Entradas populares

lunes, 14 de mayo de 2012

PASANDO LA HOJA / La yunta Capriles-López-Uribe

Por Manuel Isidro Molina La peor estrategia de la llave Capriles-López desde el comando de campaña presidencial de Henrique Capriles Radonski, ha sido el maridaje con el ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, estrechamente vinculado a las bandas criminales del paramilitarismo. La sociedad colombiana vive el proceso de enjuiciamiento masivo de capos del paramilitarismo y el narcotráfico junto con decenas de altos y medianos representantes del “uribismo”, en lo que públicamente se ha conocido como la “parapolítica” o políticos uribistas vinculados con el paramilitarismo, varios de ellos condenados a severas penas de cárcel y otros privados de libertad bajo acusaciones consistentes de la Fiscalía. Entre tanto, Uribe no ha sido tocado, aunque recientemente uno de los capos paramilitares, Mancuso, extraditado por sus crímenes a Estados Unidos, ha confesado sus estrechos vínculos con él. Uribe y el uribismo son reconocidos en Colombia y en el mundo entero, como monstruosas expresiones de la corrupción política y masiva violación de los derechos humanos.
¿Por qué dos prominentes líderes emergentes de la derecha venezolana –Henrique Capriles Radonski y Leopoldo López- se casan con tal engendro? Esas relaciones no son nuevas, como no lo son las sostenidas por estos factores políticos venezolanos con organizaciones políticas derechistas de España (Partido Popular, PP), México (PAN) y Estados Unidos (Partido Republicano, Partido Demócrata, la ultraderecha “latina” de La Florida y factores terroristas del exilio cubano, como Pasada Carriles). De los seis precandidatos presidenciales de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), cuatro (HCR, LL, María Corina Machado y Diego Arria) forma parte de las expresiones más rancias de la derecha neoliberal y neocolonialista venezolana. Pablo Pérez y Pablo Medina fueron excepciones de la minoría ajena a aquella rancia derecha que ha dominado el campo opositor. Esa yunta Capriles-López-Uribe restringe el campo de maniobra internacional de la candidatura de Capriles Radonski, porque facilita la representación crítica que de él quiere proyectar el “Comando Carabobo” de Hugo Chávez. Asociar a Capriles con los crímenes de Álvaro Uribe y el uribismo colombiano ha sido el peor de los pasos del llamado “Comando Venezuela”. En América Latina y el Caribe, Chávez tiene el trabajo hecho contra Capriles, que no es poco decir, por la fácil comprensión regional de lo que representa y ha sido el uribismo. EL CONFESIONARIO
· EL PRESIDENTE HUGO CHÁVEZ regresó la noche del viernes, visiblemente fortalecido y en conocimiento pleno de la dinámica nacional e internacional. Dijo haber superado positivamente las últimas seis sesiones de radioterapia en Cuba, pero se niega a presentarle al país, un informe médico profesional escrito con diagnóstico y pronóstico oncológico. Ese secreteo no le conviene a él ni a la estabilidad política venezolana. Seguir jugando con la incertidumbre en torno a su real estado de salud, puede transformarse en un boomerang político: ¿si su condición de paciente oncológico es progresivamente positivo, por qué no informar debidamente? · LA TESIS DEL “SECRETO DE ESTADO”, ya resulta ridícula. Todo el mundo sabe que sufre de cáncer, y aspiramos mayoritariamente a que se restablezca al máximo posible. ¿Cura?, especulo que no habrá, pues como paciente oncológico delicado estará sometido a controles periódicos y un régimen de tratamiento, dieta, ejercitación y períodos de sueño que lo alejen de las situaciones de estrés propias de su alto desempeño público gubernamental y político. · TENEMOS DERECHO a conocer el verdadero estado de salud del Presidente de la República. No basta su palabra, con las generalidades anímicas que le son propias. Tampoco convienen escenas penosas como la de la misa en Barinas, o la de su despedida desde el Consejo de Ministros, antes de partir hacia Cuba a estas (¿últimas?) seis sesiones de radioterapia, que acaba de superar. Sólo un informe médico debidamente suscrito por los coordinadores de su equipo médico, detendrá la también ridícula ola de especulaciones. Como venezolano, reitero mis sinceros deseos de que su recuperación sea positiva, como él afirma. El debate político nacional requiere claridad y profundidad, entorpecidas por los nubarrones especulativos sobre la salud presidencial. · NO EXISTE UN VERDADERO DEBATE político, ideológico y programático en Venezuela. Las muletillas abundan y la pobreza espiritual golpea las posibilidades de orientación de la vida pública nacional. Los medios de comunicación social y el ejercicio profesional del periodismo deben procurar el clima trascendente indispensable: no es sólo de “los políticos”, la responsabilidad del lamentable estadio político venezolano actual; medios y periodistas tenemos nuestro grado de corresponsabilidad. Además, ya es perfectamente perceptible la acción mediática internacional en contra de la estabilidad política venezolana, desde Colombia, Panamá, Costa Rica y Estados Unidos, donde los factores radicales, entre ellos golpistas y pro-estadounidenses, promueven flujos informativos y de opinión con la deliberada intención de incidir en el curso político venezolano. Algunos parecieran estar tirando el resto, para incidir en la campaña electoral presidencial, hacia el 7 de octubre. · SON DEMASIADOS FRENTES simultáneos. El de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es una batalla internacional de gran trascendencia, que desde Miraflores apunta a catalizar el proceso de muerte lenta de la Organización de Estados Americanos (OEA). El retiro de Venezuela de la CIDH es vista por la oposición venezolana y la derecha internacional que la cobija, como una especie de “pecado”, mientras el presidente Chávez y sus voceros lo plantean en términos estratégicos en contra del panamericanismo estadounidense que esbozó la llamada Doctrina Monroe, en 1823, frente al latinoamericanismo impulsado por el Libertador Simón Bolívar. · EL NACIMIENTO DE LA CELAC (Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe) en Caracas,
anunció la muerte estratégica de la OEA y de todo el sistema de dominación estadounidense sobre nuestra región. Paso a paso, con la diversidad de orientaciones de los gobiernos en los países miembros, se van descorriendo velos y desmontando esquemas. Eso ocurre con la CIDH, como ocurrió con el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca) durante la Guerra de las Malvinas, en 1982, hace exactamente treinta años. De ahí, venimos. ¿Adónde llegaremos? Nadie sabe. · EL RETIRO DE VENEZUELA DE LA OEA es cuestión de tiempo. Está sobre la mesa, y es razonable en la medida en que se fortalezcan esquemas de integración política, económica y social como la Celac, Unasur, Mercosur, Alba y el Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (Sela), aún dormido, atrasado por el fuerte impacto de las tesis neoliberales en su seno institucional. Si alguna instancia multilateral regional requiere un revolcón es el Sela, para que pase a ser realmente un motor del desarrollo y la integración de la región latinocaribeña.
· EL PROBLEMA DE LA OPOSICIÓN venezolana es que, en esta materia como en otras, se ha anclado en el esquema panamericanista desplegado por EEUU en América Latina y el Caribe. Como el Tiar, la OEA carece de defensores en este lado del mundo. Y en verdad, es indefendible. La Cumbre de las Américas, en Cartagena, demostró lo inútil del esquema panamericanista. EEUU y Canadá están plegados al dominio del imperio capitalista mundial, junto con Gran Bretaña y las demás ex potencias coloniales europeas, hoy desvencijadas por el fracaso económico, social y político del neoliberalismo, curiosamente defendido en Venezuela por la derecha dominante en la Mesa de Unidad Democrática (MUD). Ese debate tampoco aflora como tema de campaña, pero es más importante de lo que creen los estrategas de la campaña de Henrique Capriles Radonski, muy apegados a las tesis del marketing político estadounidense. · EL AFERRAMIENTO A LAS TESIS NEOCOLONIALES por parte de la oposición venezolana, luce suicida. Especialmente para factores como los representados por AD, Copei, MAS, Causa R o PPT, amenazados de extinción política práctica, bajo los aleros de la ultraderecha reinante en la MUD. · LOS TRES MAGISTRADOS EXPULSADOS del TSJ tienen cuatro cosas en común: fueron acólitos del gobierno del presidente Chávez; se prestaron a jugadas judiciales promovidas por factores del poder, aspiraron a la presidencia del TSJ e incomodaron al Gobierno.
Franklin Arrieche, representó a la mafia Miquilena-Carrero y favoreció al golpismo de 2002, con la ponencia del “vacío de poder”, aprobada el 14.08.2002;
Luis Velásquez Alvaray jugó cuadro cerrado con el oficialismo desde la Asamblea Nacional; y Eladio Aponte Aponte hizo lo propio,
como ha confesado penosamente. Los tres fueron defenestrados por intrigas y confrontaciones de poder interno en el TSJ, y no por exigencias éticas, como se quiere hacer ver. La corrupción ha sido moneda corriente en el sistema judicial venezolano, históricamente, y en estos tiempos de “revolución” la anomalía se hipertrofió. El factor genuflexión ha sido norma, en rara mezcla con una dosis de la mediocre “viveza criolla”, lo que les ha permitido medrar, capturar tajadas burocráticas y hasta disfrutar de fuentes sucias de financiamiento, pegados a las tetas de la corrupción, el narcotráfico y otros graves delitos, caras de una misma moneda. · LOS CORREDORES VIALES anunciados para Caracas, a partir del lunes 14 de los corrientes, son una necesidad. No sólo rescatarán el 33,33 por ciento de la capacidad de circulación de vehículos en las avenidas Baralt, México, Universidad
y Urdaneta, sino que propiciará un más rápido flujo vehicular por la ausencia de maniobras de estacionamiento en el canal derecho. Las avenidas Casanova y Solano López, en Sabana Grande, deben ser las próximas, con reubicación de las paradas terminales de líneas de transporte superficial. Las arbitrarias “paradas” de mototaxistas deben desaparecer de las esquinas de estas importantes arterias viales. Todo se derrumbará si los jerarcas de organismos públicos y visitantes de ministerios y empresas del estado no son metidos en cintura, pues son los primeros en el abuso de poder y el desorden, comenzando en la avenida Urdaneta con la Vicepresidencia Ejecutiva y el ministerio de Planificación y Finanzas. · LA PRÓXIMA SESIÓN DEL JUICIO en mi contra está pautada para este miércoles 16 de mayo, a las 10 de la mañana, en el piso 5 del Palacio de Justicia, en Cruz Verde. Comienza el debate público entre la parte acusadora privada y mi defensa. Será duro y franco. Humberto Berroterán
quedará al desnudo. Insisto en que este juicio motivado por la temeraria acusación privada de HB y sus abogados, no tiene sentido, pues el periodismo de denuncia es pieza fundamental del ejercicio profesional y los fuertes requerimientos éticos de la Constitución nacional, para la lucha contra la corrupción. manuelisidro21@gmail.com @manuelisidro21

No hay comentarios: