Entradas populares

domingo, 30 de marzo de 2014

PASANDO LA HOJA / La muerte de la MUD


MANUEL ISIDRO MOLINA

Una de las consecuencias políticas inmediatas de los llamados a guarimba de Leopoldo López y María Corina Machado, a partir del 12 de febrero pasado, es la muerte de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), al menos como se le conoció hasta diciembre de 2013.

Leopoldo López, María Corina Machado y Henrique Capriles –tres destacados dirigentes de la ultra derecha neoliberal macartista- emblematizan junto a los partidos políticos Primero Justicia y Voluntad Popular, la consolidación de una corriente ideológica definida que sigue los pasos y dictados de la ultra derecha latinoamericana, norteamericana y europea, con cuyas formaciones mantiene estrechos vínculos conceptuales y estratégicos, además de compartir y representar el poder fáctico del capital y los medios de comunicación social que le garantizan protección y proyección.

Ellos son los sepultureros de la MUD, cuyo aliento antichavista fue lo único que mantuvo unidos a dirigentes y agrupaciones tan disímiles, contrapuestas y hasta indefinidas, pero con vocación irracional de poder y aliento aventurero. Sería injusto, sin embargo, echar culpas sólo a sus voceros visibles; detrás de ellos y ellas, se aglomeran sus promotores, manipuladores y financistas de Venezuela y el exterior, con el narco-paramilitar uribismo colombiano y la demencia macartista estadounidense, a la cabeza.

La guarimba ha sido derrotada, lamentablemente sobre el manto de muerte de 37 venezolanos y venezolanas miserablemente asesinados, y la sangre de innumerables heridos, así como una gigantesca destrucción material y perjuicios económicos sobre toda la sociedad, que nadie reconoce o se responsabiliza por ellos.

La guarimba destruyó vidas, bienes, empobreció más a nuestra economía y acabó con la MUD. Encima de todo eso, favoreció al gobierno corrupto, irresponsable y sectario del presidente Nicolás Maduro, el cual ha sabido apoyarse en el masivo ánimo nacional por la paz y contra la violencia, respaldado por el entorno internacional latinocaribeño frente a la arrogancia de Estados Unidos, que no encuentra otra manera de relacionarse con nuestros países sino con el garrote imperial.

El gobierno no debe engañarse. Está ganando la paz; pero no, su modo arbitrario e improductivo de gobernar. En esta segunda etapa de la era poschávez, el gobierno de Maduro está al desnudo: corrupción galopante, pulverización del bolívar, desabastecimiento y caída de la producción, escasas potencialidades de desarrollo armónico, inseguridad y un altisonante sectarismo político que ya no cuenta con las dotes histriónicas de Hugo Chávez, para encubrirlo.

A Maduro le ocurre hoy, como a Irene Sáez en la campaña presidencial de 1998: mientras más habla, más puntos pierde. Problema mayor. Y si es Diosdado Cabello, que hace de contrafigura, pues lo supera hasta en amenazas, desplantes e incultura democrática.

En un país enfermo bajo presión del chantaje polarizador, estos cuestionamientos complejos no son muy escuchados, pero vale la pena insistir: la quiebra moral de la política actual es lo protuberante, su nivel gallináceo insulta, campean el cinismo y la complicidad encubridora. El cepo chavismo-antichavismo no tiene remedio, hay que superarlo, histórica, conceptual y éticamente.

El Psuv, que baladronea como primera fuerza política venezolana, sería muy poco sin los recursos del Estado venezolano, corrupta y ventajistamente manejados, al estilo Chávez: peculado de uso, malversación, abuso de poder y descaro pendenciero, como no ocurre en ningún país de América Latina y el Caribe, excepto Cuba, experiencia con la cual no existe punto de comparación en términos democráticos pluralistas.

La actual crisis venezolana nos incita a la búsqueda de opciones, superando las miserias del cepo chavismo-antichavismo. Sólo así encontraremos vías de realizaciones personales y colectivas dentro de un vasto movimiento de reconstrucción moral de la República, planes armónicos y eficientes de desarrollo, y un compromiso ético indeclinable para la acción política y la gestión pública al servicio de la sociedad toda, con aliento social y responsabilidades compartidas, en solidaridad.



·        EL CAPITÁN (Ej) DIOSDADO CABELLOse auto excluyó de la Asamblea Nacional. Es el único oficial militar activo (funcionario público) que a la vez ejerce como Diputado de la República. Y además preside la AN. La pérdida de investidura de María Corina Machado, lo arrastra al estilo “Chacumbele”. (Art. 191 de la Constitución: “Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional no podrán aceptar o ejercer cargos públicos sin perder su investidura…”)

·        GALLUP: “Más del 77% de los Colombianos cree que el problema de la corrupción ha aumentado en los últimos 4 años”. ¿Por qué las encuestas venezolanas no indagan sobre la corrupción? La “sociedad de cómplices” de la “quinta” es infinitamente superior a la de la “cuarta”. Desde ese punto de vista, Venezuela está semi-podrida, comenzando por las mafias financieras chavistas que pulverizaron el bolívar, y acaban de ser premiadas con la más absoluta impunidad por el presidente Nicolás Maduro. Todos siguen en los guisos, atornillados y compartiendo la riqueza sucia acumulada durante los gobiernos de Chávez y Maduro.

·        SUSPENDIERON LA ASIGNACIÓN DE SICAD I, esta semana, “porque Merentes logró demostrarle a Maduro que es más eficiente el Sicad II, ya que está a 51  bolívares por dólar. Sin embargo, el mercado paralelo, ante la escasez, todavía se mantiene entre los operadores financieros del alto gobierno, en Bs. 63. Maduro no quiere entender que el problema económico del país fue creado y lo mantienen los ‘bolichicos’ que están haciendo de las suyas con el nuevo sicad II”, incluidos Alejandro Merentes, junto con Armando Capriles y Vielma Mora, entre otros.

·        DESDE EL TÁCHIRA“A Vielma Mora no lo quieren ni los chavistas, le han descubierto todas sus falsedades, quien lo controla es Diosdado Cabello, no tiene vida…”

·        RARO Y CONTRADICTORIO EL NOMBRAMIENTO de José David Cabello Rondón, como ministro (e) de Industrias. En el Seniat, “comenzaron a tirar cohetes los trabajadores, y el presidente Nicolás Maduro ganó unos puntos. La alegría duró muy poco”: JDCR fue encargado de MinIndustrias y sigue jefaturando el Seniat. “Premio a la ineficiencia, la corrupción, la irresponsabilidad”, me escriben desde el Seniat. Más de lo mismo, rotaciones increíbles. ¿Y qué pasó con el ex ministro Wilmer Barrientos? ¿Por qué salió tan intempestivamente por la puerta trasera?

·        PEDRO CARREÑO “ya tiene todo el personal que lo acompañara como Contralor General de la Republica”. ¿Será posible, este otro barranco? En política, la ignorancia, la codicia, la corrupción y la impunidad no perdonan. Es cuestión de tiempo.
·        LUISA ORTEGA DÍAZ despliega sus habilidades con la protección de su esposo Germán Ferrer, aventajado corredor de seguros y diputado a la Asamblea Nacional, para mantenerse al frente de la Fiscalía General de la República. “El Chino” se mueve como un pluma, en el partido de gobierno, tiene mucha “platica” y ejerce el control sobre un pool de fiscales que utiliza a su antojo.    Alejandro  Castillo, Nelson Mejías, Joel Espinoza y Abelardo Rodríguez son sus espadachines.

·        ARGENIS CHÁVEZ “no ha logrado cuadrar cuentas ni justificar qué hizo con los fondos de las jubilaciones de los jueces en la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM). La presidenta del TSJ, Gladys Gutiérrez, está en conocimiento de esta grave situación, pero sigue inmovilizada”.

·        PERSPECTIVAS: 1.- No habrá salida inmediata. 2.- La turbulencia ocupará el escenario hasta las elecciones parlamentarias de 2015. 3.- Emergerán nuevos factores políticos que podrían equilibrar la situación. 4.- El debate político será más denso, exigente y complejo. 5.- La lucha contra la corrupción y por el rescate moral de la República recobrará importancia. 6.- Problemas internos de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) favorecerán al gobierno. 7.- Reconstitución democrática de los Poderes Judicial, Ciudadano y Electoral replanteará debate sobre pluralismo y equilibrios democráticos. 8.- En crisis económica, crecerá el descontento. 9.- Estatismo (a), neoliberalismo (b) y sistema de economía mixta con equilibrios sociales (c) serán tres opciones en disputa. 10.- Una tercera opción política podría aparecer con fuerza.


@manuelisidroXXI
manuelisidro21@gmail.com

* Licenciado en Comunicación Social - Universidad Central de Venezuela 
* Especialista en Ciencia Política - Universidad Simón Bolívar 
* Columnista del semanario LA RAZÓN  
* Asesor en análisis de entorno político y social

No hay comentarios: