Entradas populares

martes, 7 de julio de 2015

MADURO: Venezuela reafirma reclamación justa sobre Esequibo por vías del derecho, la paz y la unión nacional




Caracas, 07 Jul. AVN.- La unión nacional es la clave para vencer los escenarios y las campañas que se gestan desde el extranjero contra Venezuela y su pueblo, utilizando en esta oportunidad el tema del diferendo del Esequibo. Por ello, el presidente de la República, Nicolás Maduro, hizo un llamado a preservar en unidad la verdad, para que ningún sector imperial trate de manipular a los pueblos de Venezuela, el Caribe y América Latina.
"Es nuestro deber mostrar la unión más férrea de la nación venezolana, para enviar un mensaje claro, que nos permitan vencer estos escenarios de violencia, de confrontación y de conflicto que se han activado en contra de nuestro país, desde el extranjero", manifestó el Mandatario Nacional desde la Asamblea Nacional (AN), donde este lunes intervino en defensa de la soberanía nacional.
Durante su intervención, denunció la gesta de una nueva campaña internacional para tratar de implantar contra Venezuela un conflicto de alta intensidad, a través de la siembra del odio y la desconfianza entre los venezolanos y los pueblos hermanos de Latinoamérica y del Caribe.
"Hay una operación política, diplomática, mediática y económica para implementa en nuestra nación una operación tenaza y tratar de implantar conflictos de alta intensidad", expresó el Mandatario, quien agregó que ese plan, que además busca sembrar odio en el pueblo de Guyana, es promovido desde que David Granger llegó al poder, hace unas semanas, y el mismo es atizado, denunció, fuera de las fronteras del mismo territorio guyanés: Estados Unidos.
"Efectivamente, todo forma parte de un plan de provocación, que cuenta con el apoyo, decidido, del financiamiento de transnacionales petroleras de la Exxon Mobil, y cuenta con el apoyo decidido de importantes lobby de poder en Washington (en Estados Unidos), y de la agencia del poder estadounidense, incluyendo el Pentágono", recalcó Maduro.
Expresó que esta controversia "ha estado como una herida patria por más de dos siglos y ahora ha sido tomada como escenario de provocación irritante contra el pueblo venezolano, a la Venezuela de este siglo XXI, a quienes nos caracteriza el ideal de la integración Latinoamericana, el respeto hacia los pueblos de América Latina, del Caribe y el mundo".
Indicó que esta coyuntura se da luego de la victoria sobre decreto injerencista del gobierno de Barack Obama, emitido el 9 de marzo de este año, y cómo Venezuela ha procurado mantener relaciones de respeto con Estados Unidos, a pesar que su conducta histórica ha sido de invadir e imponerse sobre los pueblos.
"Es difícil la relación con EEUU, ellos son imperio que buscan dominar al mundo, tienen sus ojos en la riqueza de Venezuela, porque donde hay riqueza petrolera ahí van ellos; además, tienen la seria y absoluta decisión de desmontar y derrotar el ejemplo que significa en América Latina la Revolución Bolivariana y socialista del siglo XXI, que se ha echado a andar desde Venezuela", expresó.
Ante esta arremetida contra la Patria de Bolívar, el Presidente Maduro extendió el llamado a la unidad a la oposición venezolana, para que se sume en defensa de la paz y soberanía de Venezuela. "Es la patria de Venezuela es la que está en juego, es la paz de Venezuela la que está en juego, es la soberanía de nuestra patria. Esto no es un tema de elecciones, no es un tema de colores, no es un tema de partidos, esto es un tema de la nación toda", instó.
Historia del saqueo imperial
Sustentado en mapas y documentos, el jefe de Estado explicó cómo históricamente el derecho de Venezuela sobre el territorio del Esequibo ha sido coartado, y que continúa, primero por Gran Bretaña y luego por Estados Unidos (EEUU), en esa situación.
"En 1834, Gran Bretaña contrató a un naturalista prusiano para que observara a esta región del país y elaboró un primer mapa 1835 y un primer informe donde se encima sobre el Orinoco, siendo el primer paso para tomar la ribera occidental del Esequibo", señaló, al tiempo que destacó un documento firmado entre Venezuela y el Reino Unido en 1850 como un acuerdo en el que se compromete la nación europea a ocupar un territorio en disputa.
"Ese fue el primer intento de ocupación de un país que estaba marginado, que había perdido su moral original", indicó el presidente Maduro, quien también explicó que en 1847, el Congreso de EEUU aprobó un decreto que advertía al gobierno de Londres que ellos no permitirían ningún tipo de ocupación ilegal sobre Venezuela, pero años más tarde, comprometería al país y el territorio del Esequibo ante Gran Bretaña.
"En París, el 12 de noviembre de 1896 se firmó entre EEUU e Inglaterra la base de arbitraje sobre Guyana y Venezuela, que no existía. Bajo la presión fueron impuestas las condiciones establecidas y ningún venezolano formaría parte del control, solo dos ingleses, dos norteamericanos en representación de Venezuela y un ruso", explicó el Presidente.
"Esta sentencia le dio a Gran Bretaña el 90% del territorio en disputa menos la boca del Orinoco y 500 millas cuadradas reconocidas para Venezuela, alegando que se hizo para evitar una supuesta guerra por el Esequibo (...) pero luego surgieron las luchas por rescatar lo que los libertadores dejaron en posesión de Venezuela, y hay con qué defenderlas porque a nuestro país nadie nos regaló el territorio de las conquistas de amor patrio", explicó el presidente Maduro.
"Que nadie piense que Venezuela va a renunciar a su justo derecho a recuperar el Esequibo. Nadie aspire a que Venezuela renuncie a sus derechos históricos al Esequibo", ratificó.
El presidente Maduro detalló que los mapas que datan desde 1777 hasta 1840, en los que se muestra a las antiguas Provincias Unidas de Venezuela y posterior Venezuela como parte de la Gran Colombia, con límites que van hasta el río Esequibo, forman parte de un conjunto de elementos históricos que Venezuela ha consignado y seguirá presentando ante las instancias internacionales que se han decidido para llevar este caso", entre ellas Organización de Naciones Unidas (ONU), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), entre otras.
En este sentido, informó que solicitará al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, convocar a una reunión con las partes involucradas en el diferendo sobre el Esequibo, para avanzar en la designación del buen oficiante para atender la situación.
Históricamente, Venezuela ha abogado por la designación de un buen oficiante como mecanismo de negociación para que ambos países resulten beneficiados en esta disputa territorial, que pretenden aprovechar transnacionales para perjudicar la unión caribeña y sudamericana. Fue en 1987 cuando Venezuela y Guyana aceptaron, por mutuo acuerdo, el método de los buenos oficiantes y dos años después, en 1989, fue activado este mecanismo que ha sido ejercido por Alister McIntyre (1989-1998), Oliver Jackman (1999-2007) y luego Norman Girvan (designado en 2010), quien falleció en 2014.
En defensa de la soberanía
Entre las acciones emprendidas por el Ejecutivo para la defensa de la soberanía ante la escalada de agresiones generadas en torno al reclamo sobre el territorio del Esequibo, el presidente Maduro solicitó a la Cancillería venezolana revisar de manera integral las relaciones diplomática con Guyana.
"He tomado la decisión y pido el apoyo unánime de todo el país, nacionalista, patriota, de todos los venezolanos para tomar un conjunto de acciones políticas para buscar un punto de reorientación de las relaciones diplomáticas con el gobierno de Guyana", puntualizó.
Además, llamó a consulta a la embajadora de la República Bolivariana de Venezuela en Guyana, Reina Arratia, al tiempo que ordenó reducir el tamaño de representación diplomática en la embajada en esta nación hermana.
El Mandatario Nacional indicó que dichas acciones también responden a un proceso de reposicionamiento de "la justa y legal reclamación por el Esequibo de Venezuela".
Asimismo, anunció la conformación de una Comisión de Alto Nivel que tendrá como misión solicitar ante la Celac un diálogo entre el Gobierno Bolivariano y el de la República Cooperativa de Guyana, para dirimir diferencias en torno al Esequibo.
Entre tanto, la canciller de la República, Delcy Rodríguez, y quienes integren la Comisión de Alto Nivel tendrán el objetivo de desplegarse "en una gira intensa, profunda, del mayor nivel de presentación, en todos los países del Caribe y América Latina, para explicar la justicia de la causa venezolana y para despejar las mentiras que se han difundido".
El presidente Maduro también firmó este lunes en el Hemiciclo la ley con la que se crea la Comisión de Estado con Rango Presidencial para los Asuntos Limítrofes, promulgada vía Habilitante. La instancia estará presidida por el vicepresidente Ejecutivo, Jorge Arreaza.
Esta ley permitirá, explicó, evaluar los planes de provocaciones múltiples, intentos de posicionar escenarios para detener el avance de Venezuela y aquellos que van dirigidos a detener el avance de la unión latinoamericana y caribeña, con el objetivo de adueñarse de los recursos del pueblo de Venezuela.
"Esta es la primera (norma aprobada vía) Ley Habilitante en defensa de la soberanía y paz del país que voy a firmar a nombre del pueblo de Venezuela. Ley Habilitante para la paz, para la soberanía, para que vayamos completando un conjunto de acciones internas, nacionales, populares y de Estado, y vayamos completando un conjunto de acciones internacionales para garantizar, proteger la paz en el país, proteger y garantizar los derechos más justos", dijo el Jefe de Estado, tras firmar esta instrumento.
Otra de las acciones emprendidas por el jefe de Estado fue la promulgación del decreto 1859, que sustituye el 1787, en el que se fija las Zonas de defensa Integral Marítima e Insular de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).
Detalló que el nuevo decreto contempla los elementos del texto derogado e incluye principios constitucionales y doctrinales para la nueva creación de las Zonas de Defensa Integral Marítimas e Insulares con todos sus objetivos descritos, para blindar el territorio en todas sus partes.
Explicó que el texto legal fue perfeccionado una vez que el Consejo de Estado elevara la consulta al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sobre los alcances del decreto, el cual "ha sido analizado y se me hace un conjunto de sugerencias para perfeccionarlo, profundizarlo".
Además, exigió que el marco normativo del Acuerdo de Ginebra, suscrito por los gobiernos de Venezuela y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, en consulta con el Gobierno de Guyana Británica, en 1966, y en el que se establece la conformación de una comisión mixta para resolver la controversia sobre el diferendo territorial sobre el Esequibo, sea de fiel cumplimiento por las partes.
Recordó que este Acuerdo, suscrito el 17 de febrero de 1966, surgió tras las denuncias, reuniones y encuentros derivados tras el laudo arbitral de 1829, que produjo el despojo a Venezuela de la Guyana Esequiba.
Paz con diálogo directo
A propósito del debate sobre la defensa de la soberanía nacional, el presidente Maduro instó a su par colombiano, Juan Manuel Santos, a seguir perseverando en relaciones de diálogo directo para afianzar aún más los nexos entre ambos países.
"Efectivamente tengo muy buenas relaciones con el presidente (Juan Manuel) Santos y una relación fluida con la Cancillería colombiana, más allá de las diferencias que tenemos por la diplomacia de micrófonos", aseveró.
Recalcó que alcanzar la paz de Colombia es una gran causa bolivariana. "Paz, paz en Colombia. Es una gran causa americana, es una gran causa bolivariana", agregó.
Mencionó que existe también un plan, impulsado desde el exterior, para la confrontación entre ambos países. "A pesar de esa intriga, nuestro deber bolivariano y chavista es trabajar y ayudar a Colombia en cualquier circunstancia para lograr la paz y a superar conflicto armado, que ha dejado más de 220.000 muertos y millones de desplazados en medio siglo".
En ese sentido, exhortó a la ministra para Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, fortalecer las relaciones diplomáticas, despejar, crear consciencia, alertar y defender a la Patria. "Defenderla, protegerla, garantizar la paz, como gran garantía del desarrollo".
"La paz, la paz, la paz, será nuestro puerto, será nuestra vida y será también nuestra victoria", subrayó.

No hay comentarios: