Entradas populares

sábado, 10 de enero de 2015

TECNOLOGÍA / Lo que se va y lo que ya es realidad cotidiana


Ciertamente, todo equipo tecnológico que nace, en un punto llega a su máxima popularidad y luego comienza a perder vigencia en el mercado, generalmente por la llegada o aparición de otro aparato que atiende las mismas necesidades, de una forma más sencilla, rápida o eficaz, incluso con menor tamaño, peso o cableado.
En este 2015, el mundo espera ser protagonista de grandes avances y nuevas creaciones científicas y tecnológicas. Sin embargo, para darle paso a estas nuevas tecnologías, es necesario despedirse de algunas que se han utilizado durante los últimos años. Al respecto, estos son algunos equipos que podrían terminar de ceder y convertirse en obsoletos:
Control remoto
El primer equipo desarrollado para controlar remotamente un equipo se conectaba mediante un cable. Actualmente existen mecanismos de control que resultan más cómodos para los usuarios. Entre ellos destaca, por ejemplo, el televisor inteligente (Smart TV), que puede controlarse por voz y gestos. Este aparato poseen incorporada una cámara que le permite reconocer los gestos del usuario, así como de un sistema de reconocimiento de voz.
Otra alternativa son aplicaciones como “Google TV Remote”, desarrolladas para que, desde un teléfono inteligente, se controle remotamente el televisor, con el valor agregado de controlar también la computadora, funcionando como un “mouse o ratón”.
Navegador satelital (GPS)
El Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por su sigla en inglés) es una herramienta de navegación satelital utilizada en automóviles que ha comenzado su viaje a la obsolescencia, ya que los teléfonos inteligentes están tomando su lugar, gracias a aplicaciones que guían a los conductores hasta su lugar de destino. Entre ellas destacan Google Maps Navigation (en Android), Sygic Mobile Maps, Waze (en Iphone) y más.
Adicionalmente, la tecnología GPS también se incorpora con fuerza en artículos y prendas, en el tablero de los automóviles o en dispositivos ponibles (wearables) utilizados diariamente, como relojes o anteojos.
DVD y Blu-RayLos coleccionadores de películas han avanzado de cintas de Betamax a cintas de VHS, de los discos compactos (CD) a los DVD y luego a los discos con alta definición o Blu-Ray. No obstante, la tecnología va siempre más allá y los usuarios se amoldan a ella, siempre y cuando les brinde más beneficios. La nueva era de usuarios acude ahora a los servicios por streaming para disfrutar de programas de televisión y películas –incluso desde una tableta o teléfono inteligente- sin la necesidad de acumular una gran cantidad de discos o cintas en su casa.
150108_Aparatos_600-2
Cabina telefónica
La utilización de teléfonos públicos ha disminuido considerablemente en la última década. Aquellos que se encuentran en plazas y avenidas se utilizan cada vez menos y han sido sustituidos por teléfonos móviles. En Venezuela, los teléfonos públicos fueron adaptados para que pudieran utilizarse con tarjetas y evitar la incomodidad de llevar tantas monedas en los bolsillos.
Reloj despertador
Así como ciertos equipos están siendo sustituidos por teléfonos inteligentes, el reloj despertador no es la excepción. Los dispositivos móviles incluyen la opción básica de alarma (sin necesidad de descargar aplicaciones). Esta opción no solo cumple la función de despertador, pues también se adapta a las exigencias de cada usuario, quien puede elegir el sonido de su preferencia o, incluso, despertar escuchando la radio.
Televisores tradicionales
Años atrás, ver televisión sólo era posible a través de un gran aparato destinado exclusivamente a recibir y reproducir señales (imágenes y sonidos) distribuidas por cable o sistemas terrestres. Ahora, gracias a la Televisión por Protocolo de Internet (IPTV, por su sigla en inglés), ya se puede disfrutar a través de un computador, tableta, teléfono inteligente o un proyector.
150108_Aparatos_600-1
Conatel 
http://www.minci.gob.ve/2015/01/algunos-equipos-destinados-a-desaparecer-ante-la-llegada-de-nuevas-tecnologias/

No hay comentarios: