Entradas populares

miércoles, 25 de febrero de 2015

ESTRATEGIA MUNDIAL / China expande sus rutas comerciales para afianzar poderío económico y militar

El gran proyecto chino de la Ruta de la Seda del siglo XXI es mucho más ambicioso y cuenta con un alcance potencial muy superior al del plan Marshall, el proyecto más importante de EE.UU. para la reconstrucción de los países europeos tras la Segunda Guerra Mundial, opina el prestigioso analista Pepe Escobar. La apuesta de Pekín por la expansión estratégica global no ha hecho más que comenzar.
Geopolíticamente, Rusia, India y China acaban de enviar un poderoso mensaje a Occidente: en estos momentos afinan una estrategia trilateral compleja para la creación de una red de corredores económicos a través de Eurasia, constata el analista Pepe Escobar en TomDispatch. Es lo que en China se ha bautizado como nuevo Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y la Ruta Marítima de la Seda del siglo XXI: una impresionante infraestructura que nacerá en gran parte desde cero para conectar China con Asia Central, Oriente Medio y Europa Occidental.
Según Escobar, este proyecto es mucho más ambicioso y potencialmente tiene un alcance superior al famoso plan Marshall, el proyecto más importante de EE.UU. para la reconstrucción de los países europeos después de la Segunda Guerra Mundial.
China como una megaciudad
La construcción de casi 40.000 kilómetros de ferrocarril de alta velocidad en China es una apuesta clave para el futuro del país, donde la población urbana creció en 400 millones desde 1980 a 2010.
China ha de pensar en términos de conglomerados urbanos (agrupaciones de ciudades de más de 60 millones de personas). No en vano, el gigante asiático tiene ya más de 20 de esas agrupaciones humanas, cada una del tamaño de muchos países europeos. Muy pronto los principales conglomerados representarán el 80% del PIB y el 60% de la población de China. Los vertiginosos proyectos de infraestructuras y su red de trenes de alta velocidad van destinados a la gestión de estas entidades.
Gran ventaja china: el ecosistema de fabricación
China también está modificando su base manufacturera, que creció 18 veces en las últimas tres décadas. Las manufacturas representan el 44% del PIB de China y emplean directamente a más de 130 millones de personas. Además, el país asiático ya representa el 12,8% de la investigación y el desarrollo mundial, situándose muy por delante del Reino Unido y la mayor parte de Europa Occidental.
China está tratando de modernizarse audazmente en términos de fabricación a nivel global dirigiéndose a la fabricación de alta tecnología. Numerosas compañías chinas están mejorando rápidamente su tecnología e instalándose en ciudades de segundo y primer nivel, mientras que las empresas extranjeras, tratando de disminuir costos, se están moviendo hacia ciudades de segundo y tercer rango.
"El ecosistema de fabricación china es realmente rápido, flexible e inteligente. Y está respaldado por un sistema educativo cada vez más impresionante", afirma Escobar.
La relación entre el PIB y la deuda: No hay por qué preocuparse
En cuanto al ratio deuda/PIB de China, el chino se encuentra muy por debajo de los de Japón y EE.UU., según Standard Chartered Bank. Al contrario de lo que ocurre en Occidente, el crédito al consumo es solo una pequeña fracción de la deuda total. Y mientras que Occidente exhibe una particular fascinación por las operaciones bancarias en la sombra como el crédito fuera del balance general, estas únicamente suman alrededor del 28% del PIB, mientras que, según el Fondo Monetario Internacional, el porcentaje en EE.UU. es mucho más elevado.
Un cambio geopolítico: Los BRICS en lugar de Occidente
Escobar indica que en noviembre pasado China hizo oficial un cambio geopolítico trascendental. A partir de ahora, Pekín dejaría de tratar a EE.UU. o la Unión Europea como su principal prioridad estratégica y se reorientaría hacia sus vecinos asiáticos y los países miembros del BRICS (con un enfoque especial en Rusia).
"Pekín está cerrando rápidamente la brecha respecto a Washington en términos de potencia intelectual y económica, y es que su ofensiva de inversión global apenas ha comenzado, incluidas las nuevas rutas de la seda", opina el especialista. 
http://actualidad.rt.com/economia/167430-china-ruta-seda-dominio-economico

Estrategia militar en desarrollo

¿Qué peligrosas armas podría estar desarrollando y fabricando China hoy? Les presentamos la opinión de expertos estadounidenses, alarmados por el creciente poder militar del gigante asiático.
Un artículo publicado hace una semana en la revista analítica estadounidense 'The National Interest' pretende poner de relieve los cinco tipos de armas que China puede desarrollar en corto, medio y largo plazo.
China, la economía más fuerte del mundo, necesita sistemas para asegurar sus fronteras, garantizar la defensa de sus rutas comerciales y potencialmente desafiar a EE.UU. en el Pacífico occidental.
Para la elaboración del listado de armas de Robert Farley, profesor de la Escuela de Diplomacia y Comercio Internacional Patterson, se ha prestado atención a los sistemas que faciliten a China estas tareas, con el foco puesto en las armas análogas que otros países ya tienen o están desarrollando.

Portaaviones de propulsión nuclear

La aviación naval china se ha desarrollado de manera impresionante desde la puesta en servicio del portaaviones de propulsión convencional Liaoning.
La Marina china ha hecho un buen trabajo con los J-15, un clon del Su-33 ruso, así como con varios aviones de apoyo. En el corto y medio plazo podemos esperar que China saque adelante la construcción de portaaviones de propulsión convencional, actualmente en los astilleros, al parecer un par de buques tipo 089, aunque las estimaciones varían. Estas naves proporcionarán a la Armada china una capacidad de despliegue operacional de la aviación naval y una experiencia en mantenimiento y realización de operaciones de grupos de portaaviones.
En el futuro, sin embargo, China puede tener necesidad de defender sus intereses en el océano Índico, sobre todo en el contexto de la posición de ventaja de las fuerzas navales indias desplegadas a lo largo de las rutas energéticas chinas. Para disponer de fuerza de portaaviones a largo plazo, China tendría que pensar en buques de propulsión nuclear. China, con un menor número de bases en comparación con EE.UU., tendrá que reducir las necesidades logísticas de sus fuerzas de portaaviones tanto como sea posible.

Submarinos de propulsión nuclear armados con misiles de crucero

Durante la Guerra Fría, la Unión Soviética desarrolló un tipo de submarino de ataque nuclear pensado para lanzar ataques con misiles de crucero contra grupos navales y portaaviones de EE.UU. Más tarde, los misiles de crucero instalados en submarinos ampliaron su ámbito de actuación para atacar objetivos en tierra.
Antes del final de la Guerra Fría, EE.UU. rediseñó sus 688 submarinos de ataque para llevar misiles de crucero Tomahawk en tubos de lanzamiento verticales. La Marina estadounidense también modificó cuatro de sus submarinos estratégicos clase Ohio para lanzar misiles de crucero.
El Ejército Popular de Liberación chino ha desarrollado una increíble variedad de misiles de crucero diseñados para lanzamientos desde tierra, aire, superficie acuática y subsuelo. Y por cierto, la Armada china ya ha empezado a equipar sus submarinos nucleares de ataque para lanzar misiles de crucero. El submarino tipo 093B puede llevar un sistema de lanzamiento vertical de 24 lanzadores, y también se espera que las mismas instalaciones estén en lossumergibles Tipo 095.
Los grandes submarinos de ataque chinos podrían amenazar con misiles de crucero tanto a buques estadounidenses como a instalaciones en tierra, y también podrían servir de plataforma para el despliegue de los equipos de fuerzas especiales, o como naves nodrizas para drones subacuáticos.

Drones de superioridad aérea

Aunque el Ejército chino ha dedicado considerable atención al desarrollo de la tecnología de aviones no tripulados, no ha desplegado un gran número de drones.
En el futuro próximo China debería incrementar la producción y puesta en servicio de aviones no tripulados de vigilancia, como BZK-005 Giant Eagle, Chengdu Sky Win III, o Guizhou Soar Eagle, que le permitiría mantener una presencia sobre territorios insulares en disputa con sus vecinos y proporcionaría información al sistema de reconocimiento y ataque.
A más largo plazo, China debe considerar el desarrollo de vehículos aéreos no tripulados autónomos de superioridad aérea. Mientras las complicaciones asociadas con los drones de superioridad aérea autónomos siguen siendo significativas, el costo de la nueva generación de aviones de combate tripulados podría resultar demasiado alto incluso para China y Estados Unidos.
Por supuesto, el contexto legal de los drones autónomos, no operados externamente, sigue siendo nebuloso. Los drones de este tipo requieren un alto grado de autonomía debido tanto a la amenaza de perturbación electrónica como a los fallos de comunicación. Pero China puede desempeñar un papel productivo (o improductivo) en la formulación y adopción de las leyes internacionales que regulen el uso de sistemas de armas autónomas.

Los buques de control de mar

La Armada china ha tenido un gran éxito con sus buques de asalto anfibio Tipo 071. Uno de estos buques realizó recientemente una visita de buena voluntad al Reino Unido.
Si China está dispuesta a mantener y aumentar su capacidad de amenazar a Taiwán con la invasión, además de capturar y controlar las islas en disputa en el mar de China Oriental y el mar de China Meridional, requerirá más buques como este.
En el futuro, China podría seguir adelante con la idea de disponer de una flota anfibia. Grandes buques anfibios clase Canberra australiana o Izumo japonés podrían mejorar las capacidades anfibias de la Armada china y cumplir otras funciones. Estos buques podrán proporcionar a China capacidad antisubmarina, algo que la Armada nacional necesita perentoriamente, y una presencia local cuando sus grandes portaaviones estén ocupados.

Transporte aéreo pesado

China está a punto de dar dos grandes pasos en capacidad de transporte aéreo. Hasta hace poco, el Ejército chino disponía de viejos y obsoletos aviones de transporte de la era soviética que no respondían a sus crecientes necesidades.
Esta situación está empezando a cambiar. Por un lado, el desarrollo de Shaanxi Y-9 promete proporcionar al Ejército chino una aeronave similar a la C-130 de EE.UU. Por otro lado, China está dispuesta a hacer un gran movimiento en transporte aéreo pesado con la aeronave Y-20. Con reminiscencias de aviones tan grandes como el C-17 Globemaster o Antonov Аn-124 Ruslan u otros, los Y-20 podrían ofrecer a las Fuerzas Armadas chinas una fuerte capacidad de transporte aéreo pesado.
http://actualidad.rt.com/actualidad/164652-expertos-eeuu-5-armas-china

LEA TAMBIÉN: 
LEA TODO SOBRE BRICS AQUÍ

No hay comentarios: