Entradas populares

sábado, 20 de mayo de 2017

PASANDO LA HOJA / Todos estamos involucrados


MANUEL ISIDRO MOLINA
Otra vez, el escalamiento del plan subversivo golpista de la MUD y sus titiriteros nacionales y extranjeros; y la pretensión fraudulenta del gobierno y el PSUV de imponer una Asamblea Nacional Constituyente a la carta, mantienen a Venezuela en la última frontera hacia el abismo de asesinatos masivos, destrucción indiscriminada y violencia fratricida, sin precedentes.

Soy convencido –y así lo vengo diciendo a familiares y amigos- de que será peor para nuestra patria, que la Guerra Federal del siglo XIX. Se equivocan quienes crean que esta advertencia es una exageración pedagógica o chantaje político y moral hacia quienes tienen años “amolando sus machetes”, como se dice popularmente.

Aspiro que el pueblo llano la asuma en su apocalíptica dimensión, porque después será tarde, incluso para quienes andan enloquecidos esparciendo odio y fanatismo macartista por las redes sociales y en sus comunidades y demás espacios de nuestra sociedad, mayoritariamente deseosa de superar las miserias del irresponsable y corrupto bipartidismo PSUV-MUD.

No permitamos que destruyan más nuestro país, ni que generen dinámicas endemoniadas que van hacia la guerra civil, una pasmosa destrucción material, la balcanización de Venezuela y un terrible empobrecimiento mayor, al calor de la matanza fratricida y la ruina de nuestra capacidad productiva pública y privada.

Enfatizo: “pública y privada”; no crean que alguien estará a salvo, no importan el odio, las armas y el dinero que tengan, la violencia brutal les va a llegar, los va a alcanzar, sin excepción.

Si no lo evitamos con inteligencia, solidaridad, sensatez y responsabilidad, será terrible para todos y todas, en los pocos urbanismos ricos, en urbanizaciones de clase media y en barrios pobres urbanos y caseríos rurales, como en Colombia. Sí, como en Colombia, desde donde la oligarquía asesina y sus formaciones paramilitares sanguinarias activan contra la paz y el progreso de Venezuela, aprovechando los errores y pillerías de los gobiernos de los  presidentes Hugo Chávez y Nicolás Maduro; y la pérdida del sentido nacionalista y del amor por la independencia de nuestra patria, por parte de quienes se adueñaron de la MUD y la degradaron hasta la entrega total y el neocolonialismo, descaradamente.

Todos estamos involucrados
No me apena ser defensor de la paz de nuestra patria, su independencia y soberanía; ni exigir responsabilidad histórica, política y social a los actores extremistas del PSUV y la MUD. Me fortalece, como venezolano y hombre de bien, luchador, soñador y solidario, que cree en principios y los defiende frente a tirios y troyanos; también, me enorgullece ante la canalla mercenaria que dispara cobardemente.

Todos estamos involucrados en este lamentable estadio de sufrimiento, decepción, incredulidad y desesperanza, al que nos han traído dos formaciones fracasadas e identificadas plenamente por la mayoría de hombres, mujeres y jóvenes, que ya no les cree: acusa a sus dirigentes, tanto en el gobierno como en la oposición. PSUV y MUD grafican el fracaso que nos agobia. Con conciencia y determinación debemos levantar nuestras voces por la paz, exigiendo responsabilidad y probidad en el desempeño público, para que no sigan maltratando a Venezuela y lesionando física y mentalmente a nuestra sociedad.

La MUD y el gobierno deben parar
  Con mucha fuerza cívica y solidaria, debemos torcerle los brazos a la MUD y el gobierno. No pueden seguir por el camino irresponsable que han tomado:

1.- La MUD debe parar y desactivar su plan subversivo golpista, nuevamente impuesto a sus partidos por las peores fuerzas del macartismo pro imperialista, atadas al sanguinario paramilitarismo uribista que muy poco le importa bañar en sangre a Venezuela, como históricamente lo hicieron con Colombia.

2.- El gobierno debe parar y desactivar su plan de imponer una Asamblea Nacional Constituyente a la carta; y de seguir posponiendo las vencidas elecciones de gobernadores y consejos legislativos regionales. Activada como está la ANC, sus bases comiciales deben ser democráticas y transparentes, respetando los principios constitucionales de voto directo, universal y secreto; la garantía de proporcionalidad y representación proporcional de las minorías, por lo que debe abandonar el voto mayoritario impuesto en 1999; y el aseguramiento de la preeminencia de la voluntad nacional, que no puede ser fragmentada por la municipalización o regionalización de la votación, ni mucho menos por su sectorización sectaria, lo que sería una inadmisible maniobra politiquera, irresponsable y mediocre.

Estamos en la obligación de ganar la paz derrotando los planes insensatos de los más extremistas del PSUV y la MUD. Es nuestro derecho y deber ciudadano. Impidamos que estos irresponsables nos lleven al matadero. ¡Levantemos nuestra voz libre, soberana, valiente y responsable, en defensa de la paz de Venezuela!



·        EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO debe ser el principal interesado en que el proceso de Asamblea Nacional Constituyente (ANC) activado por él con base en los artículos 347 y 348 de la Constitución, se desarrolle y concluya exitosamente. Esto no es cualquier  cosa: es la paz de la República. Por ello, las bases comiciales para la ANC deben alejarse de la pretensión censitaria y controladora desde el sectarismo manipulador gubernamental del PSUV.

·        UNA REPULSA GIGANTESCA generará el presidente Maduro, si sigue tratando como subnormales a quienes no compartimos la naturaleza ni la decadencia de su gobierno. Es decir, o el presidente se enseria y emite unas bases comiciales para la ANC transparentes y confiables, o se hundirá en la indignidad ante la nación y la historia; solo la minoría que hoy controla el PSUV –que no llega hoy al 20 % de los electores y electoras- le acompañaría, si es que la manipulación propagandística y la coacción mediante abuso de poder, le permiten llevarla coherentemente a votar.

·        HE RECONOCIDO Y RECONOZCO la facultad presidencial para convocar la ANC, como en efecto lo ha hecho, pero nunca estaré de acuerdo ni avalaré unas bases comiciales fraudulentas, como hasta hoy se teme por los anuncios oficiales de municipalización y sectorización de las votaciones para elegir a los constituyentes.

·        LAS COMUNIDADES DE LOS ALTOS MIRANDINOS vienen siendo víctimas de las guarimbas 2017 convocadas por la MUD, socarronamente. No me refiero a marchas y concentraciones pacíficas y democráticas de protesta o expresión política militante, garantizadas por la Constitución y las leyes. Me refiero al vandalismo activado con la complacencia de los alcaldes José “Yossi” Fernández (Los Salias) y José Luis Rodríguez (Carrizal), y el gobernador Henrique Capriles Radonski.

·        LA SITUACIÓN ES INSOPORTABLE para los vecinos de los mirandinos municipios Guaicaipuro, Carrizal y Los Salias, severamente afectados por trancas de carreteras, calles y avenidas, desde San José de los Altos hasta Los Teques, casi todos los días, siempre por grupos reducidos muy violentos, algunos de ellos armados, incluyendo francotiradores.

·        COMO EN OTRAS PARTES DEL PAÍS, ha sido lamentable la pérdida de vidas humanas en los Altos Mirandinos, sin discriminar su condición social, laboral o ideológica. Han sido asesinados miserablemente, jóvenes venezolanos.

·        HAN PASADO DE LAS AMENAZAS A LOS HECHOS: grupos de guarimberos trancan las vías y bloquean zonas enteras de los mencionados municipios y parroquias, porque “lo ordena” la MUD o porque anárquicamente lo deciden grupos extremistas, los cuales amenazan a comerciantes, profesionales, empresarios y transportistas a cerrar  negocios y cesar sus actividades. Si no, se los saquean, se los queman y los agreden físicamente, con las mismas “técnicas” (modus operandi) de los paramilitares uribistas colombianos, ya muy activos en Táchira, Mérida, Barinas y otras regiones occidentales del país.

·        ESTOS DESMANES PROVOCADOS POR LA MUD y sus apoyantes extremistas ya afectan severamente a las comunidades de algunas zonas del país, a lo cual se suma la “prohibición” de transportar alimentos y otros productos de consumo masivo hacia diversas regiones, para castigar a los seres humanos residentes en la región capital, especialmente. Han enloquecido, sin duda, pero les irá muy mal: las comunidades se sienten agredidas e injustamente limitadas para alimentarse, trabajar, estudiar y vivir en paz con sus hijos y adultos mayores. Han bloqueado los servicios de aseo urbano, gas, agua y hasta electricidad en algunas zonas. ¡Esto tiene que parar! La dirigencia de la MUD, tiene que reflexionar y dejar de agredir al país, con sus planes subversivos, golpistas y violentos. Deben buscar otros mecanismos de lucha democrática, a menos que quieran volver a ser derrotados por la mayoría de Venezuela, que ni quiere al gobierno ni respeta a la MUD.

@manuelisidro21 - @manuelisidroXXI

* Ex presidente del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela 
* Licenciado en Comunicación Social - Universidad Central de Venezuela 
* Especialista en Ciencia Política - Universidad Simón Bolívar 
* Columnista del semanario LA RAZÓN  

* Asesor en análisis de entorno político y social

No hay comentarios: