Entradas populares

lunes, 18 de febrero de 2008

PASANDO LA HOJA / PDVSA y la soberanía nacional

Las presiones judiciales de la Exxon Mobil contraVenezuela son inaceptables. Constituyen una nuevamuestra de la capacidad destructiva de las empresastransnacionales del petróleo dedicadas al acechopolítico en nuestros países de América Latina y elCaribe. Obviar los mecanismos internacionales de arbitrajepara la resolución de controversias interempresariales, es una agresión a nuestra soberanía,independientemente de que una demanda judicial deembargo preventivo pueda considerarse como “normal”. La reacción fáctica del gobierno nacional ha sidocorrecta: asumir profesionalmente el litigio planteadopor Exxon Mobil, y cortar toda relación con esaempresa transnacional empeñada en lesionareconómicamente a PDVSA, previo cumplimiento de loscontratos de suministros petroleros vigentes. Sinembargo, su discurso encendido huele a politiqueríabarata, cuya finalidad es tratar de aprovechar lacrisis planteada –peligrosa, en verdad- para aminorarla velocidad de la caída del prestigio gubernamental(por el suelo) y del liderazgo presidencial (pordebajo de 40%, según varias encuestas).

La primera y más importante manera de defender nuestrasoberanía es gobernar bien, eficientemente y conprobidad. En ello radica la falla esencial: el delpresidente Hugo Chávez es el gobierno más corrupto detoda nuestra historia, su desempeño deja muchísimo quedesear y sus arbitrariedades autoritaristas son deespanto, fastidian. Sobre los hombros del presidente Chávez está colgadoel fracaso de su gobierno, incluso en el ámbitopetrolero, donde la irracionalidad de su sectarismo hahecho estragos y la torpeza afecta lo conveniente deuna política nacionalista y soberana conectada a laOPEP y a la diversificación de destinos y sociosinternacionales.

Es un lugar común, afirmar que PDVSA es el corazón denuestra economía. También lo es de nuestras grandespotencialidades, lo cual no quiere decir que lo seatodo, pero sin ella somos bien poco. De ahí queresulta repulsivo oler el gozo íntimo ante lasadversidades que confronta el país, de algunosextremistas opositores asociados a los intereses delcapital internacional y a las políticas hostiles deldesprestigiado gobierno del presidente George W. Bush, a quien cada vez menos estadounidenses valoran comobuen gobernante. Unirnos en torno a los grandes intereses de la naciónante la arremetida de Exxon Mobil contra PDVSA, es indispensable. Ello no significa apoyar al destartalado gobierno del presidente Chávez; por el contrario, exigirle que respete los parámetros constitucionales y morales que debe cumplir y hacercumplir, es la mejor forma de defender nuestra soberanía y a PDVSA misma. Exxon Mobil no tiene derecho a tajasear nuestra principal empresa estatal; ni el gobierno de EstadosUnidos de América, a hincar sus poderosos tentáculos sobre Venezuela, a propósito de tal intento de rapiña. A lo que sí tiene derecho es a una compensación justa, que el gobierno venezolano está dispuesto a honrar, una vez concluido satisfactoriamente el arbitraje. Si la mencionada transnacional desea retomar una relación comercial transparente con Venezuela, debe desistir de su torvo empeño contra nuestros intereses. Soberanía también es, sin interferencias extranjeras, resolver civilizada y pacíficamente nuestros problemas políticos: dentro de la Constitución todo; fuera de ella, nada.

El discurso belicista (y falta de respeto) del gobierno sigue siendo y será inconveniente, tanto hacia Estados Unidos como hacia Colombia, porqueVenezuela es una nación con vocación de paz, siempre contraria a la guerra y a la resolución violenta de las controversias internacionales e internas. Específicamente, el presidente Chávez debe morigerar su actuación y su discurso violento y desconsiderado, mucha veces fuera de control, lo que ha generado animadversiones que le están volando como boomerangs sobre su cabeza.

EL CONFESIONARIO

•LA CAMPAÑA CONTRA GLOBOVISIÓN es absurda. El gobierno quiere “tapar el sol con un dedo” o “botar el sofá por el balcón”. Las arremetidas “populares”contra esa televisora informativa y las amenazas gubernamentales de cierre, como ya hicieron con RCTV, están sobrando. La gestión gubernamental es mala y así lo percibe la población, no porque “los medios” y “los periodistas” denunciemos o critiquemos tal o cual cosa. El costo de la vida presiona a toda la población; la política de vivienda ha sido un rotundo fracaso; los hospitales siguen en crisis y la red primaria “Barrio Adentro” muestra sus flaquezas; la matazón sigue en las calles y en las cárceles; los atracos y la corrupción de los chavistas encumbrados insultan a la colectividad; etc. Pero, sobre todo, está el hecho de que fracasó un concepto arcaico de gobierno autoritario, corrupto y personalista conducido por un ególatra exhibicionista, que el país decidió poner en su sitio el 2D.

•AVANZA EL PROCESO ELECTORAL DEL CNP. La plataforma de unidad gremial por la reconstrucción del ColegioNacional de Periodistas va por buen camino. La Junta Directiva Nacional y la Comisión Electoral Nacional tienen la responsabilidad de acopiar todos los recaudos exigidos por el Consejo Nacional Electoral para la realización de los comicios. La presión gremialista ha servido para acelerar las diligencias. Seguiremos presionando e informando a las y los colegas de todo el país. Falta la convocatoria oficial del Secretariado Nacional del CNP, porque la semana pasada la JDN no tuvo quórum. Invito públicamente a sus miembros a reunirse este lunes 18, para abrir las compuertas. Su misión, hoy, es facilitar el proceso electoral y preparar la memoria y cuenta de sugestión, que será conocida por la próxima ConvenciónNacional de Periodistas.
-.-.-.-.-
manuelisidroxxi.blogspot.com
mim_consultores@yahoo.com
manuelisidro21@gmail.com

Publicado en el semanario LA RAZÓN. Caracas, 17-02-2008.

No hay comentarios: