Entradas populares

domingo, 2 de junio de 2013

PASANDO LA HOJA / Torpezas de Capriles y Santos

Por Manuel Isidro Molina 


Lo importante no es lo que publican los medios sobre la visita de Henrique Capriles a Bogotá, pues todos esos argumentos se conocen, sino lo hablado en secreto, lo que no ha trascendido.

La oligarquía colombiana nunca ha sido confiable para Venezuela. Esta vez, se le ha salido la clase. Siempre ha sido así, con o sin Capriles. Fue tan brutal, incluyendo la recepción sin precedentes en el Congreso de Colombia, que la torpeza del presidente Juan Manuel Santos fue el colofón.

Santos se mueve sobre el filo de la navaja, para no perder el escaso apoyo que le queda de la poderosa oligarquía de la cual viene y a la que representa, antes con el aval del asesino y narcoparapolítico Álvaro Uribe Vélez,
 quien ahora lo presiona y difama de mil maneras para que vuelva a la política guerrerista exterminadora y abandone las conversaciones de paz con las FARC.

Caracas puede congelar muchos aspectos de sus relaciones con Colombia, mientras Bogotá aclara qué pito toca en asuntos internos de Venezuela. La “aclaratoria” de Santos fue insulsa, carente de sentido diplomático, pues balbuceó una disculpa que no se atrevió a pronunciar claramente. ¡Había metido la pata!, hasta la rodilla.

Por su parte, los jefes parlamentarios colombianos no son ajenos a la raigambre política, económica e ideológica de la rancia derecha latinoamericana asociada al neoliberalismo con específica tendencia pro estadounidense. Nada nuevo, salpicados de uribismo y del conservatismo tradicional colombiano.

El senador Roy Barreras, presidente del Congreso de Colombia, es un uribista redomado, que ha propiciado y alcahueteado la narcoparapolítica que impulsó su mentor Álvaro Uribe Vélez. Además, estuvo en la lista de senadores que se negaban a devolver uno de los carros blindados asignados, al recibir uno nuevo de la administración del Congreso.

También del uribista Partido de la U, el diputado Augusto Posada Sánchez, es presidente de la Cámara de Representantes. Como Barreras, viene de Medellín, donde Uribe comenzó su carrera política, y también se formó en universidades colombianas y estadounidenses en gerencia de negocios públicos y privados. Ideológicamente, son cara y sello de la moneda ultraderechista uribista que alimenta a Henrique Capriles (Primero Justicia) y Leopoldo López (Voluntad Popular),
como expresión más acabada de la ultraderecha neoliberal y pro imperialista venezolana.

No me extraña que a Capriles, lo hayan recibido los jefes parlamentarios de la guerrerista oligarquía colombiana, pero Santos no podía darse ese "lujo", no sólo por ser Presidente de la República de Colombia, limítrofe y tradicionalmente con delicadas relaciones con Venezuela, sino por las buenas relaciones que él mismo cultivó con el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, y debió mantener con su sucesor, presidente Nicolás Maduro Moros. Recuerden lo que pasó cuando Fidel Castro recibió en La Habana, a Hugo Chávez, en 1994.
 El presidente Rafael Caldera hizo arder Troya, y las relaciones cubano-venezolanas estuvieron congeladas hasta el 2 de febrero de 1999, cuando Hugo Chávez recibió el mando de la nación, de manos de Caldera.

Cosas de la política, Santos sabe cuánto pesa la confianza en las relaciones internacionales. Sin discursos, las relaciones están congeladas, sin ánimos guerreristas, porque realzar la gira de Capriles y prestar atención oficial a sus débiles denuncias de fraude electoral es una velada agresión al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, que tanto ha dado por la paz en Colombia.

Lo que no dijo (ni dice) Capriles es que su guión pasa por la "Alianza del Pacífico" con México, Colombia. Perú y Chile, además de Costa Rica y Panamá, gobiernos plegados a la política continental de dominación de Estados Unidos de América. Agreguen el de Paraguay, donde la derecha más recalcitrante y ominosa que amparó y usufructuó la feroz dictadura militar de Alfredo Stroessner, hace gala de su poder explotador a lo interno, y de su servilismo sin límites al sometimiento imperial capitalista.

Si Caracas mueve bien sus piezas, Capriles y la MUD perderán esa tentativa de deslegitimar al gobierno venezolano en América Latina. Cada vez más, la estrategia de Primero Justicia, Vanguardia Popular y el resto de la derecha venezolana es afianzar sus vínculos con la derecha latinoamericana. Ese camino escogido por Capriles, no tiene retorno: ¡Gana o pierde! Él y sus estrategas entraron en zona de altísimo riesgo.

La pelota queda en Bogotá. Si Santos se siente obligado a  seguir jugando con Capriles por sus nexos con la oligarquía colombiana tradicional y especialmente chantajeado por el criminal uribismo, de donde proviene, se empantana.

Venezolanos y venezolanas debemos jugarle limpio a Venezuela. La defensa de nuestra soberanía debe elevarse por encima de cercos internacionales de perversos intereses de poder. La MUD corre el riesgo como ya lo viene haciendo, de rodar definitivamente a los pies de la ultra derecha venezolana, latinoamericana y mundial, perspectiva que debe estremecer a quienes desde la izquierda de los años 70-90 se han ido mimetizando al peor estilo decadente de la obediencia supina y bobalicona. 

Capriles y López, con Uribe como estratega regional, llevarán a su última morada a los factores democráticos y progresistas de la MUD, embaucados por la fuerza económica (muchas veces salpicada de legitimación de capitales y otros hechos de corrupción), comunicacional, política, ideológica y cultural de la derecha neoliberal. Triste rol, el de los embaucados.



·        LA “UNIDAD” COMO ALCAHUETA para la impunidad, parece ser una política común del PSUV y la MUD a favor de politicastros implicados en enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias y corrupción de funcionarios mediante asociación para delinquir. La política “unitaria” de ambos bandos del cepo chavismo-antichavismo hace que cada quien abrace a sus pillos y levante la especie de la “defensa de la revolución” o la “persecución política”, todos cobijaditos e impunes. Así continuará el hundimiento moral de la República, hasta que torzamos el rumbo hacia caminos de dignidad, decoro y real sentido patrio.

·        LOS CLANES RANGEL Y GORRÍN despliegan su alianza con la banda “Los Enanos” hacia los medios de comunicación, después de lograr la confusa compra de Globovisión. El chantaje –bajo amenaza de represalias gubernamentales, decisiones judiciales, vetos publicitarios y asfixia financiera- llegará indistintamente a la prensa, radio, televisión e Internet.

·        LA VITALICIA se habría convertido en la lavadora nacional e internacional que permitirá otras agresivas operaciones en la compra de acciones de medios de comunicación social venezolanos, sin dar cuenta a nadie -¡el gobierno, como muerto!- del origen de tales sumas de bolívares, dólares y euros. ¿Existen la ONA y la FGR?

·        COMO ERA DE ESPERARSE, las investigaciones de la Fiscalía en cuanto a las mafias financieras que pulverizaron el bolívar y le sacaron el jugo a Cadivi y Sitme, se han topado con sonoros apellidos gubernamentales ratificados por el presidente Maduro en su gabinete ejecutivo. ¡La inmundicia acumulada es un desastre moral!

·        ACCIÓN DEMOCRÁTICA “está en vías de extinción”, según militantes preocupados por el dominio de PJ y VP en la MUD.

·        LOS GENERALES ALCALÁ CORDONES siguen presionando para consolidar el poder de sus legionarios “chavistas” en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y en el gobierno del presidente Maduro, exigiendo relevar al almirante en jefe Diego Alfredo Molero Bellavia del ministerio de Defensa. El 5 de Julio será fecha clave.
·        IVÁN Y ELISA ESCRIBEN desde Panamá, notificando de su nuevo emprendimiento en el campo turístico: “Estamos viviendo en Panamá desde hace algunos meses, y queremos ofrecerles en Ciudad de Panamá, el servicio de traslados desde el aeropuerto hacia el hotel en el que se hospedaran y viceversa, a comercios para sus compras o simplemente de paseo a los lugares emblemáticos de la ciudad. Sólo escríbannos al correo turpial.tours.panama@gmail.com para agendar su visita y así brindarles un servicio de excelente calidad y totalmente confiable”. Iván Ernesto es mi hijo y Elisa Villamizar, su esposa. Ambos son ingenieros industriales y decidieron explorar el mundo de los negocios en Panamá. Siempre les acompaño con cariño y optimismo.

·        ALEXIS ROSAS vuelve a sus andanzas de reconocido reporte policial, esta vez con un nuevo libro:EL ÚLTIMO COMBATE. La tragedia del “Inca” Valero. De la colección Libros El Nacional, la obra será bautizada el martes 04.06.2013, a las 7 pm., en la sede del diario El Nacional, Cortijos de Lourdes. Buen sello y buena firma. ¡Mucho éxito!
@manuelisidro21

No hay comentarios: