Entradas populares

domingo, 9 de diciembre de 2012

PASANDO LA HOJA / ¡Las mafias, estúpido!

Por Manuel Isidro Molina
Como nunca antes, el Banco Central de Venezuela (BCV) ha sido convertido en un “centro de operaciones financieras de la corrupción”, según mis fuentes. Esta podredumbre debe ser desarticulada, de inmediato, a menos que el presidente Hugo Chávez, la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, y la presidenta del TSJ, Luisa Estela Morales, se hagan, definitivamente, cómplices de esta gigantesca estafa a la fe pública que está acabando con el bolívar y tendrá consecuencias catastróficas sobre la economía venezolana. Pronto, el país conocerá la realidad de esta pudrición: “No hay dólares”, es decir, las reservas de divisas están agotadas, “esta semana, el dólar negro llegó 18,60 y, como lo habíamos pronosticado, antes de fin de año pasará la barrera psicológica de los 20 bolívares por dólar”. Especialistas, en público y en privado, consideran insostenible la paridad oficial de 4,30 (Cadivi) y 5,30 (Sitme) por dólar, cuyo diferencial con el “mercado paralelo” (mercado negro, vox populi) ya toca los 14,30 y 13,30 bolívares, respectivamente. Legitimación de capitales Es tan descomunal el grado de ganancias especulativas delictivas de las mafias financieras chavistas enseñoreadas en el manejo sucio de las asignaciones o autorizaciones de Cadivi y Sitme, que ya constituye –además del colapso del bolívar y de las políticas del BCV y el gobierno- un grave modus operandi de legitimación de capitales. Merentes, hijo; Giordani, hijo; Loaiza, hijo, Salazar, hijo; forman una lamentable generación de pillos ultra-pudrimillonarios apadrinados por sus progenitores en altas funciones públicas. Pero, son tan idiotas, codiciosos y hedonistas estos “muchachos”, que se creen con impunidad total, lo que llamo sobre confianza de los delincuentes. El agua está derramada y putrefacta. ¿Qué harán, el presidente Chávez, la Fiscal Ortega Díaz y la magistrada Morales?
La vuelta del Presidente Seguramente, nada grato para el presidente Chávez, a su regreso de Cuba, luego de su más reciente tratamiento de paciente oncológico, ha sido enterarse de que el bolívar está pulverizado y que el BCV está exhausto en cuanto a monedas extranjeras, mientras las mafias financieras chavistas están a reventar de riqueza mal habida, bajo patrocinio de personeros clave de su equipo económico de gobierno. Todas las denuncias públicas y reservadas sobre este affaire contra el bolívar y la economía venezolana, con serias ramificaciones internacionales hacia países aliados del gobierno nacional, han sido congeladas, paralizadas o desestimadas, cuando aparecen los nombres y apellidos que vinculan a los delincuentes con altos cargos públicos y sus relacionados (testaferros). Aunque no se les puedan comprobar delitos en sus respectivos ejercicios, quienes han apadrinado a sus hijos y otros mafiosos testaferros suyos, para delinquir en el sistema financiero venezolano, moralmente están obligados a separarse de sus cargos, inmediatamente. Deben irse, inmediatamente, repito. Y el presidente Hugo Chávez está moralmente obligado a echarlos del sistema financiero nacional, para abrir las compuertas a las investigaciones penales pertinentes.
FISCALÍA, ONA y CICPC Sin más dilaciones, la Fiscalía General de la República debe promover la estructuración de equipos mixtos especializados de fiscales con competencia nacional, expertos de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) para batir a estas mafias dedicadas a la corrupción financiera, cuyos capos ultra enriquecidos y demás integrantes han actuado con premeditación y alevosía prevalidos de sus estrechos vínculos con altos cargos del BCV y del gobierno nacional. Y el gobierno del presidente Chávez -desde Miraflores, la Vicepresidencia Ejecutiva de la República y los ministerios de Interior y Justicia y de Planificación y Finanzas-, debe combatir a estos delincuentes y facilitar abiertamente las investigaciones por parte de la Fiscalía General y sus órganos auxiliares de investigación criminal.
Las mafias, estúpido La angustia que nos generan la inexorable pulverización del bolívar y el próximo colapso de la economía venezolana, trae a la memoria la famosa expresión de James Carville, asesor del entonces (1992) candidato presidencial Bill Clinton, “La economía, estúpido”, escrita como un llamado de atención permanente para afincar los rasgos de campaña que lograron lo imposible: derrotar al presidente George H. W. Bush, quien había acumulado hasta 90% de popularidad por la exitosa guerra contra Irak (Tormenta en el desierto, 1990-91) y la desintegración de la Unión Soviética (1991). Parafraseando al experto estadounidense, en la Venezuela actual y sin ánimo electorero, vale la expresión “Las mafias, estúpido”, para alertar al gobierno y otras instituciones del estado para que asuman sus responsabilidades antidelictivas. No es opcional, para el presidente Chávez, es una obligación constitucional, legal y moral actuar con la urgencia y la decisión requeridas. Igual ocurre con la fiscal general Luisa Ortega Díaz.
· LA “BARBIE” DEL BCV se acomodó con un nuevo apartamento en la urbanización La Castellana, de Caracas, “regalo” adquirido por su amantísimo por la bicoca de 3.000.000,00 de dólares (TRES MILLONES DE DÓLARES), lo que puede ser corroborado por la Fiscalía, la ONA y el CICPC, bajo la presunción de legitimación de capitales.
· LAS “CORRUMODELOS” son la versión venezolana de las ya famosas ”narcomodelos” que internacionalmente se tienen como parejas estables o eventuales de no menos mal famosos capos del narcotráfico. Varias veces he escrito que en Venezuela, la magnitud dineraria de la corrupción equivale a las del narcotráfico en Colombia, México o Estados Unidos, y que sus mecanismos de lavado de dinero son similares, igual que –pudiéramos decir- sus usos y costumbres. En este caso, corrupto chavista que se respete, debe dejarse ver con despampanante “chica”, “modelo” o simple “prepago”, sin importar cuánto cuestan, cobran o son capaces de recibir como muestras de “amor”. “Rosita” es una pendeja, al lado de las encumbradas corrumodelos de los mafiosos financieros chavistas. O al revés: los narcotraficantes y otros peligrosos delincuentes encarcelados o prófugos son unos pendejos en cuanto a la riqueza manejada por los mafiosos financieros chavistas, por lo que sus “chicas” también lo son. Cuando comiencen a caer en manos de la justicia, los mafiosos financieros chavistas, comenzarán a caer las sensuales “muchachas” de esta nueva clase de “corrumodelos”.
· EN LOS BAJOS FONDOS DEL BCV se refieren al presidente Hugo Chávez como “El Zambo”, en el entendido racista de que está incapacitado para enterarse y comprender el descomunal sucio y criminal manejo financiero que está pulverizando el bolívar, a beneficio de unos cuantos pillos: Familias enteras están delinquiendo con una mezcla de codicia y hedonismo sin precedentes en las finanzas públicas venezolanas. · AGREGO NOMBRES a las listas publicadas con anterioridad: Alejandro Merentes, César Loaiza y Diego Salazar son socios de Vielma Mora en los manejos financieros y empresariales que los han catapultado a la condición de pudrimillonarios de la “revolución”. Están nerviosos, se les acaba el tiempo, pronto los irán a buscar. Equivocados, creen que todo lo pueden comprar.
· LUJOSOS BIENES RAÍCES Y VEHÍCULOS son magníficas pistas para llegar hasta las guaridas de pudrimillonarios chavistas. Abundan las “Roraima” y otras camionetotas, pethouses, quintas y “empresas”, especialmente en el este de Caracas y sectores ricos de otras ciudades. ¿Investigarán? Esa pudrición, va a caer. manuelisidro21@gmail.com * @manuelisidro21

No hay comentarios: