Entradas populares

sábado, 5 de mayo de 2012

Un nuevo juicio contra la libertad de expresión en Venezuela

Venezuela vive hoy una compleja situación de crisis en lo político, jurídico, social y económico que socava las bases de nuestra democracia. El tejido social del país está fracturado: un gobierno con legitimidad en las urnas está usando el mandato popular conferido para vulnerar derechos ciudadanos que posibiliten el acuerdo en torno a la letra de la constitución. En Venezuela una porción del país le quiere imponer a la otra su proyecto político haciendo un uso elástico de la legalidad. A punta de decretos y concentrando progresivamente poder, se viene conformando un cerco legal que vulnera lo fundamental de derechos democráticos de los ciudadanos. Hoy más que nunca la sociedad venezolana debe asumir una actitud cívica ejemplar y combativa, íntegra, sin concesiones y firmemente comprometida con la defensa de la democracia y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. En este contexto, reiteramos que la libertad de expresión es uno de los valores fundamentales de la democracia de una nación y es inherente al respeto de los demás derechos humanos. Esta consagrada en nuestra Constitución, es tanto individual como colectivo, ya que no sólo es el derecho individual de emitir o recibir informaciones, sino que se ve inmiscuido el ámbito social por la aportación de información, la pluralidad de ideas que pueden ayudar en nuestra sociedad donde el elemento multicultural y pluriétnico está presente. Por tal motivo, desde la seccional Carabobo levantamos nuestra voz de protesta para rechazar enérgicamente el juicio que por difamación se le cursa al colega Manuel Isidro Molina, Ex Presidente del Colegio Nacional, siendo el demandante el Concejal del Municipio Petare y miembro del PSUV-UPV, ciudadano Humberto Berroteran, quien interpuso la denuncia ante el Tribunal Noveno de Justicia la cual le conllevaría una condena de 4 años de cárcel y la multa de hasta 2000 unidades tributarias. Muy similar esta intención, a la interpuesta por el alcalde del municipio Valencia contra el periodista Francisco Pancho Pérez y que gracias a la unidad integral del gremio periodístico de estado Carabobo no se pudo concretar, en virtud de haberse demostrado que la misma era en perjuicio de la Libertad de Prensa en Venezuela y por tanto, una acción inconstitucional. Sobre esta triste realidad, enfatizamos que el derecho a la libre expresión es uno de los más fundamentales, ya que es esencial a la lucha para el respeto y promoción de todos los derechos humanos. Sin la habilidad de opinar libremente, de denunciar injusticias y clamar cambios - el hombre está condenado a la opresión. Por estas mismas razones, el derecho a la libre expresión es uno de los más amenazados, tanto por gobiernos represores que quieren impedir cambios, como por personas individuales que quieren imponer su ideología o valores personales, callando los otros. La lucha por la libertad de expresión nos corresponde a todos, ya que es la lucha por la libertad de expresar nuestro propio individualismo. Respetar la libertad de los demás a decir cualquier cosa, por más ofensiva que la consideremos, es respetar nuestra propia libertad de palabra. En apoyo a la libertad de expresión y por ende a la libertad de prensa, como derechos fundamentales reconocidos en la Declaración Americana sobre los Derechos y Deberes del Hombre y la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Resolución 59(I) de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Resolución 104 adoptada por la Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, La Ciencia y la Cultura (UNESCO), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como en otros instrumentos internacionales, por ende Derechos Constitucionales, expresa la sentencia y comenta lo siguiente: “… De esta libertad de expresión, tal como se manifestó con anterioridad, deriva la libertad de prensa. La prensa no sólo es de gran importancia porque informa y forma, sino porque es un órgano caracterizado de la opinión pública: la prensa orienta a la colectividad y así forma una opinión pública que después recoge y a su vez comunica a todos los coasociados: por todo esto es que sin la prensa no puede concebirse la vida de los Estados modernos. Pocas libertades públicas tienen tanta importancia como ésta de la emisión del pensamiento por medio de la imprenta. Ella simboliza un haz de derechos transcendentes que le dan un relieve extraordinario frente al poder y frente a las vicisitudes que vive la nación. La prensa es un medio poderosísimo de emitir el pensamiento y por ello tiene una gran importancia como producto y factor sociológico. Sí es por tanto la prensa el "cuarto poder" y aunque no consta como tal en las constituciones de los diversos países, sí es uno de sus elementos básicos. La prensa ha influido en alto grado a las sociedades moviendo voluntades, acoplándolas e impulsándolas con reiteración hasta la mejor solución de sus problemas: así logra su propósito y justificación, que es influir en las determinaciones de la vida pública…” Por consiguiente, debe ser declarada que sea con lugar la excepción opuesta y que se solicite formalmente, se decrete el SOBRESEIMIENTO de la causa, de conformidad con lo dispuesto en el numeral 4 del artículo 33 del Código Orgánico Procesal Penal y que se respete el derecho constitucional de expresar, sin censura previa, el libre pensamiento y la opinión pública sin restricciones. /
Ángel Perozo / Secretario General / CNP Carabobo

No hay comentarios: