciones están involucrados aspectos políticos, económicos y militares que son parte de planes estratégicos de nuestro gobierno, las cuales vienen siendo impulsados por múltiples agencias y a los que se apega el U.S. Southern Command. En correspondencia con esa guía de planeamiento, he enfocado mis esfuerzos en cuatro áreas principales: garantizar que seguimos siendo el primer socio de seguridad de elección en este hemisferio; profundizar en la colaboración entre las agencias generando confianza, plataforma de innovación para el Departamento de Defensa y planificación de operaciones críticas y transregionales como esta Operacion Venezuela Freedom-2 donde se involucran comandos combativos y socios interagenciales. Vamos a seguir construyendo alianzas que protegen nuestros intereses, defender nuestro territorio, defender el bien común mundial, y avanzar la seguridad, el buen gobierno, frente a las amenazas como las que presenta el régimen opresivo de Venezuela. Por esto en la planificación hay cuestiones particulares que nos atañen, donde debemos elaborar planes específicos que operacionalicen las recomendaciones, tal como se reseñan en los apartados y documentos anexos, siendo la tarea del día de esta Junta Evaluativa, por lo que ordeno la mayor atención y esfuerzo en la reunión.
Almirante Kurt W. Tidd
Comandante
U.S. Southern Command (SOUTHCOM)
Febrero 25.201


lunes, 25 de abril de 2016

PASANDO LA HOJA / La MUD y los gringos


MANUEL ISIDRO MOLINA

“Con los factores políticos de la MUD hemos venido acordando una agenda común, que incluye un escenario abrupto que puede combinar acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada… Es indispensable destacar que la responsabilidad en la elaboración, planeación y ejecución parcial de la Operación Venezuela Freedom-2 en los actuales momentos descansa en nuestro Comando, pero el impulso de los conflictos y la generación de los diferentes escenarios es tarea de las fuerzas aliadas de la MUD involucradas en el Plan, por eso nosotros no asumiremos el costo de una intervención armada en Venezuela , sino que emplearemos los diversos recursos y medios para que la oposición pueda llevar adelante las políticas para salir de Maduro… Bajo un enfoque de ‘cerco y asfixia’, también hemos acordado con los socios más cercanos de la MUD, utilizar la Asamblea Nacional como tenaza para obstruir la gobernanza: convocar eventos y movilizaciones, interpelar a los gobernantes, negar créditos, derogar leyes”.
General Kurt W. Tidd
Jefe del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos

Esto expone documentalmente un gravísimo hecho de seguridad de Estado y potencial traición a la patria, que debe ser investigado por la Asamblea Nacional, a partir de un debate plenario que ordene un proceso de interpelación a los posibles implicados como subalternos del jefe militar estadounidense, quien los alude sin rubor como partícipes en esa conspiración contra la vida institucional de Venezuela.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro debe llevar el caso a todas las instancias internacionales, y el gobierno del presidente Barack Obama debe ofrecer excusas a la nación venezolana.

A los venezolanos y venezolanas nos corresponde resolver nuestros problemas en paz, con esmero y responsabilidad histórica, sin interferencias imperialistas tan odiosas como ésta, ni la desvergonzada entrega de “los socios más cercanos de la MUD”.



* PRODUCTORES   AGRICOLAS DE  TODO  EL  PAIS alertan sobre lo que consideran será“otro desastre que se producirá por la incapacidad e indolencia de ministros y directores” de diversos entes gubernamentales con competencia e incidencia en el sector agrícola, debido a que está“atrasada peligrosamente la llegada a Venezuela de las semillas necesarias para la próxima siembra”.

 SIN ÁNIMO DE ESCÁNDALO,  mis fuentes sostienen que esta escasez de semillas provocada por la burocracia oficial “tendrá serias repercusiones a nivel de las cosechas, generando mayor escasez y encarecimiento de los alimentos producidos tradicionalmente en Venezuela”.

MÁS DE 500.000 GALLINAS PONEDORAS DE HUEVOS FÉRTILES es el déficit estimado por productores avícolas que denuncian la falta absoluta de pollitos BB para el engorde, a nivel de los granjeros asociados: “Esa cantidad de aves faltante repercute en forma singular en la dieta de la población, porque representa 1.357.000 kilos de proteína avícola diaria que no se están produciendo y son 5.500.000 platos de comida diarios”.

* LOS GRANJEROS INTEGRADOS (grandes consorcios avícolas con gallinas ponedoras de huevos fértiles, incubadoras, plantas de alimentos balanceados para animales ABA, servicios técnicos, mataderos y comercialización) se llevan la parte del león, mientras que los productores asociados en condiciones muy precarias de rentabilidad aportan 42 % de la carne de ave, sin que el gobierno ni los “integrados” les reconozcan un justo margen de ganancias, mientras los distribuidores cargan con inmensas ganancias especulativas. Piden atacar esa y otras distorsiones.

* LA CALIDAD DEL ALIMENTO PARA AVES ha desmejorado por las irregulares importación y distribución de materia prima (maíz amarillo y soya), lo que está causando que los pollos de engorde que “deben alcanzar 2,100 kilos en 40 días, a duras penas los estamos llevando a 1,600 kilos por ave”.

* LOS GRANJEROS INTEGRADOS “han decidido no entregar más pollitos BB a los granjeros asociados con la excusa, valida, de que no tienen pollitos” ni “la garantía de materia prima continua para alimentar las aves. Se están concentrando solo en sus granjas dejando una gran cantidad de familias sin trabajo y una población con menos oferta de proteína avícola y en manos de la más cruel especulación en los precios de este rubro”.

* LA    “CRIMINAL  ESCASEZ   DE  ALIMENTOS”   es atribuida a los ex ministros y ministros “Jaua, Osorio, Loyo, Yoffreda y Marco Torres”  porque “no tienen ni han elaborado una política alimentaria y de producción agroindustrial, mientras que la élite cívico-militar chavista con sus entornos familiares y otros testaferros en MinAlimentación, Agricultura y Tierras, Cencoex, Cadivi. CASA, PDVAL, Mercal y Bicentenarios se han dedicado a importaciones con sobreprecios a través de empresas de maletín, cobro de comisiones, adquisición fraudulenta de alimentos vencidos o por vencerse”.

*  ESE ENRIQUECIMIENTO VIL les ha permitido a esas mafias robolucionarias la adquisición de quintas en costosas zonas de Caracas como Santa Mónica, Cumbres de Curumo (les gusta cerca de Fuerte Tiuna), Alta Florida, Los Naranjos, Alto Prado, entre otras; y en Barinas, Barquisimeto, Panamá, Buenos Aires, Aruba y Miami, que no podía faltar.

* POLLOS, CAFÉ, CARNE DESPOTADA, ganado en pie, leche en polvo, granos y atún han sido rubros preferidos para los mega guisos cometidos contra la “seguridad alimentaria” de la nación y el pueblo, y contra la moral pública.

* EL ROBO EN ALIMENTACIÓN “es terrible y grosero… A los militares y sus entornos, que robaron descaradamente, no los tocaron ni con el pétalo de una rosa. Cuando el Ministerio Público y algunos funcionarios honestos del gobierno intentaron investigarlos, los verdes amenazaron con represalias y todo quedó ahí”. ¡Hasta nuevo aviso! Esos mafiosos son intocables, se escudan en la cofradía militar y en sus fueros de generales, indebidamente asignados en la Constitución de 1999.

* BALSAMINO BELANDRIA, MARQUINA PARRA, WAKIL, LIBBI, ARIAS DELGADO Y TOMÁS GONZÁLEZ son algunos de los apellidos y nombres que deben ser investigados, hasta ahora sin procedimientos abiertos. Igual, con las empresas Frigorífico AgroFrío, Perdigao, Marilaneda (cooperativa española), Improceca, Alimentos Universal y Alimentos Venenceres.

* LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA DE ESPAÑA siguen muy activos en Venezuela, triangulando esfuerzos con sus pares de Estados Unidos y Colombia, según fuentes independientes venezolanas, que asocian los frutos de ese trabajo secreto al tránsito de militares corruptos y delatores entregados a EEUU vía Madrid.

* MADRID TENDRÍA PREDILECCIÓN por algunos generales “chavistas” que gustan amasar cuentas en euros. Hay uno que “les hablaba hasta por los codos”, desde sus tiempos en Casa Militar; y hoy comanda una importante región militar de Defensa Integral.

LA CONTRAINTELIGENCIA ESPAÑOLA  -según mis fuentes- “tiene un aparataje asesorado por la CIA en Venezuela… ¡Y cómo les gusta a los militares nuestros reunirse con ellos! La mujer de un ex gobernador de Aragua era muy ‘amiga’ de un oficial de ese grupo de inteligencia, y entre sábanas la grababan… Otro que está cantando como un pajarito a los gringos es un ex gobernador de Mérida…”

* ÚLTIMA HORA: “FANB en alerta roja. Alto Mando y Contrainteligencia Militar están desmantelando grupos golpistas… No es cuento. Ante un intento golpista, ‘la respuesta será muy violenta, no habrá contemplación, fuego a discreción’”.

@manuelisidro21 - @manuelisidroXXI

* Ex presidente del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela 
* Licenciado en Comunicación Social - Universidad Central de Venezuela 
* Especialista en Ciencia Política - Universidad Simón Bolívar 
* Columnista del semanario LA RAZÓN  

* Asesor en análisis de entorno político y social 

lunes, 18 de abril de 2016

PASANDO LA HOJA / Corruptos y especuladores


MANUEL ISIDRO MOLINA
La economía de Venezuela -el país más rico de América Latina y el Caribe, proporcionalmente hablando- ha sido convertida en un pasmoso “mercado negro”, a manos de corruptos del sector público y la empresa privada, coaligados en mafias de mujeres y hombres codiciosos, hedonistas y malvados, que no sienten ningún rubor al maltratar y poner a pasar hambre y otras penalidades a treinta millones de personas, incluidos sus propios familiares, vecinos y compañeros de trabajo o estudio. “Todos contra Venezuela”, parece ser su consigna.

Esta especie de aquelarre tiene padres pretendidamente “anónimos”, pero son conocidos; se escudan entre si y se muestran pugnaces en la opereta polarizante que han montado y mantienen a conciencia. Corruptos y especuladores son una y misma especie de individuos capaces de mutar en lo que sea y como sea, con tal de enriquecerse desmedida e inmoralmente. Son la parte “benigna” –creen ellos- del caos de inmoralidad colectiva que complementan, como tapa del frasco, los malandros atracadores y asesinos que humillan y ensangrentan miserablemente a la ciudadanía.

En esa trama desquiciante que debemos revertir, articulan miserables prácticas los militares corruptos: los “chivos” que han saqueado a la nación, hasta usufructuando los programas sociales y subsidios de todo tipo; y los guardias nacionales que son la sarna de carreteras, puertos, aeropuertos y puntos de control fronterizo, verdadera plaga que ha minado la economía y la moral pública, sin que los altos mandos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se den por enterados, unos por corruptos, otros por complacientes con sus “compañeros de armas” y, no menos, por cobardes.

Las cúpulas podridas del chavismo y del antichavismo (términos que van mucho más allá de lo puramente partidista –Psuv y MUD-, abarcando los campos público y privado, civil y militar), aunque se empeñen en negarlo, son corresponsables de tan asfixiante crisis. Sus insensateces, mañas y corruptelas han minado la vida en nuestra sociedad, realmente prisionera del “bipartidismo del siglo XXI”, categoría sociopolítica que insisto en plantear no con ánimo peyorativo, sino descriptivo. El descrédito de sus altos representantes y testaferros pudrimillonarios, crece al ritmo de la inconformidad generalizada que manifiesta hoy la mayoría de nuestro pueblo, que no deja de procurar tanto el sustento diario familiar como un camino distinto para vivir, trabajar, estudiar y disfrutar en paz.

Corruptos y especuladores deben ser identificados y condenados por el pueblo, cada día más, hasta colocarlos como objetivo claro en el proceso de reconstrucción moral de la República, que debemos emprender para superar las miserias del bipartidismo del siglo XXI.

Merecemos un país en paz, con una economía mixta integradora de los esfuerzos productivos de toda la nación, y un nuevo esquema político con visión de futuro, responsabilidad social, solidaridad y eficiencia al servicio de nuestro pueblo y del desarrollo equilibrado de Venezuela.

¡A los corruptos y especuladores, ni agua! Cambiemos estos tiempos decadentes por un futuro luminoso, al que tenemos derecho y debemos construir con esfuerzo y dedicación para bien de nuestros hijos y las futuras generaciones.



·    EL GABINETE ECONÓMICO sigue plagado de incoherencias, lo que se traduce en inmovilismo e ineficacia en las manifiestas intenciones gubernamentales de revertir la tendencia decreciente de la producción con alta inflación, especulación y escasez. Cada ministro parece tener una visión individual, no articulada como equipo ni enfocada conjuntamente a reactivar la economía y desarticular las mafias de corrupción y matraqueo, que tanto daño han hecho a la economía venezolana.

·        EL PRESIDENTE MADURO sigue en sus indefiniciones económicas: “No toma las decisiones a tiempo”, me aseguran.

·        LAS CIFRAS DEL PRIMER TRIMESTRE 2016, aunque maquilladas y retenidas por los miembros del directorio del Banco Central de Venezuela (BCV) serán impactantes. ¿Quiénes son sus integrantes? Nelson Merentes, Eudomar Tovar, Pablo Pinto Chávez, José Salamat Khan, Sohail Hernández Parra y Franklin Méndez, cuyos currículos no se corresponden con la opacidad de sus desempeños como funcionarios del BCV, uno de los factores clave del descalabro económico de la nación.

·        ESTE DOMINGO 17.04 puede traer algo de optimismo al gobierno venezolano por la reunión de países OPEP, Rusia y otros exportadores de petróleo en Doha, Qatar. De producirse un acuerdo para controlar producción y exportaciones –nada fácil de lograr-, los precios internacionales del crudo podrían oscilar entre 40 y 50 dólares por barril, según estimaciones especializadas independientes.

·        MADURO BUSCA ESE “AIRE” DESESPERADO aprovechando la ineficacia opositora con su mayoría en la Asamblea Nacional, prácticamente maniatada por el gobierno y su control sobre los poderes Judicial, Electoral y Ciudadano. Su valoración positiva ronda apenas 20 puntos, es decir, la tiene en contra entre 75-25 y 80-20, algo realmente preocupante para cualquier gobernante con un referendo revocatorio en su futuro próximo.

·        ¿HASTA CUÁNDO EL CNE TENSARÁ LA CUERDA? Nadie sabe, aunque el gobierno que lo controla obscenamente, debe comprender que negarle a los venezolanos y venezolanas expresarse en un referendo revocatorio y encima posponer –como sondean- las elecciones regionales de gobernadores y consejos legislativos, será mucho más que un atrevimiento. Y las rectoras, ¿seguirán actuando como simples monigotes? ¡Les debería dar vergüenza!

·        “OPOSICIÓN Y GOBIERNO NOS ESTÁN AHOGANDO… tanto al aparato productivo del país, como al resto de la población -me dice un dirigente del sector pecuario-. La ganadería está a punto de colapso por falta de mano de obra, la escasez de equipos y productos básicos para producir y la especulación, que nos tiene ahogados”.

·        SE AGREGAN LA PROLONGADA SEQUÍA por el efecto del fenómeno El Niño, que afecta la producción de pastos; más la escasez y precios especulativos de cauchos, baterías y repuestos para vehículos de carga y tractores, tema archi conocido pero no solucionado ni por el gobierno ni por importadores, fabricantes y distribuidores, quienes al final de la cadena se han dejado ganar o seducir por los “bachaqueros” del “mercado negro”, total y miserablemente especulativo.

·     ALIMENTO PARA GALLINAS PONEDORAS “no se consigue… Le estamos dando polvo de maíz sin nutrientes, y entonces casi no ponen huevos”.

·     LOS ALIMENTOS PARA PERROS Y GATOS han sido convertidos en artículos de lujo por fabricantes, mayoristas, distribuidores y comerciantes minoristas. Los precios son simplemente escandalosos. Por ese camino, Venezuela estará colmada de mascotas famélicas y familias atormentadas.

·     MEDICAMENTOS VETERINARIOS difícilmente se consiguen; y si se encuentran, los precios son vulgares: una vacuna séxtuple para cachorros caninos, la venden en Bs. 1.200; desparasitante, no baja de Bs. 2.000. Y las consultas veterinarias, ya son un lujo para familias ricas y de clase media alta y un imposible para el resto de la población.

·        NO SIN ALGO DE SARCASMO, un amigo comentó: “Hasta los veterinarios están ladrando”.

·     AGUA INSALUBRE VENDEN al público en camiones cisternas en la población de Butaque, estado Trujillo, a pesar de que las autoridades sanitarias la calificaron como “no apta para consumo humano”. 

@manuelisidro21- @manuelisidroXXI

* Ex presidente del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela 
* Licenciado en Comunicación Social - Universidad Central de Venezuela 
* Especialista en Ciencia Política - Universidad Simón Bolívar 
* Columnista del semanario LA RAZÓN  

martes, 12 de abril de 2016

JENNIFER McCOY: “Oposición y Gobierno ponen en riesgo al país”

Oscar González Grande
www.larazon.net
Venezuela le es familiar a Jennifer McCoy desde 1983. Presenció el viernes negro y fue mediadora por el Centro Carter en la Mesa de Negociación y Acuerdo que sostuvieron la oposición y el Gobierno entre 2002 y 2003 luego del Golpe de Estado. En la actualidad, es directora del Instituto de Estudios Globales de la Georgia State University y días atrás participó en un foro auspiciado por el Observatorio Global de Comunicación y Democracia junto a la UCV.
¿Qué diferencia percibe entre esa primera Venezuela que vio en 1983 y la actual?
He visto muchos altos y bajos en estas décadas. Los años 80 y 90 no fueron fáciles. Una cosa que me llama la atención es la capacidad de adaptación de los venezolanos y cómo logran ajustar su vida a los cambios de una manera impresionante. Cambios drásticos que se relacionan, directamente, con el precio del barril de petróleo.
Existe un patrón en esos cambios. Venezuela cuenta con las mayores reservas petroleras del mundo y pese a la caída del precio del crudo, la gente tiene la esperanza de que volverá a subir.
Parece que de nuevo esperan ese repunte pero temo que ahora, en el siglo XXI, el mundo está cambiando y no se puede depender tanto del petróleo. Hoy los niveles de producción de hidrocarburos son mayores, Estados Unidos (EEUU) está produciendo mucho y la OPEP no tiene el poder como otrora; y existen otras alternativas como las energías renovables.
Considero que esto es imprescindible al momento de pensar en nuevas estrategias para el desarrollo económico de Venezuela.
¿Cómo observa en el panorama político actual?
La política no deber ser vista sólo como una lucha por el poder. Es natural que se dé esa lucha pero existe un contexto de polarización, acentuado por visiones de país muy diferentes y una lógica por parte de los líderes políticos que se basa en ganar todo o nada, tener el poder total.
Esto lleva al país a una situación de falta de comunicación y capacidad de resolver, juntos, los problemas más urgentes de la población. Si esos líderes sólo apuestan todo por el poder político es difícil que, a la par, resuelvan los problemas económicos y sociales. Ese es el dilema que veo en este momento.
Me parece que la gente espera a que los políticos resuelvan la situación y no le importa quién lo resuelva sino que resuelva. Pero los políticos piensan que primero se debe dar un solución política y eso implica un tiempo en el que los malestares económicos y sociales pueden hacerse insostenibles.
MCCOY CONSIDERA QUE LA POLÍTICA NO DEBER SER VISTA SÓLO “COMO UNA LUCHA POR EL PODER”
¿No hay otra alternativa?
Que se dispongan acuerdos, en conjunto, sobre algunas políticas públicas para mejorar la situación o que el Gobierno tome ciertas decisiones. El Ejecutivo, por ejemplo, tiene la capacidad y el poder para hacer cambios en las políticas cambiarias y así eliminar las distorsiones que generan varios tipos de cambio.
Sin embargo, pese a que el Gobierno sí tiene la capacidad de hacer esos cambios no quiere ser el único que acarree con el costo político que eso implica. Y la oposición tampoco quiere compartir ese costo, pues ve la posibilidad de llegar al poder. El problema reside en que el pueblo está en el medio.
¿Qué opina de las elecciones parlamentarias de 2015?
Demostraron que hay un deseo de cambio en los venezolanos, bien sea un castigo al Gobierno por su desempeño o un resultado positivo de la oposición.
Pero considero que debe haber un aprendizaje importante para todos los actores políticos y es que si no trabajan para resolver las necesidades del pueblo, no van a recibir apoyo en futuras elecciones. Y se arriesgan a una reacción, previsible, de la gente en la calle y eso puede conducir a un estallido social.
Ese es un riesgo cuando no sólo hay tensión, sino que hay ansiedad e incertidumbre respecto a la realidad que se vive a diario. Más aún cuando la gente debe afrontar la escasez de alimentos y no sabe, a ciencia cierta, cuál es el rumbo político del país. Es una realidad muy difícil para que las personas puedan vivir así.

“Pensar en las necesidades de la gente”

¿La clase política aprendió algo tras la Mesa de Negociación y Acuerdos de 2002 y 2003?
En esa época los políticos jugaban por el poder total. La oposición quería salir del presidente Chávez y éste no quería. El bloque opositor trataba de usar la presión en la calle y, a la vez, acudir a la mesa; pero fracasó en varios intentos de remover a Chávez y se decantó por la vía constitucional, el Referéndum Revocatorio.
Tras la derrota en el revocatorio y boicotear las elecciones para la AN en 2005, vio cómo el Gobierno controlaría todas las instituciones. No obstante, luego de 10 años, con la victoria de 2015 demostró un aprendizaje: desarrolló la unidad, no se encerró en salir del Gobierno e incluyó mensajes más positivos.
Pero, parece que hoy la oposición tuviera la misma estrategia del pasado: presión a partir del pueblo y salir del Presidente mediante una renuncia, enmienda constitucional o revocatorio.
En contraparte, el Gobierno, gracias al presidente Chávez, aprendió a emplear la polarización como una estrategia electoral exitosa. Aunque en 2015 el presidente Maduro no tuvo éxito al replicar esa fórmula y no se observa, dentro del chavismo, un aprendizaje que genere un cambio de estrategia.
Sin embargo, el Gobierno necesita un cambio: no anclar los mensajes en echar la culpa al sector privado y pasar a tomar acciones para resolver la coyuntura económica y social.

No sólo aprender del pasado

La investigadora señala que, en lo político, la sociedad venezolana ha demostrado una capacidad de aprendizaje importante pero aún tiene una tarea pendiente:
-A partir del “Trienio Adeco” se aprendió sobre la necesidad de un Gobierno compartido, lejos de un mandato unilateral por un solo partido.
-El bipartidismo de AD y Copei llevó a que, en las elecciones presidenciales de 1998, los candidatos de los partidos tradicionales quedaran por fuera.
-Entre 2005 y 2015, un partido tuvo el control de todas las instituciones del país y hoy eso lleva a un nuevo aprendizaje: acostumbrarse a un Gobierno dividido (Ejecutivo-Legislativo).
-Existe una nueva realidad que demanda un ajuste en los actores políticos.
-El problema y el reto está en no sólo aprender de situaciones previas, hay que aprender del presente con miras al futuro.
¿Existe la posibilidad real de que la oposición y el Gobierno entablen un mecanismo de diálogo y negociación para la resolución pacífica del conflicto?
Siempre es posible. Lo primero es ver los intereses de ambos lados y dar algunas garantías. Por ejemplo, las personas que han apoyado los programas del Gobierno, las misiones sociales, si piensan que van a perder estas reivindicaciones se van a resistir y van a votar a favor del chavismo.
También hay personas que piensan en 2002, después del golpe de Estado, cuando gobernadores y diputados fueron perseguidos durante las horas posteriores al golpe. Tienen miedo de que eso se repita. Hay que pensar en las garantías que cada lado puede ofrecer al otro.
La otra cosa es que si la oposición y el Gobierno persisten en el pensamiento de un juego total por el poder, ganar o perder todo, sin pensar en las necesidades actuales de la gente, ponen en riesgo al país. Me parece imprescindible que piensen en esto: ¿cómo pueden tomar medidas para mejorar la situación diaria y evitar violencia en la calle?

Enfrentar la corrupción con justicia transicional

¿Ha investigado cómo incide la corrupción en la política venezolana?
La corrupción es un tema grandísimo para enfrentar. Enfrentarla toma mucho tiempo cuando ya existe una cultura de corrupción en la sociedad, a veces generaciones. Se puede aprobar una ley de acceso a la información para dar transparencia a través de la justicia o de la presión social.
También podrían pensar en una amnistía, por cierto tiempo, para la corrupción. En algunos países se ha visto una amnistía de impuestos para aquellos que no han pagado, el Gobierno da un año de amnistía y después hay que pagar, podría pensarse para la corrupción.
Es algo como la justicia transicional cuando se habla del fin de un conflicto y se demandan responsabilidades por violación a los Derechos Humanos (DDHH). Podrían pensar en algo así para la corrupción. Justicia transicional: una parte amnistía y otra parte en la que se hagan recaudaciones de los fondos robados.
¿Por qué altos exfuncionarios acusados de corrupción gozan de libertad en EE.UU.?
No manejo casos en específico, pero sí he leído que EEUU ha hablado con gente involucrada con la droga y el narcotráfico. Siempre la justicia estadounidense ofrece la posibilidad de que esas personas negocien una pena reducida a cambio de información.
Insisto, no sé de casos específicos pero, por lo general, si la justicia ve algo extraño puede dar pie a negociaciones para obtener información no sólo del caso en cuestión sino de casos más significativos.
El juicio que enfrentan en EEUU los sobrinos de la primera dama, Cilia Flores, acusados de participar en tráfico de drogas, ¿puede afectar, a nivel político, al Gobierno nacional?
Hoy, en el siglo XXI, vivimos un mundo en el que hay leyes internacionales a favor de la transparencia, no corrupción y los DDHH, son normas que procuran evitar la impunidad en todo.
Antes era diferente, se negociaban salidas de varios tipos de gobiernos que tenían elementos criminales, violaciones de DDHH o que salían de conflictos o guerras civiles, se podía hacer mucho con la amnistía general. Hoy no.
Si en Venezuela hay gente que tiene miedo de ser entregada a la justicia de los EEUU, va a tratar de evitarlo y si esto llega a tener implicaciones para un cambio de gobierno, sin duda, va a tener impacto político.
“SI LA OPOSICIÓN Y EL GOBIERNO PERSISTEN EN EL PENSAMIENTO DE UN JUEGO TOTAL POR EL PODER, GANAR O PERDER TODO, SIN PENSAR EN LAS NECESIDADES ACTUALES DE LA GENTE, PONEN EN RIESGO AL PAÍS”
Representantes del Gobierno, en cada proceso electoral, argumentan que el expresidente estadounidense Jimmy Carter catalogó nuestro sistema como el mejor del mundo. ¿Ha cambiado el sistema electoral venezolano desde esa fecha al día de hoy?
Eso es una historia vieja. ¡Je!. Fue una frase tomada fuera de contexto. Él estaba contestando una pregunta en un foro sobre cómo se veían las elecciones en México, Venezuela y EE.UU., y comparó los tres casos. Habló cosas buenas de los tres casos. Al referirse a Venezuela, explicó cómo se podían auditar las maquinas de votación con las papeletas.
Carter dijo que, bajo su punto de vista, era uno de los mejores sistemas de voto en el mundo. Pero también expresó, y lo ha indicado varias veces, que hay problemas grandes con el proceso electoral en Venezuela, puntualmente, con el financiamiento de las campañas y el ventajismo electoral. Entonces, hay que tomar todo esto para entender la respuesta de él.
Al mismo tiempo, yo diría que los resultados de diciembre de 2015 demuestran que las máquinas funcionan. La oposición ganó, las máquinas mostraron esa victoria y el Gobierno aceptó los resultados. Así que yo creo que las máquinas son muy buenas, funcionan.

Elecciones en América Latina y EEUU

Lo que puede venir

McCoy enfatiza que el acontecer político y electoral de la nación puede deparar escenarios distintos a una enmienda constitucional o un revocatorio:
Un Gobierno de unidad nacional.
Ambos bloques pueden negociar sin afectar el mandato presidencial.
Negociar la amplitud y despolitización de las instituciones y Poderes Públicos.
La oposición, en 2002, tuvo la posibilidad de negociar puntos como las instituciones y no quiso, su meta era salir del presidente Chávez.
Hoy no está clara la meta de la oposición: salir de Maduro, negociar cambios en las instituciones o negociar políticas en torno a las necesidades del país.
La enmienda constitucional, si se ve como una solución impuesta por un grupo y no por una consulta electoral puede producir reacciones en el chavismo.
Un Referéndum Revocatorio también polariza, es un elemento divisorio que implica decidir: sí o no.
Una postura de “no vamos a ceder hasta el final”, incrementa los riesgos de reacción de cualquier lado.
Usted conoce al expresidente Carter, ¿cómo se encuentra luego del diagnóstico médico que recibió?
Se sabe que tiene cáncer pero está recibiendo su tratamiento. El tratamiento está funcionando y lo más importante es que él está trabajando.
¿Cómo ve el panorama político estadounidense de cara a la elecciones presidenciales?
Con mucha incertidumbre, es sorprendente. La realidad es que los mensajes populistas están haciendo eco en la gente. Un eco que se fundamenta en el temor. La gente que apoya a Donald Trump, por ejemplo, tiene mucho temor económico e inseguridad sobre el contexto internacional y el terrorismo. Cuando las personas están ansiosas son más susceptibles a mensajes populistas.
¿Por qué este año los extremos toman fuerza en ambos bloques, bien sea con Trump por el lado republicano y Bernie Sanders por lo demócratas?
Hay una polarización creciente. Cuando la polarización tiende hacia dos extremos, impide la comunicación y gobernabilidad. Eso lo hemos visto, durante varios años, entre el Presidente y el Congreso.
No es posible una negociación y sacrificios mutuos para llegar a decisiones importantes. Esto ha sido un problema. Lo que conlleva a un aumento de la polarización y así lo demuestran las candidaturas que se inclinan hacia los extremos.
Hacia la izquierda, es una sorpresa cómo crece Sanders con el apoyo de los jóvenes y al lado derecho no sólo está Trump sino que Ted Cruz y Marco Rubio son los más conservadores.
Al final, ¿pueden imponerse esos sectores?
Es posible. Aunque, por el lado demócrata, Hillary Clinton tiene una maquinaria política mucho más potente pero Sanders se encuentra por encima de cualquier predicción inicial en torno a su candidatura.
Luego de los recientes procesos electorales de Argentina, Venezuela y Bolivia, ¿se puede hablar de tiempos de cambio en lo político?
La política siempre se comporta como las olas y estamos viendo otra ola. Hay que entender que los gobiernos de izquierda, en América Latina, llegaron al Poder en un momento muy bueno a principios del siglo XXI.
En esa época los precios de las materias primas estaban en alza: petróleo, cobre, gas natural, la minería y ciertos rubros de la agricultura. Ese movimiento de izquierda tuvo mucho éxito porque sus gobiernos gozaron de muchos ingresos.
Sin embargo, desde la crisis financiera de EE.UU. y con la caída en el poder de demanda de China, los últimos años han sido difíciles para esos gobiernos. Así que es natural que la gente busque alternativas y, vale resaltar, no es una cosa sorprendente lo que está pasando. Repito: la política se comporta como las olas.
Con esta nueva ola, ¿el chavismo perdió peso en la región?
Es evidente que el peso del chavismo en la región ha bajado. El mundo entero observa las dificultades que afronta Venezuela. Además, no cuenta, como en otros tiempos, con un gran flujo de ingresos para financiar a otras naciones.
Y tampoco tiene la misma fuerza política internacional porque debe afrontar lo que ocurre dentro de Venezuela, son tiempos difíciles para darse el lujo de buscar mantener espacios de influencias en el exterior.
http://www.larazon.net/2016/04/01/jennifer-mccoy-oposicion-y-gobierno-ponen-en-riesgo-al-pais/