Entradas populares

lunes, 1 de agosto de 2016

El MPD propone un modelo democrático de compromiso progresista y equilibrio de poderes




La historia política de Venezuela después de la independencia, se ha fundamentado en la apropiación de gran parte de los recursos económicos del país por parte de altos y medianos funcionarios del gobierno, o que desde afuera teniendo como muleta al gobierno, se han conformado en una clase privilegiada, dominante, explotadora y usurpadora de los bienes nacionales. Eso ocurrió con José Antonio Páez, los hermanos Monagas, Antonio Guzmán Blanco y los que gobernaron por el; también sucedió con Cipriano Castro, Juan Vicente Gómez, Eleazar López Contreras, Medina Angarita, Marcos Pérez Jiménez, Rómulo Betancourt, Raul Leoni, Rafael Caldera, Luis Herrera Campins, Carlos Andrés Pérez, Jaime Lusinchi, Hugo Chávez Frías y Nicolás Maduro. 

Necesario es recordar el término oligarquía. La oligarquía es un grupo social rico, muy poderoso en lo económico que surge con funcionarios de un gobierno, o con el drenaje financiero y sin retorno a particulares desde ese mismo gobierno, con una fuerte incidencia en las políticas de Estado.

No cuestionamos que el Estado venezolano fomente la iniciativa de la empresa privada en el sector industrial, comercial, turístico, agropecuario y de servicios. Cuestionamos el financiamiento de actividades privadas con divisas o bolívares mediante créditos sin retorno y sin seguimiento del destino de esos aportes públicos otorgados para  la producción, pero que han sido usados para otros fines; eso es un fraude a la nación y al pueblo venezolano,  tantas veces estafado. 

Cuestionamos también las otras formas de corrupción como vía para el enriquecimiento de funcionarios del gobierno y de particulares asociados con testaferros de los gobernantes nacionales, regionales y municipales de todos los colores políticos, mediante empresas de maletín, sobreprecios, cohecho y peculado de uso.

Cuestionamos la formación histórica de esas oligarquías en proceso sostenido de acumulación delictiva de capital.

Aplaudimos la formación de empresarios privados mediante métodos sanos, honestos y transparentes, para desarrollar  una economía mixta e integradora de nuestras enormes potencialidades públicas, privadas y asociativas de los trabajadores y comunidades en sus movimientos sociales.

Con este razonamiento no descargamos el calificativo de oligarcas solamente sobre los gobernantes de Venezuela desde 1830 hasta 1998, pues estamos hoy en presencia de otros gobernantes oligarcas asociados a la corrupción, el cohecho y el abuso de poder.

Para superar esta parodia de democracia, proponemos construir una democracia real basada en la libertad, la responsabilidad histórica y social, los equilibrios, la honestidad, el conocimiento y la independencia de los Poderes Públicos, para lo cual es necesario impulsar una gran discusión nacional que concluya en una reforma ponderada a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que disminuya los poderes autocráticos presidenciales asignados en 1999 y procure la elección con el voto secreto, directo y universal del Fiscal General de la República, el Contralor General de la República y al Defensor del Pueblo, para que sus gestiones no estén comprometidas con los gobernantes de turno o las mayorías circunstanciales que dominen el Poder Legislativo. De esta forma tendremos una vía expedita para la transformación progresista y la reconstrucción moral de la República. 

RESPALDAMOS EL REFERENDO REVOCATORIO PRESIDENCIAL
Y LA ELECCIÓN DE GOBERNADORES Y LEGISLADORES REGIONALES
Así mismo, respaldamos la realización del referendo revocatorio presidencial en 2016, como única vía para comenzar a superar la crisis política de polarización que oprime las potencialidades de Venezuela y maltrata a nuestro pueblo, sumido hoy en una macro crisis moral, económica, social y política sin precedentes.

Al abrirse así la oportunidad democrática para la elección de un nuevo Presidente de la República, llamamos desde ya, a todos los movimientos de la sociedad venezolana a construir rápida y urgentemente una referencia distinta a la MUD y al PSUV para frenar la codicia de quienes están hambrientos de poder político, buscando saciar sus apetencias económicas con la finalidad de mantener el histórico modelo político de la democracia oligarca, fortalecido por los partidos que hoy conforman las corrientes encabezadas por el PSUV y la MUD. 

El referendo revocatorio es un derecho político democrático y constitucional del pueblo venezolano, que desde el Movimiento Popular Democrático (MPD) defendemos y promovemos. No le pertenece a la MUD ni puede el gobierno declinante de Maduro obstruirlo con repugnantes maniobras del Psuv y sus irresponsables representantes en el Tribunal Supremo de Justicia y el Consejo Nacional Electoral. 

El pueblo venezolano no solo tiene derecho a pronunciarse, sino que hoy es indispensable que hable mediante referendo, sin interferencias.

Exigimos también, al CNE, la realización de las elecciones de gobernadores y consejos legislativos, cuya renovación democrática debe cumplirse este mismo año, como pauta nuestra Constitución y leyes vigentes. Ninguna justificación tendría el crimen político que significaría suspenderlas para evitar otro derrumbe electoral del gobierno de Maduro y el Psuv. 


El Movimiento Popular Democrático (MPD) llama a todos los movimientos sociales que hacen vida en las diversas regiones y sectores de la sociedad venezolana, a actuar con rapidez y eficacia integradora en la construcción de un gran movimiento social y político antes del referendo presidencial y las elecciones de gobernadores, para participar decisivamente y evitar que repitan en el poder los viejos y nuevos oligarcas que han protagonizado la acumulación delictiva de capital. De esa forma podremos construir un modelo democrático consistente y equilibrado, honesto y eficiente, basado en valores morales y éticos compartidos, distinto al sistema oligarca, corrupto y anti popular conocido hasta el presente. 

Contribuiremos así, a que las esperanzas del pueblo venezolano no se hagan de nuevo  "sal y agua" en manos de quienes han traicionado y seguirán traicionando la fe pública y los derechos del pueblo.  

MOVIMIENTO POPULAR DEMOCRÁTICO (MPD)
COORDINACIÓN POLÍTICA NACIONAL

Manuel Isidro Molina, coordinador político nacional
Gregory Barzola, coordinador nacional de organización
Freddy Carquez, coordinador nacional de movimiento sociales
Geraldina De Sousa, coordinadora nacional de finanzas y logística
Sally Contreras, coordinadora de eventos y movilizaciòn
Eduardo Calderón, coordinador de medios y redes sociales
Freddy Pérez. coordinador de regiones
Vladimir Aguilar Castro, Coord. de investigación y estudios para el desarrollo
Alirio Gil, coordinador político regional del estado Trujillo
Orlando Oberto Urbina, coordinador político regional del estado Mérida

Caracas, 01 de agosto de 2016

BLOG: mpdvenezuela.blogspot.com 

mpdmovimiento@gmail.com


No hay comentarios: