Entradas populares

martes, 18 de agosto de 2015

Maduro tiene quien le escriba... Patricia Morales

Manuel Morales, gerente general de Diadia Practimercados, lleva 185 días privado de libertad en el Sebin, por supuestos delitos de acaparamiento, acusación negada por él, sus abogados, compañeros de trabajo y familiares.

"Es un trabajador que lleva más de 170 días detenido ilegalmente, impedido de ejercer su derecho al trabajo y acusado de generar las colas que el país entero debe hacer, para adquirir alimentos. Manuel permanece privado de su libertad por la necesidad de culpar a alguien por la falta de productos que padece Venezuela hoy", expresaron públicamente el domingo 2 de agosto, quienes lo defienden y aspiran su inmediata liberación.

Ahora es su hija Patricia, quien le escribe al presidente Nicolás Maduro Moros: "Por eso le ruego a usted por su libertad, porque es un acto de justicia", le dice la joven a quien le "ha tocado crecer y madurar bruscamente", según confiesa al Jefe de Estado.

Siguen textualmente sus expresiones:

Caracas, 14 de agosto de 2015




Sr. Nicolás Maduro Moros.
Presidente de la República Bolivariana 
de Venezuela.
Su Despacho-



Estimado Sr. Presidente



De todos los retos que he tenido que enfrentar en mi vida, este ha sido el más difícil. Por esta razón quiero dirigirme al Presidente de la República, señor Nicolás Maduro, pero no como máxima autoridad del país, sino como papá.

Vengo a hacerle una petición de todo corazón. Por favor, deje en libertad a mi papá
Manuel Morales, que está detenido sin haber cometido ningún delito. Pienso que, aun siendo un jefe de Estado y una persona con tantas responsabilidades, para usted no hay responsabilidad más importante que su familia. Así somos nosotros también. Para mi papá, nosotros somos lo más importante. Y, aunque también se dedica a su trabajo con mucho esfuerzo y compromiso, jamás ha dejado de cumplir con nosotros y acompañarnos en los grandes momentos.

Por eso me dolió tanto ver su silla vacía el día de mi graduación. Mi papá, quien me ha llevado de la mano en cada día difícil, no estaba allí cuando recibí un logro que sin duda, es compartido. Ese ha sido, hasta ahora, el día más importante de mi vida. Y mi papá, no estaba. Ya no estará jamás en la fotografía donde aparezco con mi título.  Pero sí puede estar mañana. Esta misma tarde. O cuando usted lo ordene. En sus manos está poner fin a esta injusticia, que nos entristece a todos. Usted sabe, como padre de familia, lo doloroso de una separación y más cuando ya es tan larga.

Me ha tocado crecer y madurar bruscamente. Pero aún así me motiva el hecho de que mis logros además de ser para mí, también son para él. Porque mi papá es mi motor principal cuando las cosas se complican. Por eso le ruego a usted por su libertad, porque es un acto de justicia doble: primero, porque mi papá no ha hecho nada malo, él hace las cosas bien o no las hace; y segundo, porque necesito que esté en nuestra casa para hacer lo que mejor hace, ser el mejor papá del mundo.



Atentamente,



Patricia Morales

Hija de Manuel Morales

No hay comentarios: