Entradas populares

lunes, 25 de junio de 2012

PASANDO LA HOJA / Era de “golpes legalistas”

Por Manuel Isidro Molina /// La envolvente defenestración del legítimo Presidente de Paraguay, Fernando Lugo, fue un golpe anunciado de la intolerante derecha paraguaya y continental. El “fast track” aplicado no deja dudas en cuanto a la motivación real de la jugada, que va dirigida a quebrantar los escenarios integracionistas del Mercado Común del Sur (Mercosur) Suramérica (Unasur) y América Latina y el Caribe (Celac, Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe). Independientemente de su debilidad humana (¿moral?) por haber mantenido relaciones amorosas y sexuales con varias mujeres jóvenes durante su magisterio de cura y obispo católico, con varios hijos reconocidos durante su ejercicio presidencial, lo que los factores de poder político y económico del Paraguay le cobraron fue su visión cristiana y justiciera a favor de los pobres entre los pobres.
Ha sido un golpe de estado disfrazado de Constitución y Parlamento, pero golpe de estado al fin y al cabo, que debe ser rechazado por las corrientes progresistas y transformadoras latinocaribeñas. No fue por el asesinato de once campesinos reprimidos por policías antimotines, bajo “órdenes” de nadie y de manera brutal –que no quisieron investigar-, claramente parte de la conspiración para disparar el “enjuiciamiento” y su inmediata destitución por el Parlamento. Parecido al caso de Honduras, con la programada defenestración político-militar del presidente Manuel Zelaya, la de Paraguay parece confirmar la estrategia de los “golpes legalistas” en contraposición a los brutales y sanguinarios golpes militares promovidos, justificados y defendidos históricamente en América Latina y el Caribe, por las mismas fuerzas que hoy actúan en Paraguay, con nexos en Washington, Nueva York y demás centros del imperio capitalista mundial. Ahora, habrá que enfrentar el calvario represivo que tocará vivir nuevamente –como en Honduras- al pueblo paraguayo, que no ha podido deslastrarse de los criminales tejidos de la dictadura de Strossner.
/// EL CONFESIONARIO /// · ¡FELIZ DÍA DEL PERIODISTA! Un fuerte abrazo a las y los colegas de toda Venezuela, este 27 de Junio, nuevo aniversario del nacimiento del Correo del Orinoco (1818) y Día del Periodista Venezolano. Nuestra profesión sigue atenazada por las visiones extremas que han entrampado al país, la intolerancia, la falta de dignidad, la corrupción y la mercantilización de los medios de comunicación social. Como en el país, en el gremio la ética y el compromiso social de los periodistas no son tema relevante. La inercia se come al ejercicio profesional, lo cual no niega el valor ético y profesional de quienes lo asumen como un servicio a la sociedad de altísima responsabilidad. El abuso de poder sobre el sistema nacional de medios públicos es una obscenidad que compromete a los colegas que se prestan a tal grado de sectarismo, desequilibrio e inequidad; y en el ámbito privado el abuso de poder de los dueños de medios ha alcanzado niveles vergonzantes, especialmente en aquellos donde los periodistas son meros instrumentos de intereses bastardos. ¡Vendrán tiempos mejores! · SE ACABÓ EL CUENTO del terreno del estacionamiento de la Disp en El Paraíso. El Tribunal IV de Primera Instancia Civil, Mercantil y de Tránsito determinó que la propiedad del mismo corresponde a los dueños del Colegio Universitario de Administración y Mercadeo (CUAM), y no a Carlos Julio Hernández Cruz, quien lleva engañando a miles de familias con el ofrecimiento fraudulento de viviendas a cambio de cuotas mensuales y extraordinarias, gastos de trámites y aportes especiales, que han llegado hasta 2.500 bolívares por familia. También ha engañado a altos funcionarios del Estado, en el Gobierno Nacional (ministerios y otros entes del Ejecutivo), la Asamblea Nacional, el Gobierno del Distrito Capital y la alcaldía de Libertador (Caracas). Ahora ofrece viviendas, con los mismos cuentos (dice ser dueño de media Caracas, millones de hectáreas en La Vega, El Paraíso, Montalbán, Antímano, Catia, etc.), pero en La Yaguara, con los mismos métodos de trato despótico y castigo a quienes se atreven a denunciar su estafa. ¿Quiénes lo protegen? ¿Por qué sigue tan campante en sus prácticas delictivas? ¿Nadie lo va a parar, a él junto con sus socios mafiosos? ¿Qué han hecho con tanto dinero? · COMENZÓ EN 2005 con reuniones en el Club de la Policía Metropolitana de Caracas (El Pinar, El Paraíso), luego fue en la gradas del Instituto Nacional de Deportes (IND), de allí pasó al terreno de estacionamiento de la Disip (antes Autocine Paraíso). En ese entonces cobró 1.500 bolívares por familia, más cuotas mensuales de cotización a la organización “Techos Duros”, de la cual es presidente. Cobra pensión por invalidez en el Seguro Social pero no es inválido, y ha presentado documentos y firmas falsas ante tribunales y otros roganismos públicos. Fue privado de libertad el 10 de marzo pasado, lloró “a moco tendido en el Tribunal”, pero sus “palancas” del PSUV-Caracas lo sacaron de la cárcel, para que siguiera en su manguangua. Sus víctimas suman más de 5.000 (cinco mil) familias estafadas. ¿Hasta cuándo estas vagabunderías? · EL MIÉRCOLES PASADO estuvo en una asamblea, “reuniones de hábitat en la parroquia La Vega, en un sitio llamado ‘la carpa del Psuv’ en La Veguita… le dieron el derecho de palabra a Carlos Julio Hernández Cruz, y dijo que estuvo preso injustamente que estando preso unas mujeres (vergüenza debería de darle porque la mayoría son conserjes y otras trabajan en casa de familia) le difamaron y lo acusaron injustamente, que todos los ‘terrenos heredados’ de sus padres los ha ‘donado al pueblo’, y hubo aplausos y más aplausos (claro es la gente que él lleva, pero ahora las lleva sin la franela roja de ‘Techos Duros’) porque ahora está ofreciendo las viviendas en un terreno de La Yaguara y se reúne en el puente ‘9 de Diciembre’, entre El Paraíso y San Martín”. Sigue captando inocentes, con sus cuentos de timador impenitente. ¿Hasta cuándo? Una especie de “chicos malos” a su disposición, ataca verbal y físicamente a quienes denuncian sus fechorías o exigen cuentas y castigo judicial. ¿Cuándo va a actuar directamente la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, para evitar males mayores? ¿Esperarán que alguien sea malogrado o asesinado? Jacqueline Farías, Jorge Rodríguez y varios diputados a la Asamblea Nacional conocen perfectamente el caso: ¿por qué lo encubren? · CONTRABANDO DE EXTRACCIÓN de cigarrillos y Harina PAN fue decomisado por el Comando de Guardia Costera 904 en aguas de la Península de Paraguaná: 2.390 bultos de cigarrillos y 300 de harina de maíz. Los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana incautaron el ilegal cargamento en el barco “Ginamar”, en el sector Punta Jacuque, lo que evidencia que no sólo hacia Colombia, por vía terrestre y aérea, trafican con productos de consumo masivo producidos o importados por Venezuela, a precios controlados por el gobierno. Cuando son sacados ilegalmente hacia el exterior, los cargamentos de esas mercancías adquieren un valor comercial de gigantescas ganancias, lo que alcanza para “mojar” muchas manos.
· LA EMPRESA CONSTRUCTORA DANFRE, C. A. tiene suerte (sus dueños, digo): Durante el rectorado del profesor Luis Gallardo en la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos (UNERG), recibió varios contratos de obras, y ahora le ha tocado en la gobernación de Guárico. Mis fuentes piden se investigue la relación Gallardo-Danfre, C. A. · EL MINISTRO DE CULTURA, Pedro Calzadilla,
pudiera ser víctima de una mala jugada: recientemente estuvo en San Juan de los Morros, capital del estado Guárico, donde la Gobernación compró el viejo “Cine Olímpico” por 3.000.000,00 bolívares, para desarrollar un Centro Cultural. Hasta ahí, todo muy bien, pero… algunos creen que en la negociación hubo sobreprecio de al menos 1.400.000,00 bolívares, porque ninguno de los tres avalúos anteriores pasó de 1.600.000,00 bolívares. El gobernador Luis Gallardo y su secretario de gobierno, Carlos Cerezo, deben explicar tan disparatada erogación de dinero público. · EL FALLECIMIENTO DE MARÍA TERESA CASTILLO ha sido una lógica jugada del tiempo, a sus 103 años de edad, que agiganta su estatura histórica en el periodismo, la cultura y las luchas sociales por los derechos de la mujer y los niños en la Venezuela del siglo XX. Esa partida no desdibuja su sonrisa eterna, optimismo amigo y bondad infinita. La conocí de niño, junto a mi padre Manuel Isidro Molina Gavidia, también amigo y colega de su entonces esposo Miguel Otero Silva, afamado escritor, periodista y editor del diario El Nacional. Años después, durante mi desempeño en la presidencia del Colegio Nacional de Periodistas (1996-1998) siempre conté con su estímulo, cariño y comprensión; lo mismo que en la presidencia de la Comisión Permanente de Medios de Comunicación Social de la Cámara de Diputados (1994-1996). María Teresa dejó huella imborrable en los ámbitos profesional, social y cultural donde se desempeñó con esmero y liderazgo sui géneris. A Miguel Henrique Otero, su hijo y actual director de ese rotativo, y a sus demás familiares, mi respeto y solidaridad por tan irreparable pérdida afectiva. La recuerdo con cariño y admiración. manuelisidro21@gmail.com /// @manuelisidro21