Entradas populares

miércoles, 13 de agosto de 2008

PASANDO LA HOJA / Estamos en campaña / Maquillaje admninistrativo en CONVIASA / El Metro sin licitaciones


A partir del miércoles 13 de agosto, estaremos en campaña electoral, con los candidatos y candidatas inscritos tras gobernaciones, alcaldías y consejos legislativos regionales. Hasta el martes 12, a las 12 de la noche, se formalizarán recaudos y manifestaciones de voluntad exigidos por la legislación electoral.

Será un proceso altamente polarizado por las fuerzas mayoritarias agrupadas en los bandos oficialista y opositor, el primero capitalizado por el militarismo autocratista del presidente Hugo Chávez Frías; y el segundo regido por el pensamiento de la derecha liberal, aunque diseminada en tres partidos principales: Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo y Acción Democrática, seguidos por agrupaciones políticas disminuidas que han juntado esfuerzos para lanzar candidaturas unitarias, en al menos 17 gobernaciones.

El desarrollo de los acontecimientos permitirá intentar vaticinios más apegados a la realidad, pero en términos generales se puede sugerir que los cambios de correlación de fuerzas serán mínimos, aunque alguna gobernación vuelva a manos de la oposición liberal (Carabobo, por ejemplo), la socialdemocracia mantenga Nueva Esparta, y el triunfo opositor pase por el predominio de Podemos, en Aragua y Sucre.

La pérdida de Zulia

De las 17 candidaturas unitarias de oposición, la más importante y riesgosa es la de Pablo Pérez a la gobernación del Zulia, impuesta por el actual gobernador Manuel Rosales (Un Nuevo Tiempo), quien además se reservó para sí la candidatura a la alcaldía de Maracaibo. Esas jugadas de Rosales bloquearon las legítimas aspiraciones a ser gobernador zuliano de Saadi Bijani, alcalde de San Francisco y presidente de la Asociación de Alcaldes de Venezuela. Militante de COPEI, Bijani fue dejado a un lado por la dirección nacional encabezada por Luis Ignacio Planas, quien ha estado muy a favor de las posturas de Manuel Rosales, hasta el punto de que su partido no lleva candidato o candidata a gobernación o alcaldía de importancia.

El oficialismo tiene posibilidad de ganar (retomar) la gobernación zuliana, debido a la jugada impuesta por Rosales, quien prácticamente obligó a Bijani a inscribir su candidatura en competencia abierta con las de Pablo Pérez y Gean Carlo Di Martino, actual alcalde de Maracaibo, apoyado unánimemente por el PSUV y todos los factores de la alianza gubernamental.

La más importante noticia del 23 de noviembre próximo, sería que Manuel Rosales pudiera resultar doblemente perdedor con el triunfo de Di Martino para la gobernación, y una eventual derrota en Maracaibo, lo que sepultaría sus aspiraciones políticas futuras. Creo que es el más alto riesgo de la oposición unida, de Un Nuevo Tiempo y del propio Rosales.

No es verdad que Rosales tenga en el bolsillo la alcaldía de Maracaibo, puesto que Di Martino lleva ocho años en esa posición ganada en los procesos de 2000 y 2004, en los que curiosamente Manuel Rosales se alzó con la gobernación, más por las divisiones del chavismo y los pésimos candidatos que presentó, que por cualquier otra razón ideológica o política.

Di Martino es un candidato formidable, técnicamente hablando: político con desarrollo personal propio, intelectualmente formado y con conocimientos profesionales como abogado, politólogo y especialista en relaciones internacionales, suficientemente conocido por el electorado zuliano y exitoso alcalde de la capital zuliana. Una carta fuerte, electoralmente hablando. Adicionalmente, viene de derrotar a su contrincante Pablo Pérez, en las elecciones de 2004 por la alcaldía de Maracaibo. Este escenario sería la joya de la corona, para Chávez y su alianza oficialista.

Táchira y Mérida: sí pero no

La alianza opositora tiene posibilidades de ganar las gobernaciones de Táchira y Mérida, dos emblemáticas regiones andinas, pero la división puede truncar esas posibilidades ciertas. En la primera, por la absurda oposición de Luis Ignacio Planas a la candidatura de su copartidario César Pérez Vivas, ex diputado a la Asamblea Nacional y ex secretario general nacional de COPEI, contrincante interno de Planas. Y en la segunda, por la dura confrontación entre William Dávila Barrios (AD, Alianza Bravo Pueblo, Proyecto Venezuela, entre otros) y Léster Rodríguez (Podemos, COPEI, MAS, Un Nuevo Tiempo, etc.).


César Pérez Vivas ha ganado todas las encuestas realizadas en Táchira, por debajo del inhabilitado William Méndez, lo que lo coloca como candidato de la unidad opositora ante la imposibilidad del segundo. Pero Planas y el directorio copeyano que él controla, no fue sino hasta última hora y por un voto, que reconocieron el legítimo derecho de Pérez Vivas a batirse por la gobernación. Más vale tarde que nunca, por ser la única posición importante que le quedaría a COPEI, ya que en Delta Amacuro se estima que el oficialismo mantendrá su predominio.

Bolívar es otro caso emblemático: entre Andrés Velásquez y Antonio Rojas Suárez, la pugna es aparentemente irreconciliable, lo que anula cualquier posibilidad de triunfo opositor.

Dura batalla

No serán fáciles los desenlaces en gobernaciones y en la alcaldía metropolitana de Caracas, para la oposición. El gobierno volcará todo su abuso de poder y el manejo inescrupuloso de los recursos públicos; utilizará la imagen presidencial como gancho electoral; y exaltará las realizaciones sociales del gobierno como efecto-demostración de las bondades que garantiza la elección de gobernadores y alcaldes chavistas. La alianza opositora deberá encontrar la forma de enfrentar esa arremetida oficialista con una campaña nacional que unifique la potencial fuerza de los candidatos opositores, y dar así un nuevo combate por los postulados liberales de la derecha latinoamericana, que es en esencia lo predomina entre los factores de poder que la gobiernan.

Entre esos dos factores en pugna, quedará muy poco. La polarización atraerá a los votantes independientes que no suscriben ni postulados ni prácticas de ambos bandos, pero que se debaten entre votar por un “mal menor” o dejar de concurrir a las urnas electorales, como ocurrió en diciembre de 2005, cuando apenas el 18% de las y los electores votaron por los actuales integrantes de la Asamblea Nacional. En definitiva, habrá que escoger regional y municipalmente entre una de las dos fórmulas predominantes o abstenerse, si los candidatos no calzan los puntos políticos, intelectuales y éticos que en el fondo exigen los venezolanos críticos. Sin embargo, la media del electorado funciona de otra manera: juega a la identificación política o ideológica acrítica, a los intereses (conveniencias) particulares o simplemente anotándose a ganador.

EL CONFESIONARIO

UN OPOSITOR CARAQUEÑO me entregó la última encuesta de “Alfredo Keller y Asociados” en el municipio Libertador: Jorge Rodríguez 46%, Stalin González 18,4%, Claudio Fermín 10,6%, Carlos Melo 7,2% y Andrés Bello 4,4%; No vota / Ninguno 12,4%. ¿Y por partidos? PSUV 49,6%, Primero Justicia 18%, Un Nuevo Tiempo 9%, AD 5,6%, COPEI 2,4%, MAS 1,4%, Alianza Bravo Pueblo 1,2%, Causa R 1,2%, Podemos 1%, PPT 1%, Bandera Roja 0,6%. No vota / Ninguno 9%.

CAROL PLANA, RITA ESTRADA y RENZO LEURY AROCHA son tres de los auditores del Seniat que envió José David Cabello a maquillar las cuentas que dejó en CONVIASA. El problema es que las cuentas de la directiva de Cabello son “inauditables”, y temen que la Contraloría General de la República , si actúa con apego a la ley, los involucre a ellos en una posible sanción administrativa. “Están aterrados y no pueden hablar con nadie”. La presión principal es que si no “cuadran” las cuentas en CONVIASA, serían botados del Seniat.

EN EL METRO DE CARACAS desaparecieron las licitaciones para obras y servicios. Todo es “digitalizado” (a dedo) por “urgente”. El directorio no es tal, apenas sirve para lo que pida (imponga) su presidente en combionación con la consultora jurídica, “quien manda más que el presidente”, e irónicamente llaman “la metrobús, porque tiene muchos puestos”, dos altos cargos en CAMETRO y otro en el Metro Los Teques. El deterioro progresivo del sistema durante la última década es palpable. Han pasado nueve presidentes, desde 1999 hasta hoy: Vicente Tortoriello, Sánchez Mayorca, José Rosales, Orlando Zhogby, Daniel Davis, Dolores González, Argenis Rodríguez, Eugenio Vásquez y Gustavo Gonzáles López, desde julio de 2006.

FONDOENDÓGENO (Fondo para el Desarrollo Endógeno) es un ente adscrito al ministerio para la Economía Comunal , que dará muchos dolores de cabeza al ministro Pedro Morejón. Lo preside Gustavo José Cabello Canales y está siendo utilizado para el “desarrollo” de grandes negocios a favor de sus directivos y asociados, con el mismo patrón de nepotismo y turbias relaciones para el enriquecimiento de funcionarios y sus testaferros. Obras multimillonarias no realizadas, “asesorías” especialísimas muy onerosas y contratos a dedo a favor de empresas de testaferros son algunos de los guisos de la actual administración.

manuelisidro21@gmail.com

(Columna publicada en el semanario LA RAZON, Caracas 10.08-2008)

EN CONSTRUCCIÓN: www.boomerang.net.ve
Periodismo on line para los hispanohablantes en todo el mundo

No hay comentarios: