Entradas populares

domingo, 9 de marzo de 2008

PASANDO LA HOJA / Colombia, la paz y la soberanía

La XX Cumbre del Grupo de Río efectuada esta semana en
la capital dominicana, dejó ver las costuras de los
trajes diplomáticos y presidenciales de América, a
propósito del bombardeo aéreo y la subsiguiente
incursión militar y policial de Colombia sobre
territorio ecuatoriano, acción ilegal y
desproporcionada que alcanzó su objetivo: matar al
jefe de las FARC, Raúl Reyes, y a sus acompañantes en
el campamento guerrillero levantado en territorio de
Ecuador.
"Rechazamos esta violación a la integridad territorial
de Ecuador, y reafirmamos el principio de que el
territorio de un Estado es inviolable y no puede ser
objeto de ocupación militar ni de otras medidas de
fuerza tomadas por otro Estado, directa o
indirectamente, cualquiera fuera el motivo, aún de
manera temporal", reza el comunicado aprobado por los
presidentes reunidos en Santo Domingo, la tarde del
viernes 7 de marzo. Valoraron "con satisfacción... las
plenas disculpas del presidente colombiano Álvaro
Uribe que en nombre de su país ofreció al Gobierno y
al pueblo de Ecuador, y registramos el compromiso... de
que estos hechos no se repetirán en el futuro bajo
ninguna circunstancia". Sin embargo, la parte
colombiana logró que el acuerdo multilateral incluyera
el "firme compromiso de combatir las amenazas a la
seguridad de todos sus Estados, provenientes de grupos
irregulares o de organizaciones criminales, en
particular de aquellas vinculadas a actividades de
narcotráfico".
Ganó Uribe
En esta materia, el problema no es la actuación de uno
o varios jefes de Estado, porque dependiendo del
ángulo desde donde se le mire, lo predominante son las
situaciones de hecho:
1.- Colombia y Estados Unidos lograron perpetrar una
insólita violación militar y policial del territorio
ecuatoriano, para matar a un alto jefe de las FARC
utilizando una técnica militar que ya se hace común en
Colombia: bombardeo intenso de una muy pequeña zona
predeterminada por labores de inteligencia con
tecnología de última generación, cuyo fin deliberado
es calcinar a cualquier ser viviente dentro del
perímetro escogido.
2.- Los efectos internacionales fueron calculados por
los estrategas colombianos y estadounidenses y
corrieron el riesgo, sobre la importancia real de
asestar tan duro golpe a las FARC.
3.- Se ha comprobado que militarmente Ecuador no
cuenta ante el poderío colombiano y el respaldo
decisivo de Estados Unidos a sus acciones.
4.- El rechazo diplomático multilateral (OEA y Grupo
de Río) resulta un saludo a la bandera que ni siquiera
incluyó la condena del agresor, el cual podrá -a
riesgo calculado- actuar de forma similar, si el
objetivo de liquidar físicamente a los más altos jefes
de las FARC, compensa los efectos de la polvareda
diplomática.
5.- El gobierno de Estados Unidos (Departamento de
Estado, Pentágono, CIA, etc.) cobija plenamente el
accionar colombiano, tanto en suelo suramericano como
en los insondables vericuetos de la diplomacia, lo que
el gobierno bogotano tiene muy en cuenta.
6.- Uribe ganó: cometió un grave delito internacional,
sus fuerzas aniquilaron al enemigo escogido en suelo
ecuatoriano, y las consecuencias para Colombia fueron
prácticamente nulas; jugó desde una posición de fuerza
respaldada por la primera potencia militar, política y
económica del mundo, y salió sonriente y abrazado por
sus colegas de Ecuador, Venezuela y Nicaragua, con el
aplauso de quienes compartieron la mesa del Grupo de
Río.
Venezuela dio la cómica
La acción militar de Colombia en territorio
ecuatoriano, como dijimos arriba, fue un grave delito
internacional. La comunidad internacional lo rechazó
de plano. Venezuela no podía hacer menos, en defensa
de la soberanía y autodeterminación de los pueblos,
por lo que ciertamente, como lo afirma la declaración
del Grupo de Río, es menester tener muy en cuenta "los
principios consagrados por el derecho internacional,
de respeto a la soberanía, de abstención de la amenaza
o el uso de la fuerza y de no injerencia en los
asuntos internos de otros Estados".
El problema para nosotros es la cadena de errores
cometidos por el presidente Hugo Chávez Frías, durante
la breve crisis:
1.- Un léxico desmesurado e insultante que puso en
evidencia la escasa cultura diplomática del gobernante
venezolano (nada raro).
2.- Esa altisonancia se tradujo en órdenes militares
sin mucho sentido, que pudieron aplicarse
rigurosamente en un plano de reserva y eficacia
militar. Además, y estos es grave, la impropia
conducta del presidente Chávez facilitó que tanto
Colombia como Estados Unidos midieran la real
capacidad de respuesta de la Fuerza Armada Nacional.
3.- La interrupción del comercio binacional fue algo
inesperado y sin el más mínimo sentido. Puro hígado.
4.- La orden presidencial -pública y altisonante- de
retirar "todo el personal" de nuestra embajada en
Bogotá, cayó en el plano de la estupidez, lo que ni
siquiera hizo el presidente ecuatoriano Rafael Correa,
del país agredido. Fue una irresponsabilidad más, de
un presidente desbocado.
5.- Muy "a lo Chávez", el final en República
Dominicana fue una cómica: después de una semana de
condenas, amenazas e insultos, que en mucho opacaron
la justa defensa de la soberanía ecuatoriana y
principios internacionales de paz y convivencia
civilizada, el final de la Cumbre del Grupo de Río
resultó un rechazo formal a la transgresión
colombiana, sin exigencias firmes de rectificación e
indemnización a la parte ecuatoriana.
6.- Los más deslucidos fueron Chávez y su colega
nicaragüense Daniel Ortega, casi babosos con el
colombiano Uribe, a diferencia de las firmes y serias
conductas del presidente Rafael Correa y Cristina
Kirshner, de Argentina.
Vocación de paz
En el fondo, lo importante es la vocación de paz de
los pueblos de América Latina y el Caribe, sin la cual
no será posible contribuir, de verdad, a la paz
interior de Colombia, país atravesado por una densa y
sangrienta red de violencia y delincuencia sin par en
Suramérica. Aunque ganó, el presidente Uribe es quien
es, un gobernante apegado a la violencia militar,
policial y paramilitar, que con la ayuda de Estados
Unidos, trata de imponer a sangre y fuego un orden de
injusticia y corrupción que lleva décadas descargando
sus nocivos efectos sobre los países limítrofes,
principalmente Ecuador, Panamá y Venezuela, aunque sus
redes de narcotráfico y otros delitos mafiosos se han
extendido por todo el mundo.
La verdadera paz -no la paz de los sepulcros- en
Colombia será producto de un gran acuerdo político que
incluya políticas sociales que alivien las injusticias
acumuladas durante más de siglo y medio, al menos
desde la fundación misma de Colombia.
Esta cruda realidad de violencia y corrupción no debe
ser dejada a un lado por los venezolanos críticos de
la gestión del presidente Chávez, a pesar de sus altos
grados de irresponsabilidad política, ineptitud y
corrupción que caracterizan a su gobierno. Es una
realidad muy compleja que no puede ser analizada con
simplismos que nos vienen incluso del macartismo, en
el cual militan hoy muchos venezolanos que nunca
estuvieron del lado de la dominación imperialista y
del modo neoliberal de ver la vida.
Lo que nos ocurre es realmente lamentable. Los
garrafales errores del presidente Chávez y sus
adulantes medradores nos están llevando al molino de
la rancia derecha latinoamericana, cuya obra histórica
es el subcontinente socialmente más injusto y
políticamente más dependiente.
EL CONFESIONARIO
* 62 AÑOS DE EXISTENCIA celebra el Sindicato Nacional
de Trabajadores de la Prensa, fundado el 11 de marzo
de 1946. El próximo martes habrá un foro, imposición
de distinciones honoríficas y un brindis en las
instalaciones del Colegio de Ingenieros de Venezuela,
a partir de las 7 pm. El foro será sobre las luchas de
los periodistas venezolanos en defensa de la libertad
de expresión. Ponentes: Eduardo Orozco y Manuel Isidro
Molina, ex presidentes del Colegio Nacional de
Periodistas. Gregorio Salazar, secretario general del
SNTP, invita a participar a los miembros del sindicato
y del CNP, así como a los amigos y defensores de la
libertad de expresión y el derecho a la información.
* UN ENCUENTRO POR LA RECONSTRUCCIÓN DEL CNP bajo la
consigna "¡ELECCIONES, YA!", realizaremos ese mismo
martes 11, a las 10 am., en el Cine Prensa del CNP. El
intercambio servirá para presionar por la realización
urgente de las elecciones gremiales. Se corre el
riesgo de que tampoco en 2008 haya renovación de
autoridades nacionales y seccionales.
manuelisidro21@gmail.com
mim_conmsultores@yahoo.com

No hay comentarios: